En buen es­ta­do, al pie de la sie­rra

Un mo­de­lo pas­to­ril tie­ne al si­lo de maíz co­mo in­su­mo cla­ve. Es­tra­te­gias en la Jor­na­da Cór­do­ba Ga­na­de­ra, el pró­xi­mo miér­co­les.

AgroVoz - - Página Delantera - Ale­jan­dro Ro­llán aro­[email protected]­voz­de­lin­te­rior.com.ar

ADE­MAS DE APOR­TAR PRE­VI­SI­BI­LI­DAD AL SIS­TE­MA, EL SI­LO AYU­DA A PRE­SER­VAR EL RE­CUR­SO SUE­LO.

Ho­ra­cio Val­dez, pro­pie­ta­rio del es­ta­ble­ci­mien­to La Tu­la

En el de­par­ta­men­to Is­chi­lín, un mo­de­lo pas­to­ril de ci­clo com­ple­to tie­ne al si­la­je de maíz co­mo ele­men­to es­tra­té­gi­co. El su­mi­nis­tro, en­tre agos­to y oc­tu­bre, per­mi­te man­te­ner la pro­duc­ción en años se­cos.

Ha­cer ga­na­de­ría en el ar­co no­roes­te de la pro­vin­cia no es fá­cil y si las llu­vias no acom­pa­ñan, las con­di­cio­nes se pue­den vol­ver ex­tre­mas. Ese fue el es­ce­na­rio que acon­te­ció en el úl­ti­mo ve­rano, cuan­do las pre­ci­pi­ta­cio­nes mos­tra­ron un dé­fi­cit de en­tre 250 y 300 mi­lí­me­tros, su­ma­do a que lo po­co que llo­vió fue en for­ma tar­día. Fue un ba­che im­po­si­ble de cu­brir, si se tie­ne en cuen­ta que 80 por cien­to de la pro­duc­ción de fo­rra­je en la re­gión se da en­tre la pri­ma­ve­ra y el ve­rano.

En su es­ta­ble­ci­mien­to La Tu­la, en el de­par­ta­men­to Is­chi­lín, Ho­ra­cio Val­dez ha lo­gra­do re­du­cir los efec­tos que la va­ria­bi­li­dad cli­má­ti­ca im­po­ne so­bre su mo­de­lo de ci­clo com­ple­to. Sin de­jar de pro­du­cir car­ne a pas­to, pe­ro con la ayu­da del si­la­je de maíz, el pro­duc­tor lo­gró sor­tear la úl­ti­ma pri­ma­ve­ra y se pre­pa­ra pa­ra en­fren­tar el pró­xi­mo in­vierno.

“El pro­ble­ma es que es­ta­mos en­tran­do al in­vierno con un 50 por cien­to me­nos de pas­to, por­que no se ge­ne­ró du­ran­te el ve­rano. Ese dé­fi­cit im­pli­ca que pa­ra la pri­ma­ve­ra va­mos a es­tar en se­rios pro­ble­mas”, aler­tó an­te Agro­voz el pro­duc­tor y do­cen­te uni­ver­si­ta­rio.

Val­dez tras­mi­ti­rá su ex­pe­rien­cia en el ma­ne­jo ga­na­de­ro el pró­xi­mo miér­co­les, du­ran­te la Ter­ce­ra Jor­na­da Cór­do­ba Ga­na­de­ra, que ten­drán lu­gar en el Cen­tro de Con­ven­cio­nes del Di­no­sau­rio Mall, en Cór­do­ba.

Au­to­con­su­mo

La de­ci­sión de “in­ten­si­fi­car” su mo­de­lo de pro­duc­ción ha­bía arran­ca­do con la re­cría y ter­mi­na­ción du­ran­te un pro­ce­so de in­ver­na­da. Sin em­bar­go, la ne­ce­si­dad de pre­ser­var el es­ta­do cor­po­ral de las va­cas du­ran­te el fi­nal de la ges­ta­ción lo lle­vó a Val­dez a in­cor­po­rar el si­la­je de maíz a esa ca­te­go­ría, que pro­du­ce en el mis­mo es­ta­ble­ci­mien­to.

En ve­ra­nos co­mo el pa­sa­do, cuan­do la va­ria­bi­li­dad cli­má­ti­ca in­ter­anual fue tan mar­ca­da, el su­mi­nis­tro de si­lo a tra­vés de un sis­te­ma de au­to­con­su­mo en­tre agos­to y oc­tu­bre le per­mi­tió man­te­ner la car­ga ani­mal y el es­ta­do cor­po­ral de los vien­tres.

So­bre una su­per­fi­cie de 400 hec­tá­reas, La Tu­la tra­ba­ja con una car­ga de 0,5 uni­da­des ganaderas por hec­tá­rea.

La adop­ción de es­ta tec­no­lo­gía de pro­ce­so por par­te de Val­dez no es ca­sua­li­dad. Lle­va me­di­dos des­de ha­ce 40 años la pro­duc­ción de car­ne en su cam­po de pie de sie­rra. La pri­me­ra apro­xi­ma­ción que hi­zo pa­ra ver có­mo se com­por­ta­ba la va­ria­bi­li­dad cli­má­ti­ca en la pro­duc­ción de car­ne fue com­pa­rar años bue­nos en pre­ci­pi­ta­cio­nes, de 800 mi­lí­me­tros, con otros de me­nor apor­te, 600 mi­lí­me­tros.

La eva­lua­ción in­clu­yó un sis­te­ma de pas­to­reo en cua­tro lo­tes de ro­ta­ción. En años de 800 mi­lí­me­tros de llu­vias, el pas­to­reo ro­ta­ti­vo en esos lo­tes cien­to por cien­to de pas­to na­tu­ral re­por­tó una pro­duc­ción de 16 ki­los de ter­ne­ro por hec­tá­rea. Mien­tras que en los años “se­cos”, de 600 mi­lí­me­tros, la pro­duc­ción ca­yó a nue­ve ki­los, con una va­ria­ción ne­ga­ti­va del 43 por cien­to en­tre años.

Co­mo ins­tan­cia su­pe­ra­do­ra, Val­dez de­ci­dió in­cluir en los cua- tro lo­tes en ro­ta­ción un 30 por cien­to de pas­tu­ras im­plan­ta­das. Allí, los re­sul­ta­dos fue­ron de 41 ki­los de ter­ne­ro por hec­tá­rea en los años de 800 mi­lí­me­tros, y de 26 ki­los en los de 600 mi­lí­me­tros. Sin em­bar­go, la dis­per­sión que im­po­nía la va­ria­bi­li­dad cli­má­ti­ca se­guía sien­do al­ta: 36 por cien­to.

Más es­ta­bi­li­dad

En la bús­que­da de ma­yor efi­cien­cia en el uso del pas­to, el pro­duc­tor de­ci­dió cam­biar el sis­te­ma ro­ta­ti­vo de cua­tro lo­tes por uno con 25 uni­da­des en ro­ta­ción, que al­ber­ga­ra 70 por cien­to de pas­to na­tu­ral y 30 por cien­to de pas­tu­ras im­plan­ta­das.

En ese es­que­ma, con el apor­te de 800 mi­lí­me­tros la pro­duc­ción tre­pó a 86 ki­los de ter­ne­ros, mien­tras que con 600 mi­lí­me­tros el re­sul­ta­do fue de 57 ki­los. Una caí­da de 33 por cien­to. “Más allá de la me­jo­ra, vuel­ve a caer de for­ma mar­ca­da la pro­duc­ción por la fal­ta de pas­to”, ob­ser­vó Val­dez.

Con el ob­je­ti­vo de bus­car un pun­to de es­ta­bi­li­dad, pu­so en mar­cha so­bre las 25 uni­da­des ro­ta­ti­vas un plan­teo con 70 por cien­to de pas­to na­tu­ral, 23 por cien­to de pas- tu­ras im­plan­tas y sie­te por cien­to de si­lo. En años de 800 mi­lí­me­tros, la pro­duc­ción fue de 110 ki­los de ter­ne­ros por hec­tá­rea, mien­tras que con 600 mi­lí­me­tros, la pro­duc­ción ca­yó a 79 ki­los. Pe­ro la bre­cha se achi­có al 28 por cien­to.

“Apun­ta­mos a una ga­na­de­ría que di­fie­re de la tra­di­cio­nal, que era de ba­jo cos­to y de re­sul­ta­dos va­ria­bles, por otra de cos­tos va­ria­bles y re­sul­ta­dos más cons­tan­tes”, sos­tu­vo.

Ba­jo el sis­te­ma de au­to­con­su­mo de si­la­je de maíz en La Tu­la, una hec­tá­rea de si­lo de maíz –que apor­ta en­tre 9 y 12 to­ne­la­das de ma­te­ria se­ca con una di­ges­ti­bi­li­dad del 66 por cien­to– per­mi­te ali­men­tar a 10 va­cas por un pe­río­do de 100 días.

Cos­tos y be­ne­fi­cios

Se­gún los nú­me­ros de Val­dez, el gas­to di­rec­to del si­lo es de 108 mil pe­sos por ca­da 100 va­cas, que con­su­men seis ki­los dia­rios de la re­ser­va du­ran­te 90 días a un va­lor de dos pe­sos por ki­lo de ma­te­ria se­ca. “Es una in­ver­sión que se amor­ti­za rá­pi­da­men­te”, ase­gu­ró. Por el uso de es­ta die­ta, su por­cen­ta­je de des­te­te cre­ció del 75 al 85 por cien­to, lo que sig­ni­fi­ca 10 ter­ne­ros más que, con un pe­so de 170 ki­los y a un va­lor de 43 pe­sos por ki­lo, ge­ne­ran un in­gre­so de 73 mil pe­sos. Si se le su­ma la so­bre­vi­da de las va­cas, con una ta­sa del cin­co por cien­to, sig­ni­fi­can cin­co ani­ma­les más que, con un pe­so de 440 ki­los a un va­lor de 23 pe­sos el ki­lo vi­vo, apor­tan 50.600 pe­sos. “El si­lo de­ja a fa­vor 15.700 mil pe­sos”, pre­ci­só el pro­duc­tor. Ade­más del eco­nó­mi­co, Val­dez des­ta­có el be­ne­fi­cio am­bien­tal del mo­de­lo, ya que per­mi­te pre­ser­var el re­cur­so sue­lo y evi­tar el so­bre­pas­to­reo.

(HO­RA­CIO VAL­DEZ)

La Tu­la. En el es­ta­ble­ci­mien­to ubi­ca­do en el de­par­ta­men­to Is­chi­lín, Ho­ra­cio Val­dez ha lo­gra­do man­te­ner es­ta­bles los ín­di­ces pro­duc­ti­vos en años se­cos a par­tir del si­lo de maíz.

(HO­RA­CIO VAL­DEZ)

Es­ta­do cor­po­ral. Por el con­su­mo del si­la­je en la pri­ma­ve­ra, las va­cas en ple­na ges­ta­ción elu­die­ron los efec­tos de la se­quía es­ti­val.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.