Re­ca­li­bran­do

Ajus­tar el pa­que­te tec­no­ló­gi­co, con nue­vas va­rie­da­des y semillas de ca­li­dad, y me­jo­rar el ca­nal co­mer­cial son los nue­vos desafíos del cul­ti­vo en la pro­vin­cia.

AgroVoz - - Página Delantera - Fa­vio Ré [email protected]­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Has­ta la cam­pa­ña 2010/11, no exis­tían es­ta­dís­ti­cas ac­tua­li­za­das so­bre la pro­duc­ción de gar­ban­zo. Pe­ro la rá­pi­da ex­pan­sión que mos­tra­ba en las ro­ta­cio­nes de in­vierno en el cen­tro-nor­te de la pro­vin­cia obli­gó a la Bol­sa de Ce­rea­les de Cór­do­ba a co­men­zar a re­le­var­la.

Aque­lla pri­me­ra me­di­ción arro­jó un área sem­bra­da en torno a 15 mil hec­tá­reas; en las cin­co cam­pa­ñas si­guien­tes, el pro­me­dio ron­dó las 25 mil. El sal­to se dio a par­tir del ci­clo 2015/16 cuando se su­pe­raron las 40 mil hec­tá­reas, has­ta lle­gar a un ré­cord de 65 mil el año pa­sa­do y ba­jar a 50 mil en el ejer­ci­cio ac­tual.

En re­su­men: en las úl­ti­mas tem­po­ra­das, la su­per­fi­cie pro­me­dio ocu­pa­da con gar­ban­zo du­pli­có y has­ta tri­pli­có los va­lo­res de ca­si una dé­ca­da atrás.

Lo mis­mo su­ce­dió con la pro­duc­ción que se ele­vó de una me­dia de 40 mil to­ne­la­das en­tre 2010/11 y 2014/15 a cer­ca de 90 mil en las cam­pa­ñas sub­si­guien­tes. Así, Cór­do­ba pa­só de re­pre­sen­tar en­tre 25 y 30 por cien­to de las ex­por­ta­cio­nes na­cio­na­les en­tre 2008 y 2016, a más de la mi­tad el año pa­sa­do.

Es­tra­te­gias

Los es­pe­cia­lis­tas en ges­tión de em­pre­sas sue­len re­pe­tir que to­do ne­go­cio, tras un pri­mer cre­ci­mien­to, tien­de a ame­se­tar­se. Ahí las de­ci­sio­nes que se to­men se­rán cla­ves: de ellas de­pen­de­rá si vuel­ve a ex­pan­dir­se o si entra en la cur­va des­cen­den­te.

La ca­de­na gar­ban­ce­ra su­frió en las úl­ti­mas dos tem­po­ra­das in­cle­men­cias cli­má­ti­cas que le im­po­si­bi­li­ta­ron ex­pre­sar el má­xi­mo po­ten­cial. Has­ta no­viem­bre, por ejem­plo, las ex­por­ta­cio­nes de la le­gum­bre ca­ye­ron 21 por cien­to, se­gún el In­dec. Sin em­bar­go, los ac­to­res del sec­tor re­co­no­cen que es só­lo una co­yun­tu­ra ne­ga­ti- va y que es­ta pro­duc­ción tie­ne to­do pa­ra se­guir cre­cien­do. Pe­ro, acla­ran, siem­pre que se ajus­ten al­gu­nas tuer­cas que hoy se mues­tran flo­jas.

En el li­bro La ca­de­na de va­lor del gar­ban­zo en Cór­do­ba (ver pá­gi­na 3), la Bol­sa cor­do­be­sa iden­ti­fi­có al­gu­nos pun­tos pa­ra me­jo­rar, co­mo una es­tra­te­gia con­jun­ta de pla­ni­fi­ca­ción co­mer­cial, una ma­yor ar­ti­cu­la­ción pú­bli­co y pri­va­da, y au­men­tar el con­su­mo in­terno (es de só­lo 50 gra­mos por ha­bi­tan­te al año cuando en al­gu­nos paí­ses lle­ga a un ki­lo).

Se­gún Ra­mi­ro Fa­rías, eco­no­mis­ta de la Bol­sa, un ejem­plo es que en Ar­gen­ti­na se cul­ti­va la va­rie­dad “Ka­bu­li”, que es la más de­man­da­da en el nor­te de Áfri­ca y en Eu­ro­pa. Pe­ro es el mer­ca­do que me­nos cre­ció en los úl­ti­mos años y don­de se han su­ma­do otros com­pe­ti­do­res con me­jor ca­li­dad, co­mo Ca­na­dá. El mer­ca­do de ma­yor ex­pan­sión es el sud­es­te asiático y Oriente me­dio, pe­ro allí con­su­men la va­rie­dad “De­si”, de nu­lo desa­rro­llo lo­cal.

“En re­su­men: nos es­ta­mos que­dan­do un po­co fue­ra de nues­tro prin­ci­pal mer­ca­do, que es de al­to va­lor; y tam­po­co es­ta­mos apun­tan­do al de ma­yor cre­ci­mien­to, aun­que sea de me­nor pre­cio. Tam­po­co te­ne­mos una es­tra­te­gia de in­ser- ción con pro­duc­tos de al­to va­lor agre­ga­do; por ejem­plo, frac­cio­na­do pa­ra Bra­sil”, men­cio­nó Fa­rías.

So­bre la fal­ta de ar­ti­cu­la­ción, in­di­có que al con­sul­tar a los em­pre­sa­rios du­ran­te la ela­bo­ra­ción de la pu­bli­ca­ción, “mu­chos nos pe­dían con­tac­tos con pro­duc­to­res lo­ca­les por­que traían el grano des­de Sal­ta; un des­pro­pó­si­to, sien­do Cór­do­ba la pri­me­ra pro­duc­to­ra, com­pra­do­res lo­ca­les sal­gan afue­ra a bus­car mer­ca­de­ría”.

ES UN DES­PRO­PÓ­SI­TO QUE PROCESADORAS LO­CA­LES COMPREN MER­CA­DE­RÍA FUE­RA DE CÓR­DO­BA.

Ra­mi­ro Fa­rías, eco­no­mis­ta de la Bol­sa de Ce­rea­les de Cór­do­ba

SI SE USAN LOS GRA­NOS CO­MO SEMILLAS, ES IM­PO­SI­BLE HA­CER UN PRO­DUC­TO DE CA­LI­DAD PA­RA LA EX­POR­TA­CIÓN. Ju­lia Ca­rre­ras, in­ves­ti­ga­do­ra en gar­ban­zo de la FCA-UNC

Semillas e in­su­mos

El otro pun­to fla­co del sec­tor es la in­ver­sión en semillas e in­su­mos. En Ar­gen­ti­na, só­lo hay dos fir­mas que pro­du­cen se­mi­lla fis­ca­li­za­da y que es­te año pro­du­je­ron 605 to­ne­la­das, más del do­ble que las 256 to­ne­la­das de 2017. El pro­ble­ma es que eso al­can­za pa­ra ape­nas el cin­co por cien­to de la su­per­fi­cie sem­bra­da en Cór­do­ba. La ma­yo­ría de la su­per­fi­cie se siem­bra con gra­nos.

El efec­to en la ca­li­dad es di­rec­to: en las úl­ti­mas cua­tro cam­pa­ñas, el La­bo­ra­to­rio de la Cá­ma­ra de Ce­rea­les de Cór­do­ba de­ter­mi­nó que nun­ca se pu­do alcanzar el es­tán­dar mí­ni­mo de po­der ger­mi­na­ti­vo es­ta­ble­ci­do por el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Semillas (Ina­se).

“Usar grano co­mo se­mi­lla es em­pe­zar mal des­de la ba­se. No va­mos a po­der agre­gar va­lor y ha­cer un pro­duc­to de ca­li­dad , si no se ha­ce con se­rie­dad ca­da uno de los es­la­bo­nes”, cues­tio­nó Ju­lia Ca­rre­ras, ex­per­ta en gar­ban­zo de la Fa­cul­tad de Cien­cias Agro­pe­cua­rias de la UNC.

El li­bro tam­bién men­cio­na es­te as­pec­to: “En un mun­do ca­da vez más exi­gen­te, re­sul­ta ur­gen­te el cam­bio de pers­pec­ti­va des­de la va­lo­ra­ción de la se­mi­lla”. En cuan­to a los in­su­mos, el pro­ble­ma es de ofer­ta: prác­ti­ca­men­te no exis­ten em­pre­sas que desa­rro­llen pro­duc­tos es­pe­cí­fi­cos. Hay só­lo cin­co fir­mas ca­pa­ces de pro­veer un pa­que­te tec­no­ló­gi­co com­ple­to pa­ra es­te cul­ti­vo, mien­tras que otras cua­tro pue­den apor­tar só­lo so­lu­cio­nes par­cia­les.

(LANCE LINDBLOOM/SPE­CIAL TO AGWEEK)

(LA VOZ/ARCHIVO)

Co­se­cha. Con una siem­bra de ca­si 50 mil hec­tá­reas y un rin­de me­dio de 15,5 quin­ta­les, es­te año la pro­duc­ción de gar­ban­zo ron­da­rá las 68.700 to­ne­la­das, se­gún la Bol­sa de Ce­rea­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.