En El Ma­nan­tial, la agri­cul­tu­ra ha­ce un lu­gar a los car­dos y a los in­sec­tos

En el cam­po de la em­pre­sa AGD, ubi­ca­do en La Car­lo­ta, Syn­gen­ta lle­va a ca­bo su pro­gra­ma Pai­sa­jes Mul­ti­fun­cio­na­les. Un ma­ne­jo que apues­ta por la bio­di­ver­si­dad.

AgroVoz - - Agrovoz + Ambiente - Andrés Fe­rre­ras Co­rres­pon­sa­lía en Vi­lla Ma­ría

En el sur de Cór­do­ba se desa­rro­lla una ex­pe­rien­cia que bus­ca dar un gi­ro a la mi­ra­da so­bre la agri­cul­tu­ra, a par­tir del pro­ve­cho de es­pe­cies con­si­de­ra­das nor­mal­men­te ma­le­zas. Se bus­ca in­te­grar­las a lo que la em­pre­sa Syn­gen­ta, en es­te ca­so alia­da con Acei­te­ra Ge­ne­ral Dehe­za (AGD) y el Conicet, ha de­no­mi­na­do Pai­sa­jes Mul­ti­fun­cio­na­les.

Se tra­ta de pre­ser­var es­pa­cios sin in­ter­ve­nir y de­jar que se re­pro­duz­can plan­tas au­tóc­to­nas o im­plan­ta­das que apor­ten flo­ra­cio­nes en dis­tin­tas épo­cas del año. Es ge­ne­rar un há­bi­tat pa­ra in­sec­tos po­li­ni­za­do­res, co­mo la abe­ja, que ten­drán in­ter­ven­ción en lo­tes de cul­ti­vos con flo­res. La apues­ta es pre­ser­var la bio­di­ver­si­dad y au­men­tar la pro­duc­ción con un ma­ne­jo más na­tu­ral.

“Pro­mo­ver es­tas áreas nos va a traer be­ne­fi­cios pa­ra la agri­cul­tu­ra”, ase­gu­ra Ju­lio Priot­ti, res­pon­sa­ble de pro­duc­ción de AGD.

Las cru­cí­fe­ras y los car­dos, muy co­mu­nes en cam­pos de ex­plo­ta­cio­nes mix­tas o con his­to­ria ga­na­de­ra, son la ba­se. Tam­bién se pien­sa en ver­be­nas, tré­bol y achi­co­ria, pa­ra va­riar y au­men­tar tiem­pos de flo­ra­cio­nes.

Den­tro de los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra, lo que se mos­tró en un re­co­rri­do por el cam­po El Ma­nan­tial, que AGD tie­ne al sur de La Car­lo­ta, se tra­ba­ja en un con­so­cia­do en­tre vi­cia y cen­teno.

La cla­ve es de­fi­nir un par­che de no in­ter­ven­ción y res­pe­tar­lo, evi­tar que la agri­cul­tu­ra avan­ce so­bre la zo­na de­li­mi­ta­da.

No se tra­ta en es­te ca­so de prohi­bir que las ma­le­zas avan­cen so­bre los cul­ti­vos, sino al re­vés.

Syn­gen­ta es­tá desa­rro­llan­do es­tos mo­de­los en dis­tin­tos paí­ses. En Chi­le, Ar­gen­ti­na y Uru­guay hay unos 200 pro­duc­to­res ad­he­ri­dos y más de 250 lo­tes fun­cio­nan­do con pai­sa­jes mul­ti­fun­cio­na­les.

Ma­ría Ce­li­na Ka­se­ta, gerenta de Ne­go­cios Res­pon­sa­bles y Sus­ten­ta­bles de la com­pa­ñía des­ta­ca el va­lor “ga­nar-ga­nar” de es­te mo­de­lo que apues­ta por la bio­di­ver­si­dad y a lo­grar un tri­ple ba­lan­ce en­tre re­sul­ta­dos eco­nó­mi­cos, so­cia­les y am­bien­ta­les.

Es­ta ta­rea “com­ple­ja y la vez en­tre­te­ni­da” se en­mar­ca en los ob­je­ti­vos es­ta­ble­ci­dos ha­cia 2020 de lo­grar cul­ti­vos más efi­cien­tes, ma­yor bio­di­ver­si­dad y con­tri­buir a la re­duc­ción de la po­bre­za.

En el acuer­do con Conicet se es­tu­dia­ron los mo­de­los de bio­di­ver­si­dad de Ar­gen­ti­na. “Don­de los agró­no­mos ve­mos ma­le­zas, hay tam­bién un pai­sa­je que pue­de apor­tar al sis­te­ma”, di­jo Guillermo Del­ga­do, ge­ren­te de Pro­gra­mas Sus­ten­ta­bles.

Uno de los gran­des apor­tes de la bio­di­ver­si­dad es­tá en los alam­bra­dos. Sin res­tar su­per­fi­cies pro­duc­ti­vas, di­jo, hay que apro­ve­char los bor­des de los ca­mi­nos y li­mi­tar­les la apli­ca­ción de her­bi­ci­das.

“Com­bi­nan­do es­tas prác­ti­cas de lo­tes y par­ce­las se pue­den po­ten­ciar la co­nec­ti­vi­dad. No só­lo es be­ne­fi­cio­so por los po­li­ni­za­do­res, sino tam­bién pa­ra los pa­ra­si­toi­des que con­tro­lan pla­gas del cul­ti­vo”, agre­gó.

El mo­de­lo de los pai­sa­jes mul­ti­fun­cio­na­les co­men­zó ha­ce 11 años, pe­ro en Ar­gen­ti­na lle­va mu­cho me­nos. To­da­vía es­tá en la eta­pa de me­di­cio­nes pa­ra co­no­cer su pun­to jus­to de im­ple­men­ta­ción.

“Es­ta­mos ex­pec­tan­tes y con­ven­ci­dos que en el tiem­po van a ha­cer un apor­te a la pro­duc­ción, por mí­ni­ma que sea”, con­fió Priot­ti.

Con­tó que en El Ma­nan­tial, de 7.900 hec­tá­reas, ha­ce cua­tro años co­men­za­ron con los cul­ti­vos de ser­vi­cio, man­te­nien­do el 100 por cien­to del tiem­po el sue­lo cul­ti­va­do. Co­mo an­te­ce­sor de maíz, y des­pués de so­ja, im­plan­tan vi­cia pa­ra fi­jar ni­tró­geno, aso­cia­da con cen­teno, que lu­cha con­tra las ma­le­zas.

El com­pro­mi­so, ex­pli­ca­ron, es pro­du­cir ali­men­tos ca­da vez más na­tu­ra­les, fa­vo­re­cien­do me­nor uso de fi­to­sa­ni­ta­rios.

(LA VOZ)

To­dos jun­tos. Cul­ti­vos de co­ber­tu­ra com­par­ten el mis­mo am­bien­te con plan­tas au­tóc­to­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.