Cor­tes en­fria­dos a Chi­na, un mer­ca­do con mu­chas li­mi­ta­cio­nes

AgroVoz - - Mercados - Ignacio Iriar­te Ga­na­dos y car­nes

Un re­cien­te ar­tícu­lo de Meat & Li­ves­tock Aus­tra­lia (MLA) ad­vier­te so­bre las li­mi­ta­cio­nes del mer­ca­do chino de cor­tes en­fria­dos.

El año pa­sa­do, só­lo uno por cien­to de las importaciones de car­ne va­cu­na del gi­gan­te asiá­ti­co fue­ron de es­tos cor­tes. To­ta­li­za­ron 6.558 to­ne­la­das pe­so pro­duc­to, abas­te­ci­das en su gran ma­yo­ría por Aus­tra­lia. Un país que vie­ne desa­rro­llan­do es­te mer­ca­do des­de ha­ce una dé­ca­da, con un éxi­to muy re­la­ti­vo.

Los cor­tes se ven­den a res­tau­ran­tes, en car­ni­ce­rías pre­mium o por In­ter­net, pe­ro la de­man­da por es­tas car­nes de al­to va­lor es to­da­vía muy re­du­ci­da por tres ra­zo­nes: la fal­ta de una ca­de­na de frío, el es­ca­so nú­me­ro de pa­rri­llas y la fal­ta de cul­tu­ra cár­ni­ca de los con­su­mi­do­res.

En Chi­na, una gran par­te de la car­ne va­cu­na es co­mer­cia­li­za­da en el día lue­go de fae­na­da, en pues­tos o fe­rias ca­lle­je­ras, en tro­zos pe­que­ños, y sin una no­men­cla­tu­ra de cor­tes. Asi­mis­mo, los mé­to­dos de coc­ción (wok, olla, fri­tu­ras) tam­po­co fa­vo­re­cen la de­man­da por cor­tes en­fria­dos.

En ge­ne­ral, gran par­te de la car­ne va­cu­na se fae­na en ma­ta­de­ros mu­ni­ci­pa­les y se ven­de lo­cal­men­te sin frío en nin­gu­na de las eta­pas del sa­cri­fi­cio y la co­mer­cia­li­za­ción.

Los es­ta­dou­ni­den­ses, que en­tra­ron al mer­ca­do chino a me­dia­dos del año pa­sa­do, han ma­ni­fes­ta­do que las di­fi­cul­ta­des que en­con­tra­ron son ma­yo­res a las es­pe­ra­das. Por ejem­plo, las exi­gen­cias de que los cor­tes de Es­ta­dos Uni­dos pro­ven­gan de ani­ma­les que ha­yan si­do cria­dos sin hor­mo­nas ni an­ti­bió­ti­cos, li­mi­ta enor­me­men­te el vo­lu­men dis­po­ni­ble pa­ra ex­por­tar. En ese país, la in­men­sa ma­yo­ría del ga­na­do en­gor­da­do se en­gor­da así yel feed­lot que no lo ha­ce, so­li­ci­ta al com­pra­dor una com­pen­sa­ción eco­nó­mi­ca de en­tre 15 y 17 por cien­to, acor­de a la efi­cien­cia de con­ver­sión que pier­de.

Los da­tos mues­tran que, en los pri­me­ros sie­te me­ses del año, Es­ta­dos Uni­dos no lo­gró ven­der en Chi­na más de unas cua­tro mil to­ne­la­das de cor­tes en­fria­dos, bien por de­ba­jo del vo­lu­men es­pe­ra­do. Y los aran­ce­les adi­cio­na­les a la car­ne nor­te­ame­ri­ca­na, es­ta­ble­ci­dos por el go­bierno chino en el mar­co de la gue­rra co­mer­cial, po­nen a los cor­tes de ese país ca­si fue­ra de com­pe­ten­cia.

Po­lí­ti­cas

La car­ne va­cu­na en Chi­na es un pro­duc­to “nue­vo”, ca­ro, es­pe­cial­men­te en re­la­ción al po­llo o el cer­do.

Pe­ro los con­su­mi­do­res per­ci­ben a la car­ne im­por­ta­da co­mo un pro­duc­to más se­gu­ro y de ma­yor ca­li­dad que la lo­cal. El go­bierno es­tá ce­rran­do mu­chos ma­ta­de­ros pre­ca­rios y mer­ca­dos ca­lle­je­ros, al tiem­po que in­cre­men­ta las exi­gen­cias sa­ni­ta­rias y fo­men­ta la ins­ta­la­ción de ca­de­nas de frío.

Se es­ti­ma que la cre­cien­te bre­cha en­tre ofer­ta y de­man­da por car­ne va­cu­na de­be­rá ser cu­bier­ta en los pró­xi­mos años ca­si en su to­ta­li­dad con car­ne im­por­ta­da, con un con­su­mo per ca­pi­ta que pa­sa­rá de los 5,6 ki­los ac­tua­les a unos 6,2 ki­los en el año 2022.

(LA VOZ)

Flo­ja de­man­da. En 2017, los cor­tes en­fria­dos re­pre­sen­ta­ron ape­nas uno por cien­to de las importaciones chi­nas de car­ne va­cu­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.