Vis­ta per­fec­ta con la za­naho­ria

La za­naho­ria con­tie­ne múl­ti­ples vi­ta­mi­nas, fi­bras y ayu­da a man­te­ner­nos sa­cia­dos ace­le­ran­do el me­ta­bo­lis­mo per­mi­tien­do que­mar gra­sas

Variedades - - DIETA - Por Jo­xa­na Ve­lás­quez

La dieta es muy im­por­tan­te pa­ra desa­rro­llar y man­te­ner los ojos sa­nos; pe­ro si se de­sea te­ner una sa­lud vi­sual óp­ti­ma, se re­quie­re apor­tar gran­des can­ti­da­des de nu­trien­tes al or­ga­nis­mo, ya que ellos son esen­cia­les e in­ter­vie­nen en el buen fun­cio­na­mien­to de la vis­ta; mu­chas ve­ces, las per­so­nas los cui­dan con­su­mien­do ali­men­tos sa­nos, ver­du­ras fres­cas y te­nien­do una ten­sión mí­ni­ma, pe­ro ellos se en­fren­tan dia­ria­men­te a gran­des pro­ble­mas, co­mo lo es la con­ta­mi­na­ción y que así, au­men­ten la po­si­bi­li­dad de que los ojos se vuel­van más dé­bi­les y sen­si­bles. La za­naho­ria po­see gran can­ti­dad de be­ne­fi­cios que son ex­ce­len­tes pa­ra la sa­lud, en­tre ellos se en­cuen­tran las pro­pie­da­des po­si­ti­vas que tie­ne pa­ra la vis­ta. In­ge­rir zu­mo de za­naho­ria de ma­ne­ra con­ti­nua, ayu­da a me­jo­rar los pro­ble­mas de la vi­sión, pues­to que di­cho ve­ge­tal con­tie­ne Vi­ta­mi­nas A, C y be­ta-ca­ro­teno; es­tas vi­ta­mi­nas ayu­dan a for­ta­le­cer los ojos, si se pre­sen­ta al­gu­na di­fi­cul­tad, en­tre las que se en­cuen­tran ce­gue­ra y la vi­sión bo­rro­sa en lu­ga­res con po­ca cla­ri­dad. Se les re­co­mien­da a las mu­je­res em­ba­ra­za­das que in­gie­ran fre­cuen­te­men­te ju­go de za­naho­ria, ya que los be­ne­fi­cios que pre­sen­ta son muy nu­tri­ti­vos, tan­to pa­ra el be­bé co­mo pa­ra la ma­dre. El zu­mo de la za­naho­ria con­tie­ne lu­teí­na y zea­xan­ti­na, que fa­vo­re­cen al sis­te­ma óp­ti­co, y así pro­te­ger­los de al­gu­nas en­fer­me­da­des co­mo el as­tig­ma­tis­mo, la de­ge­ne­ra­ción ocu­lar y las ca­ta­ra­tas (en­fer­me­dad de la vis­ta). De­bi­do a su al­to ni­vel de Vi­ta­mi­na C, el ju­go de za­naho­ria es idó­neo pa­ra re­du­cir la sen­sa­ción de fa­ti­ga que se pro­du­ce con el so­bres­fuer­zo que se rea­li­za al tra­ba­jar en lu­ga­res os­cu­ros.

dieta de La Za­naho­ria

La za­naho­ria es uno de los ve­ge­ta­les más sa­lu­da­ble que se pue­den en­con­trar. Pe­ro con ella se pue­de rea­li­zar la dieta rá­pi­da que es un ré­gi­men ali­men­ti­cio des­in­to­xi­can­te y de­pu­ra­ti­vo, el cual te ayu­da­rá a per­der pe­so de ma­ne­ra na­tu­ral; el cual con­sis­te en con­su­mir por una se­ma­na o 15 días abun­dan­te za­naho­ria, así que si es uno de tus ve­ge­ta­les pre­di­lec­tos y deseas adel­ga­zar, es­ta dieta es ideal pa­ra ti, ya que se de­be co­mer apro­xi­ma­da­men­te 6 za­naho­rias por día, y se pue­den in­cluir en las co­mi­das o en­tre ellas. Es re­co­men­da­ble agre­gar­la en los ba­ti­dos por la ma­ña­na (ideal pa­ra la vis­ta), co­mer unos bas­to­nes en la tar­de, uti­li­zar­las ra­lla­das en en­sa­la­da o al va­por acom­pa­ña­da con una pe­chu­ga de po­llo. Las pro­pie­da­des de la za­naho­ria cru­das son me­jor apro­ve­cha­das por el or­ga­nis­mo des­de sus nu­trien­tes has­ta su fi­bra.

¿DA BUE­NOS RE­SUL­TA­DOS?

Si se cum­ple la dieta de ma­ne­ra es­tric­ta y res­pe­tan­do ca­da uno de los pa­sos, se pue­den per­der has­ta 2 ki­los en una se­ma­na. Una de las pro­pie­da­des prin­ci­pa­les de la dieta de za­naho­ria es que es­tá des­ti­na­da a que­mar las gra­sas que se va acu­mu­lan­do en el cuer­po y a de­pu­rar el or­ga­nis­mo a tra­vés de las fi­bras que se con­su­men. La ac­ción diu­ré­ti­ca que con­tie­nen los ve­ge­ta­les per­mi­ten in­cre­men­tar los nu­trien­tes en el cuer­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.