Cools­cul­ptin. Usa el frío pa­ra man­te­ner­te be­lla.

Variedades - - CONTENIDO -

To­das las mu­je­res, a pe­sar de man­te­ner­nos en for­ma y co­mer sa­na­men­te, acu­mu­la­mos al­go de gra­sa en di­fe­ren­tes par­tes del cuer­po, muy pun­tua­les y la al­ter­na­ti­va pa­ra eli­mi­nar­la, has­ta aho­ra, era en­trar al qui­ró­fano y so­me­ter­nos a un tra­ta­mien­to in­va­si­vo co­mo la li­po­suc­ción o las mo­les­tas in­yec­cio­nes po­co efec­ti­vas. Pe­ro des­preocú­pa­te, por­que eso que­dó en el pa­sa­do, aho­ra pue­des eli­mi­nar to­das esas im­per­fec­cio­nes con el Cools­cul­pting, que eli­mi­na la gra­sa lo­ca­li­za­da de for­ma de­fi­ni­ti­va, uti­li­zan­do una tec­no­lo­gía de en­fria­mien­to que des­tru­ye las cé­lu­las gra­sas de for­ma se­lec­ti­va, a tra­vés de un pro­ce­di­mien­to na­tu­ral y gra­dual que no da­ña la piel. ¿CÓ­MO FUN­CIO­NA?

La tec­no­lo­gía usa­da por el Cools­cul­pting adap­ta la tem­pe­ra­tu­ra apli­ca­da al cuer­po al­can­zan­do un má­xi­mo de -11ºc o -10ºc -se­gún la per­so­na a quién se le apli­que-. Las cé­lu­las gra­sas del cuer­po al re­ci­bir es­tas tem­pe­ra­tu­ras en­tran en apop­to­sis (des­truc­ción ce­lu­lar pro­vo­ca­da por el or­ga­nis­mo), y los ma­cró­fa­gos (cé­lu­las que ab­sor­ben los cuer­pos ex­tra­ños) se co­men la gra­sa y el cuer­po las ex­clu­ye de ma­ne­ra na­tu­ral me­dian­te el sis­te­ma lin­fá­ti­co, lo­gran­do eli­mi­nar apro­xi­ma­da­men­te 30% de la gra­sa tra­ta­da, lo que ga­ran­ti­za la pér­di­da de cen­tí­me­tros de for­ma de­fi­ni­ti­va.

Un pro­to­co­lo tí­pi­co de tra­ta­mien­to se­ría el si­guien­te: 3 ci­clos pe­que­ños (pa­ra ab­do­men, flan­co iz­quier­do y flan­co de­re­cho), o 2 ci­clos pe­que­ños pa­ra flan­cos y uno gran­de pa­ra ab­do­men. Hay pa­cien­tes que rea­li­zan un so­lo ci­clo, por ejem­plo, pa­ra el ab­do­men.

¿QUIÉN LO PUE­DE USAR? An­te­rior­men­te el Cools­cul­pting era usa­do úni­ca­men­te en per­so­nas con mu­cho pe­so y gra­sa cor­po­ral, pe­ro la nue­va téc­ni­ca po­see apa­ra­tos que tra­ba­jan en 360º, per­mi­tien­do usar­los en per­so­nas con acu­mu­la­ción

de gra­sa en zo­nas pe­que­ñas y es­pe­cí­fi­cas, aun sien­do de­por­tis­tas o con si­lue­tas es­ti­li­za­das, pe­ro con cú­mu­los adi­po­sos im­po­si­bles de eli­mi­nar.

Esas áreas más pro­pen­sas a acu­mu­lar gra­sas son el ab­do­men, los la­te­ra­les del tor­so, la es­pal­da, la par­te in­ter­na de los mus­los, las ro­di­llas, los bra­zos, el pe­cho mas­cu­lino y el men­tón. Pa­ra ello se re­co­mien­dan de dos a tres se­sio­nes de en­tre una y dos ho­ras ca­da una, de­pen­dien­do de la zo­na a tra­tar, ase­gu­ran­do que con dos ci­clos el con­torno se re­du­ci­rá de for­ma de­fi­ni­ti­va, aun­que los re­sul­ta­dos se em­pie­cen a no­tar a las tres se­ma­nas de rea­li­za­do el tra­ta­mien­to y la re­duc­ción de cen­tí­me­tros y la pér­di­da de gra­sa me­jo­ra­rá gra­dual­men­te du­ran­te los tres me­ses pos­te­rio­res al tra­ta­mien­to; pe­ro el pa­cien­te pue­de vol­ver a ha­cer su vi­da nor­mal tras la pri­me­ra se­sión, sin ne­ce­si­dad de pe­río­do de re­cu­pe­ra­ción.

Te mos­tra­mos la so­lu­ción pa­ra eli­mi­nar esa gra­sa lo­ca­li­za­da sin ne­ce­si­dad de pa­sar por un qui­ró­fano o por las mo­les­tas in­yec­cio­nes

VEN­TA­JAS VER­SUS OTROS TRA­TA­MIEN­TOS INVASIVOS

Con la li­po­suc­ción los re­sul­ta­dos son in­me­dia­tos, pe­ro ge­ne­ran un pro­ce­so in­va­si­vo, ge­ne­ral­men­te con mu­chos do­lo­res en el área tra­ta­da, he­ma­to­mas y pe­río­dos de re­cu­pe­ra­ción me­dia­na­men­te lar­gos. Con el Cools­cul­pting los re­sul­ta­dos no son tan drás­ti­cos y rá­pi­dos, por ser un tra­ta­mien­to na­tu­ral, pe­ro con él evi­tas el do­lor, el ries­go de una in­ter­ven­ción, los he­ma­to­mas y el tiem­po de re­cu­pe­ra­ción aso­cia­do a la li­po­suc­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.