Leo

50 respuestas armonizar - - Índice -

Leo es la ex­pre­sión del rey, del ar­tis­ta, sus crea­cio­nes son fun­da­men­ta­les. Por don­de él pa­sa, de­ja una es­te­la. Pe­ro, si no se re­con­ci­lia con su fuer­za opues­ta (Acuario) y no es ca­paz de ser uno más den­tro de un gru­po, se­rá un “rey” tris­te, sin ale­gría. Leo, el 5º pa­so de la ener­gía, tie­ne la par­ti­cu­la­ri­dad de, por pri­me­ra vez en el zo­día­co, re­co­no­cer de quién se tra­ta. Leo sa­be quién es. Al cen­trar­se en sí mis­mo pue­de trans­mi­tir se­gu­ri­dad e irra­diar con­fian­za y op­ti­mis­mo, más de lo que en el fon­do sien­te. El co­nec­tar­se con el Cha­kra (cen­tro) del co­ra­zón es fun­da­men­tal, ya que de ahí mis­mo sur­gen su amor y crea­ti­vi­dad. Él vie­ne a ocu­par un lu­gar de cen­tro, el de go­ber­na­dor o rey pe­ro no un rey ti­rá­ni­co, rí­gi­do o res­tric­ti­vo, co­mo lo se­rían otras ener­gías. Leo vie­ne a dar ale­gría, los me­jo­res elo­gios y las so­lu­cio­nes equi­ta­ti­vas. Así co­mo tam­bién es­pe­ra que le pro­di­guen ala­ban­zas y agra­de­ci­mien­tos. Por un la­do, se di­fe­ren­cia del res­to pe­ro, por el otro, ne­ce­si­ta a los de­más. En de­fi­ni­ti­va, son los otros los que eli­gen que él se si­túe don­de es­tá. Por eso, él con­fir­ma quién es a tra­vés de los de­más. No le gus­tan los cam­bios, cuan­do to­ma una de­ci­sión es di­fí­cil que se mue­va de su pun­to de vis­ta. Sa­be dar­le se­gu­ri­dad a otros pe­ro no des­de un lu­gar de pro­tec­ción can­ce­ria­na, sino dán­do­le im­por­tan­cia al otro, ayu­dán­do­lo a cen­trar­se. La fuer­za de Leo lle­va a que uno re­gis­tre quién es y qué quie­re. Le en­can­ta con­du­cir y or­ga­ni­zar, pe­ro él no es el que rea­li­za las ac­cio­nes. Él es­tá sen­ta­do y des­de allí di­ri­ge. Cuan­do una si­tua­ción lo­gra des­en­ca­jar­lo, no se de­pri­me pe­ro dra­ma­ti­za. ¡Y se­rá me­jor es­cu­char­lo!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.