Gra­nos.

El G-20 po­dría traer no­ve­da­des pa­ra el bio­dié­sel y el acei­te de so­ja ar­gen­ti­nos.

AgroVoz - - Página Delantera - Pa­blo Adrea­ni In­di­ca­do­res agrí­co­las

Es­ta se­ma­na es­ta­rán pre­sen­tes los 19 lí­de­res de las prin­ci­pa­les po­ten­cias mun­dia­les reuni­dos en oca­sión del G-20. Se tra­ta del he­cho geo­po­lí­ti­co más im­por­tan­te pa­ra nues­tro país en to­da la his­to­ria con­tem­po­rá­nea. Des­de el pun­to de vis­ta del sec­tor agroa­li­men­ta­rio ten­dre­mos la opor­tu­ni­dad de te­ner fren­te a fren­te a los prin­ci­pa­les lí­de­res de los paí­ses que son nues­tros prin­ci­pa­les clien­tes. Arran­ca­mos por Chi­na, co­mo pri­mer com­pra­dor de so­ja ar­gen­ti­na; la Unión Eu­ro­pea, co­mo pri­mer com­pra­dor de ha­ri­na de so­ja, car­nes, fru­tas y pes­ca­dos; Es­ta­dos Uni­dos co­mo el prin­ci­pal mer­ca­do im­por­ta­dor de ali­men­tos con un va­lor de 150.000 mi­llo­nes anua­les. La In­dia co­mo el prin­ci­pal im­por­ta­dor de acei­te de so­ja de la Ar­gen­ti­na, y los paí­ses de me­dio orien­te com­pra­do­res de fru­tas se­cas y le­gum­bres. “

Con ca­da uno de esos paí­ses te­ne­mos ma­te­rias pen­dien­tes que re­sol­ver, que se ori­gi­na­ron en el au­men­to del pro­tec­cio­nis­mo. Es­ta­dos Uni­dos fue el que pren­dió la me­cha. Lue­go le si­guió Chi­na, y la Unión Eu­ro­pea to­mó ven­ta­ja del con­flic­to pa­ra vol­ver a ce­rrar al­gu­nos mer­ca­dos que abas­te­cía la Ar­gen­ti­na.

Ta­reas pen­dien­tes

Ma­cri de­be­rá plan­tear­le al pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump, la reaper­tu­ra del mer­ca­do de bio­dié­sel; en la prác­ti­ca, es­te mer­ca­do es­tá ce­rra­do por los exor­bi­tan­tes aran­ce­les que im­pu­so el go­bierno es­ta­dou­ni­den­se.

Las ex­pec­ta­ti­vas son op­ti­mis­tas pa­ra des­tra­bar es­te con­flic­to, que en los úl­ti­mos tiem­pos y por pri­me­ra vez des­de que co­men­zó fue­ron las mul­ti­na­cio­na­les es­ta­dou­ni­den­ses, con Car­gill a la ca­be­za, las que le hi­cie­ron lle­gar a Trump un pe­di­do de reaper­tu­ra co­mer­cial pa­ra el sub­pro­duc­to ar­gen­tino.

Ade­más, el Go­bierno na­cio­nal ya eli­mi­nó el di­fe­ren­cial aran­ce­la­rio en­tre el po­ro­to de so­ja y el acei­te y sus sub­pro­duc­tos, he­cho por el cual los es­ta­dou­ni­den­ses acu­sa­ban a nues­tro país de efec­tuar dum­ping en fa­vor del sec­tor acei­te­ro.

Ese di­fe­ren­cial fue el ori­gen, en prin­ci­pio, de la apli­ca­ción de aran­ce­les de im­por­ta­ción al bio­dié­sel ar­gen­tino.

Es real­men­te no­ta­ble ver co­mo cuan­do el go­bierno es­ta­dou­ni­den­se de­ci­de blo­quear el in­gre­so de bio­dié­sel de nues­tro país, la me­di­da la to­man en 24 ho­ras. Y cuan­do tie­nen que cum­plir con lo que ya es­ta­ba au­to­ri­za­do por sus pro­pios or­ga­nis­mos, co­mo fue el te­ma de la car­ne bo­vi­na en­fria­da, de­mo­ra me­ses y has­ta años en po­ner en prac­ti­ca la aper­tu­ra de su mer­ca­do.

El otro que si­gue en la lis­ta es el pre­si­den­te chino Xi Jin­ping. Chi­na ha rea­li­za­do im­por­tan­tes in­ver­sio­nes en se­mi­llas, fer­ti­li­zan­tes, aco­pios, ex­por­ta­ción de com­mo­di­ties, in­dus­trias pro­ce­sa­do­ras de acei­tes y ha­ri­nas, en­tre otras agroin­dus­trias. Ma­cri de­be­rá pe­dir­le a su par chino que per­mi­ta el in­gre­so de ha­ri­na de so­ja de Ar­gen­ti­na. Ya se sa­be que la Ar­gen­ti­na ex­por­ta­ra es­te año un vo­lu­men ré­cord de po­ro­to de so­ja a Chi­na. Fal­ta aho­ra que el go­bierno chino des­tra­be y per­mi­ta el in­gre­so de nues­tra ha­ri­na de so­ja.

Es­tas ne­go­cia­cio­nes po­drán te­ner lu­gar en al­gún mo­men­to, en las reunio­nes bi­la­te­ra­les den­tro del pa­ra­guas del G-20. El re­sul­ta­do de las mis­mas po­drá te­ner im­pac­to di­rec­to so­bre nues­tro mer­ca­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.