No ha­ce cás­ca­ra

El ma­ní afron­ta una cam­pa­ña di­fí­cil con pér­di­das pro­duc­ti­vas y du­das co­mer­cia­les. Las em­pre­sas pla­nean re­es­truc­tu­rar sus cos­tos.

AgroVoz - - Página Delantera - An­drés Fe­rre­ras Co­rres­pon­sa­lía

ES­TA­MOS INSERTOS EN UN ESQUEMA GLO­BAL Y NO SO­MOS LOS ÚNI­COS QUE DEFINIMOS LOS PRE­CIOS DEL MA­NÍ.

Ja­vier Mar­ti­net­to, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra Ar­gen­ti­na del Ma­ní

ES DI­FÍ­CIL CUANTIFICAR, POR­QUE HAY UN MO­SAI­CO MUY VA­RIA­DO. PE­RO LAS PÉR­DI­DAS SON IM­POR­TAN­TES.

Alberto Mo­res­si, ti­tu­lar del Cen­tro de In­ge­nie­ros Agró­no­mos

HAY UN POR­CEN­TA­JE DE LA AC­TUAL COSECHA QUE NO SE VA A PO­DER CUM­PLIR DES­DE LO CO­MER­CIAL.

Ri­car­do Díaz, pre­si­den­te de la Fun­da­ción Ma­ní Ar­gen­tino

HAY QUE BA­JAR EL COS­TO DE PRO­DUC­CIÓN. NO ES SUS­TEN­TA­BLE PA­RA EL DESA­RRO­LLO DE LAS EM­PRE­SAS

Guillermo Ca­vi­glias­so, ge­ren­te de la em­pre­sa Pro­de­man

L a úni­ca cer­te­za que tie­nen los pro­duc­to­res, profesiona­les y em­pre­sas vin­cu­la­dos al ma­ní es que na­da se­rá co­mo el año pa­sa­do. Cal­cu­lar la caí­da en los vo­lú­me­nes y ca­li­dad del grano en la ac­tual cosecha es un ejer­ci­cio al que ca­si na­die quie­re aso­mar­se to­da­vía.

La histórica se­quía que al­can­zó a to­da el área ma­ni­se­ra de­jó un mo­sai­co di­ver­so, en el que con­vi­ven cua­dros muy dis­tin­tos y no se sa­be a cien­cia cier­ta cuál se­rá el im­pac­to fi­nal por la fal­ta de agua.

De arran­que, hay quie­nes sos­tie­nen que de­be ha­cer­se un re­plan­teo de cos­tos, apun­tan­do prin­ci­pal­men­te a los al­qui­le­res, una de las va­ria­bles que más im­pac­tan. Y el otro te­ma muy de­li­ca­do se­rá si po­drá lle­gar­se a cum­plir con los com­pro­mi­sos en vo­lu­men y ca­li­dad pre­exis­ten­tes, es­pe­cial­men­te con Eu­ro­pa.

Hoy Ar­gen­ti­na, uno de los prin­ci­pa­les ex­por­ta­do­res mun­dia­les de ma­ní, es­tá re­ti­ra­do del mer­ca­do in­ter­na­cio­nal pa­ra nue­vos ne­go­cios. Por­que no tie­ne ele­men­tos cla­ros so­bre qué ten­drá pa­ra ofre­cer en can­ti­dad y ca­li­dad.

En el Oc­ta­vo Cir­cui­to del Ma­ní que tu­vo lu­gar en Ge­ne­ral Dehe­za se dio una si­tua­ción que, en prin­ci­pio, pa­re­cía pa­ra­dó­ji­ca. En el año de la ma­yor se­quía, fue ré­cord la can­ti­dad de asis­ten­tes, con más de 750 per­so­nas. Los or­ga­ni­za­do­res, que en un mo­men­to has­ta du­da­ron de rea­li­zar el evento es­te año, no de­ja­ban de sor­pren­der­se.

Pa­ra­do­ja

Alberto Mo­res­si, pre­si­den­te del Cen­tro de In­ge­nie­ros Agró­no­mos de Ge­ne­ral Ca­bre­ra y zo­na, se ma­ni­fes­tó en­tre las du­das y la preo­cu­pa­ción que vie­ne arras­tran­do las com­pli­ca­das con­di­cio­nes en mu­chas zo­nas.

“Es muy di­fí­cil cuantificar hoy lo que va ter­mi­nar sien­do, por­que hay un mo­sai­co muy va­ria­do. Zo­nas que es­tán me­jor por sue­los que al­ma­ce­na­ron más agua, las na­pas es­ta­ban más arri­ba y ayu­da­ron. Otras, don­de llo­vió me­jor. En ge­ne­ral no va a ser fá­cil. Las pér­di­das se­rán im­por­tan­tes”, des­cri­bió.

Es­te era un año que se avi­zo­ra­ba bueno y por eso se man­tu­vie­ron las hec­tá­reas sem­bra­das en los an­te­rio­res. Pe­ro las es­ca­sas pre­ci­pi­ta­cio­nes lle­va­ron a que los lo­tes en­tre­ga­ran ren­di­mien­tos muy ba­jos y de du­do­sa ca­li­dad, se­gún las eva­lua­cio­nes a cam­po.

La úl­ti­ma llu­via en Ge­ne­ral Dehe­za había si­do en Na­vi­dad, lo que gra­fi­ca la si­tua­ción. Hay lu­ga­res don­de el pi­so es­tá tan se­co y du­ro que ni si­quie­ra se pue­de en­te­rrar la re­ja pa­ra arran­car el ma­ní.

En­ci­ma, pro­pio de años muy se­cos, se em­pie­zan a ad­ver­tir pro­ble­mas de sa­ni­dad con mu­cha pre­sen­cia de afla­to­xi­na, al­go que se te­mía po­día ocu­rrir al no contar con agua su­fi­cien­te al mo­men­to del lle­na­do del grano.

El cre­ci­mien­to que tu­vo el sec­tor en los úl­ti­mos 10 años en­te­rró te­mas de los que ya nos se ha­bla­ba, co­mo re­fi­nan­cia­ción de deu­das. An­te un evento cli­má­ti­co ines­pe­ra­do, por el que mu­chos per­die­ron co­se­chas de so­ja y maíz y van a te­ner ren­di­mien­tos de ma­ní muy por de­ba­jo de los es­pe­ra­bles, entra un com­bo com­pli­ca­do, ana­li­zó des­de la Cá­ma­ra del Ma­ní, Ja­vier Mar­ti­net­to.

La es­pe­ran­za pues­ta en un re­bo­te del pre­cio del grano, co­mo pa­só en otros cul­ti­vos, y cu­brir de esa ma­ne­ra la bre­cha del me­nor ren­di­mien­to, tie­ne al­gu­nos ma­ti­ces en con­tra. Hay una so­bre­ofer­ta mun­dial por las al­tas pro­duc­cio­nes de Es­ta­dos Uni­dos y de Bra­sil. “Es­ta­mos insertos en un esquema glo­bal, no so­mos los úni­cos que definimos los pre­cios”, ad­vir­tió.

So­la­men­te aquel mer­ca­do que pre­fie­re ma­ní ar­gen­tino pue­de le­van­tar un po­co el pre­cio, pe­ro allí tam­bién en­tra­rán a ju­gar los pa­rá­me­tros de ca­li­dad.

To­das las em­pre­sas ha­cen ven­tas an­ti­ci­pa­das y se vuel­ve im­por­tan­te sa­ber has­ta qué pun­to es­tá ven­di­da es­ta cosecha, pa­ra mag­ni­fi­car los pro­ble­mas co­mer­cia­les.

AM­PLIAR LAS ZO­NAS DE PRO­DUC­CIÓN PA­RA EL MA­NÍ POR FUE­RA DE CÓR­DO­BA ES UNA OP­CIÓN PA­RA RE­DU­CIR RIES­GOS, AUN­QUE LA LO­GÍS­TI­CA COM­PLI­CA ESA EX­PAN­SIÓN.

“Ten­dre­mos un por­cen­ta­je de la cosecha que no los va a po­der cum­plir”, avi­zo­ró Ri­car­do Díaz, pre­si­den­te de la Fun­da­ción Ma­ní Ar­gen­tino.

¿Achi­que?

To­da es­ta si­tua­ción vie­ne a plan­tear tal vez un nue­vo es­ce­na­rios a fu­tu­ro y lo más afec­ta­do po­dría ser la can­ti­dad de hec­tá­reas que se sem­bra­rán la pró­xi­ma cam­pa­ña.

“Hay que ba­jar los cos­tos de pro­duc­ción. No es sus­ten­ta­ble de es­ta ma­ne­ra. Las em­pre­sas va­mos a re­plan­tear­nos pa­ra lle­var un cosecha más tran­qui­la”, ana­li­zó Guillermo Ca­vi­glias­so, de la fir­ma Pro­de­man.

Con­si­de­ró que la va­ria­ble que más im­pac­ta hoy en las em­pre­sas es el al­qui­ler. “Los due­ños de cam­po tie­ne que sa­ber que lo sus­ten­ta­ble del ne­go­cio a lar­go pla­zo es que to­dos po­da­mos con­vi­vir, ga­nan­do di­ne­ro en con­jun­to”, di­jo el em­pre­sa­rio.

Cór­do­ba con­cen­tra la pro­duc­ción y pro­ce­sa­mien­to del ma­ní ca­si con ex­clu­si­vi­dad en el país. En años de ex­tre­ma se­quía, esa con­di­ción se vuel­ve una de­bi­li­dad, por­que de­ja muy po­cas al­ter­na­ti­vas al cul­ti­vo pa­ra apro­ve­char otras zo­nas. Por eso fue bien vis­to el arri­bo de una em­pre­sa sal­te­ña que bus­ca ex­pan­dir el ma­ní en el nor­te del país. “Sal­ta es una pro­vin­cia que tie­ne las con­di­cio­nes de clima y sue­lo, pe­ro el pro­ble­ma es lo­gís­ti­co”, di­jo Díaz.

De to­das ma­ne­ras, el ti­tu­lar de la Fun­da­ción Ma­ní Ar­gen­tino apos­tó a di­ver­si­fi­car las áreas de siem­bra. “La vul­ne­ra­bi­li­dad es más al­ta cuan­do se siem­bra en un so­lo lu­gar”, sos­tu­vo.

(PREN­SA CIR­CUI­TO DEL MA­NÍ)

Eva­lua­ción. Pro­duc­to­res ob­ser­van la con­di­ción del ma­ní arran­ca­do en un lo­te en Ge­ne­ral Dehe­za, du­ran­te la rea­li­za­ción del Oc­ta­vo Cir­cui­to del Ma­ní.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.