El “feed­lot” la es­tá pa­san­do mal y le trans­fie­re la cri­sis al cria­dor

AgroVoz - - Mercados - Ig­na­cio Iriar­te Ga­na­dos y car­nes

Sube el no­vi­lli­to y el ternero; ba­jan la va­ca gor­da, la con­ser­va, la ma­nu­fac­tu­ra y el no­vi­llo pe­sa­do de ex­por­ta­ción. Pue­de tra­tar­se de las llu­vias y de los fe­ria­dos de fin de año, y de la ma­yor de­man­da por las Fies­tas. Pe­ro tam­bién pue­de ser, co­mo mu­chos pien­san, que la ofer­ta de feed­lot ha co­men­za­do a mer­mar y que ha co­men­za­do el efec­to “fe­bre­ro-mar­zo”. Ade­más, los cam­pos es­tán ex­tra­or­di­na­rios y mu­chos re­tie­nen “es­pe­ran­do pre­cios”.

Los va­lo­res de la ha­cien­da es­tán muy re­za­ga­dos en tér­mi­nos reales y, en la me­di­da que los in­gre­sos no­mi­na­les de la po­bla­ción em­pie­cen a me­jo­rar, aun­que sea par­cial­men­te, los pre­cios co­men­za­rán a re­cu­pe­rar el enor­me te­rreno per­di­do.

La ex­por­ta­ción, que en no­viem­bre em­bar­có 56 mil to­ne­la­das, ya no tie­ne las uti­li­da­des del pri­mer se­mes­tre, pe­ro si­gue ga­nan­do buena pla­ta. Y la in­vier­te en au­men­tar la ca­pa­ci­dad de fae­na o de con­ge­la­mien­to, en cá­ma­ras al frío, o en re­cu­pe­rar o man­te­ner ha­bi­li­ta­cio­nes de ex­por­ta­ción. Del mis­mo mo­do, los “con­su­me­ros” in­vier­ten tam­bién en sus plan­tas y se pre­pa­ran pa­ra ex­por­tar, por­que creen que, so­lo con el con­su­mo lo­cal, la in­dus­tria no tie­ne fu­tu­ro.

Así, suben las ca­te­go­rías de con­su­mo, ba­jan las de ex­por­ta­ción. Pa­sa­da la pri­me­ra quin­ce­na de enero, las co­sas se ve­rán un po­co más cla­ras.

Hem­bras

En no­viem­bre, la par­ti­ci­pa­ción de las hem­bras en la fae­na, con un 47,6 por cien­to, pa­só el lí­mi­te co­no­ci­do en­tre equi­li­brio y li­qui­da­ción (45 a 47 por cien­to). Pa­ra ase­gu­rar que es­ta­mos en un pe­río­do de li­qui­da­ción, de­be­rían su­ce­der­se va­rios me­ses de par­ti­ci­pa­ción su­pe­rior al 47 por cien­to. Ade­más, ha­bría que se­guir con aten­ción la mor­tan­dad de va­cas –en el co­rrien­te año ga­na­de­ro es ba­ja– y la can­ti­dad de va­qui­llo­nas de pri­me­ra pa­ri­ción que en­tran al ro­deo.

En no­viem­bre de 2015, el por­cen­ta­je de hem­bras se ubi­ca­ba en el 41,3 por cien­to; en el 2016, subió al 43,2 por cien­to; el año pa­sa­do, lle­gó 44,6 por cien­to. En el pe­río­do 2007-2009, inequí­vo­ca­men­te de li­qui­da­ción, la par­ti­ci­pa­ción de las hem­bras os­ci­ló en­tre el 47 y el 53,4 por cien­to, pi­co que se dio a me­dia­dos del 2009.

Pe­se a que pa­ra mu­chos pro­duc­to­res las ex­pec­ta­ti­vas so­bre el fu­tu­ro del ne­go­cio ga­na­de­ro si­guen sien­do po­si­ti­vas, hoy en día se pre­sen­ta una com­bi­na­ción de fac­to­res muy ad­ver­sos pa­ra la cría. Los pre­cios del ternero –el gran per­de­dor de es­tos úl­ti­mos tres años– en tér­mi­nos reales es­tán muy re­za­ga­dos, el va­lor de los in­su­mos ga­na­de­ros ha cre­ci­do mu­cho más que los in­gre­sos del cria­dor, la in­cer­ti­dum­bre ins­ti­tu­cio­nal (elec­cio­nes 2019) afec­ta, la al­tí­si­ma ta­sa de in­te­rés y la pre­sión fis­cal asus­tan, y los már­ge­nes bru­tos agrí­co­las nue­va­men­te son muy su­pe­rio­res a los ga­na­de­ros.

El pro­duc­tor ven­de par­te de su ca­pi­tal por­que no tie­ne más re­me­dio: de­be ven­der can­ti­da­des cre­cien­tes de va­cas y ter­ne­ros pa­ra cu­brir los gas­tos de evo­lu­ción de su ex­plo­ta­ción y el cos­to de vi­vir. El ex­ce­len­te pre­cio (re­la­ti­vo) de la va­ca gor­da o con­ser­va me­jo­ra sus in­gre­sos, pe­ro al mis­mo tiem­po, lo tien­ta a me­nu­do a ven­der va­cas pa­ra ha­cer ca­ja.

La ma­yo­ría de los cria­do­res, a causa de la se­ca, ya ven­dió ha­ce ra­to su des­te­te 2018 y aho­ra, pa­ra en­fren­tar los gas­tos de fin de año sin re­cu­rrir al ban­co, de­be echar mano de las va­cas, la ca­te­go­ría más nu­me­ro­sa en su ro­deo. La pri­ma­ve­ra ha si­do ex­cep­cio­nal y hay mu­cha va­ca gor­da –pro­ba­ble­men­te pre­ña­da– que va­le buena pla­ta.

El des­te­te 2019, se­gún nues­tros cálcu­los, se­rá muy si­mi­lar al del úl­ti­mo oto­ño, y en­con­tra­rá al feed­lot con un po­der de com­pra – pa­ra que los nú­me­ros cie­rren– muy in­fe­rior, a mo­ne­da cons­tan­te, al de años an­te­rio­res. Des­de fi­nes del 2015, en nú­me­ros redondos, el ternero va­le 100 por cien­to más y el maíz va­le 400 por cien­to más. El feed­lot, que ab­sor­be en­tre 60 y 70 por cien­to de los ter­ne­ros ofre­ci­dos, la es­tá pa­san­do mal y, con un pre­cio del gor­do muy atra­sa­do, le trans­fie­re la cri­sis al cria­dor.

EL PO­DER DE COM­PRA DE LOS FEEDLOTS SE ACHICA: DES­DE FI­NES DE 2015, EN NÚ­ME­ROS REDONDOS, EL TERNERO VA­LE 100% MÁS; EL MAÍZ, 400%.

(LA VOZ)

Fae­na. Las hem­bras su­pe­raron el um­bral del 47%, aun­que to­da­vía es tem­prano pa­ra ha­blar de li­qui­da­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.