Nu­ba­rro­nes

El pre­cio del novillito re­pun­tó en los úl­ti­mos días, pe­ro la me­jo­ra no es su­fi­cien­te pa­ra re­ver­tir la si­tua­ción de que­bran­to que atra­vie­sa el “feed­lot”.

AgroVoz - - Página Delantera - Fa­vio Ré [email protected]­voz­de­lin­te­rior.com.ar

El úl­ti­mo miér­co­les, las mi­ra­das de los em­pre­sa­rios ga­na­de­ros se po­sa­ron so­bre el Mer­ca­do de Li­niers. Ahí, los no­vi­lli­tos, una de las prin­ci­pa­les ca­te­go­rías de re­fe­ren­cia pa­ra los pre­cios de la ha­cien­da en el mer­ca­do in­terno, su­pe­raron la ba­rre­ra psi­co­ló­gi­ca de las tres cifras, has­ta ubi­car­se en 101 pe­sos por ki­lo vi­vo.

Dos días an­tes, en el re­ma­te se­ma­nal que la fir­ma Con­sig­na­cio­nes Cór­do­ba rea­li­za en la So­cie­dad Ru­ral de Je­sús Ma­ría, el va­lor tam­bién fue sig­ni­fi­ca­ti­vo: 97,50 pe­sos, 4,8 por cien­to más que los 93 pe­sos del lu­nes an­te­rior y la co­ti­za­ción más al­ta desde el 23 de di­ciem­bre de 2019.

La pri­me­ra reac­ción que mues­tra es­ta fo­to es­ta­dís­ti­ca es de ali­vio: es­tos pre­cios im­pli­can una suba de apro­xi­ma­da­men­te 20 por cien­to desde oc­tu­bre, una ten­den­cia que se es­pe­ra­ba de­bi­do a que en es­ta épo­ca del año hay un achi­que de la ofer­ta por fac­to­res es­ta­cio­na­les.

Sin em­bar­go, es só­lo un res­pi­ro en me­dio de una pe­lí­cu­la que man­tie­ne en sus­pen­so una me­jo­ra pa­ra la ecua­ción eco­nó­mi­ca del ne­go­cio ga­na­de­ro.

Los 97,50 pe­sos del úl­ti­mo re­ma­te en Je­sús Ma­ría es­tán 41,7 por cien­to por en­ci­ma de 12 me­ses atrás; es de­cir, por de­ba­jo de la in­fla­ción. Y trans­for­ma­dos en mo­ne­da cons­tan­te, de acuer­do con la co­ti­za­ción del ti­po de cam­bio en el Ban­co Na­ción, sig­ni­fi­can 1,5 dó­la­res. Ha­ce un año, eran 1,8 dó­la­res. En 2017, más de dos dó­la­res.

En­gor­de fla­co

Mi­guel La­va­se­lli es el ti­tu­lar de Pe­cua­ria El Ga­ra­bí, una em­pre­sa agro­pe­cua­ria de Wa­shin­gton –300 ki­ló­me­tros al sur de la ciu­dad de Cór­do­ba, en el de­par­ta­men­to Río Cuar­to– que po­see en­tre sus uni­da­des de ne­go­cio un feed­lot en el que en­gor­da 9.500 ca­be­zas.

Al ser con­sul­ta­do so­bre la co­yun­tu­ra que atra­vie­sa el sec­tor, afir­ma que desde el pun­to de vis­ta pro­duc­ti­vo, el ne­go­cio tie­ne sus de­bi­li­da­des.

“El rec­tor es el pre­cio de ven­ta y no te­ne­mos bue­nos va­lo­res, por­que hay menos fri­go­rí­fi­cos ac­tuan­tes de­bi­do a la caí­da de las ex­por­ta­cio­nes y que al con­su­mo in­terno aún no re­pun­tó tan­to de­bi­do a que el po­der ad­qui­si­ti­vo de la gen­te si­gue bajo”, ex­pli­ca.

So­bre el re­pun­te de los pre­cios de las úl­ti­mas se­ma­nas, con­si­de­ra que era es­pe­ra­ble de­bi­do a las ca­rac­te­rís­ti­cas cí­cli­cas que tie­ne el ne­go­cio. No obs­tan­te, ad­vier­te: “Los va­lo­res de Li­niers aún no se han ge­ne­ra­li­za­do en el in­te­rior”.

Se­gún La­va­se­lli, la co­ti­za­ción que es­tán re­ci­bien­do os­ci­la en­tre 92 pe­sos y 95 pe­sos. “Si el pre­cio fue­se 100 pe­sos, la ac­ti­vi­dad ya em­pe­za­ría a to­mar co­lor. Pe­ro pa­ra que vuel­va a ser flui­da, de­be­ría lle­gar a en­tre 110 y 115 pe­sos, que se­ría el va­lor pa­ra su­pe­rar la in­fla­ción o pa­ra man­te­ner­se en mo­ne­da du­ra”, re­mar­ca.

El ca­len­da­rio eco­nó­mi­co que co­no­cen de me­mo­ria los feed­lo­te­ros mues­tra que siem­pre el ba­che de pre­cios sue­le ocu­rrir du­ran­te el úl­ti­mo tri­mes­tre del año, cuan­do se in­cre­men­ta la ofer­ta de ha­cien­da gor­da lue­go de los des­te­tes del oto­ño.

El pro­ble­ma, sos­tie­ne La­va­se­lli, es que ese ba­che se hi­zo más am­plio y pro­fun­do lue­go de re­ci­bir las tor­men­tas que sig­ni­fi­ca­ron la in­cer­ti­dum­bre po­lí­ti­ca po­se­lec­cio­nes pri­ma­rias, la de­va­lua­ción y la ace­le­ra­ción de la in­fla­ción.

Se­gún el ga­na­de­ro, que in­te­gra la Cá­ma­ra Ar­gen­ti­na de Feed­lots, ha­ce ya seis me­ses que la ac­ti­vi­dad pier­de 700 pe­sos por ca­da novillito en­gor­da­do; y en­tre 1.200 y 1.500 pe­sos por ca­da va­qui­llo­na. Si bien re­co­no­ce que las ma­yo­res subas que se die­ron en la in­ver­na­da son un fac­tor importante, in­sis­te en que el principal pro­ble­ma es la desac­tua­li­za­ción del pre­cio del “gor­do”.

La es­pe­ran­za de La­va­se­lli es que el men­cio­na­do ca­len­da­rio se res­pe­te a ra­ja­ta­bla y los pre­cios si­gan re­cu­pe­rán­do­se y se ace­le­ren a par­tir de mar­zo, cuan­do co­mien­zan los des­te­tes.

“Hi­ci­mos una re­po­si­ción en los co­rra­les con la idea de man­te­ner un buen nú­me­ro de ca­be­zas pa­ra lle­gar al mo­men­to be­ne­fi­cio­so del ci­clo, es­pe­ran­do una me­jo­ría de pre­cios, con mayor stock. Vamos, en un pe­río­do ne­ga­ti­vo, a bus­car uno po­si­ti­vo”, con­fía.

De to­dos mo­dos, re­co­no­ce que es una al­ter­na­ti­va pa­ra la que se ne­ce­si­ta espalda fi­nan­cie­ra.

“Lo­gra­mos in­te­gra­ción bas­tan­te completa, ver­ti­cal y ho­ri­zon­tal: pro­du­ci­mos el fo­rra­je, te­ne­mos fae­na de pro­duc­tos pro­pios y ven­ta di­rec­ta. Con una uni­dad cu­bri­mos los que­bran­tos de la otra. Pa­ra el que só­lo tie­ne feed­lot , es un mo­men­to cruel: lo tie­ne que asu­mir li­qui­dan­do ca­pi­tal”, ad­mi­te.

Pre­cios muy cui­da­dos

El re­ma­te del úl­ti­mo lu­nes en Je­sús Ma­ría con­tó con po­co más de 500 ca­be­zas, una ci­fra ba­ja si se tie­ne en cuen­ta que lo usual es que se subas­ten más de mil ejem­pla­res en ca­da ini­cio de se­ma­na.

Se­gún Eduar­do Pé­rez, ti­tu­lar de Con­sig­na­cio­nes Cór­do­ba, las llu­vias no per­mi­tie­ron car­gar tro­pas en los cam­pos y eso pue­de ha­ber te­ni­do un efecto en la suba de los pre­cios. Por eso, es tem­prano pa­ra pro­yec­tar si los pre­cios se­gui­rán su­bien­do nue­vos es­ca­lo­nes en las pró­xi­mas se­ma­nas.

En es­te mar­co, Pé­rez coin­ci­de en que la cla­ve es que la anun­cia­da me­jo­ra del po­der ad­qui­si­ti­vo fi­nal­men­te lle­gue a las fa­mi­lias.

“Es­te mer­ca­do fluc­túa so­lo: si hay con­su­mo, la ha­cien­da se ven­de bien. Pe­ro un asa­do hoy en día sig­ni­fi­ca una bue­na can­ti­dad de di­ne­ro y ese sub­si­dio que anun­cia­ron no al­can­za. Si los suel­dos si­guen ba­jos y en­ci­ma si­gue sin apa­re­cer la trac­ción de Chi­na, el pa­no­ra­ma no es fa­vo­ra­ble”, re­su­me el con­sig­na­ta­rio.

En cam­bio, Da­niel Ur­cía, di­rec­tor de la Aso­cia­ción de Fri­go­rí­fi­cos e In­dus­tria­les de la Car­ne, con­fía en que la me­jo­ra del novillito se con­so­li­de en mar­zo. “Es­tá aga­za­pa­do: va a ten­der a su­bir y a es­ta­bi­li­zar­se arri­ba de los 100 pe­sos”, con­fía.

No obs­tan­te, re­co­no­ce que la ter­mi­na­ción a co­rral si­gue sien­do “ca­ra” y arro­ja una ecua­ción ne­ga­ti­va. “Se achi­có el dé­fi­cit, pe­ro el feed­lot si­gue sien­do de­fi­ci­ta­rio”, sin­te­ti­za.

PA­RA QUE LA AC­TI­VI­DAD VUEL­VA A SER FLUI­DA, EL PRE­CIO DEL NOVILLITO TIE­NE QUE LLE­GAR HAS­TA LOS 115 PE­SOS.

Mi­guel La­va­se­lli, pro­pie­ta­rio de un feed­lot en Wa­shin­gton

ES­TE MER­CA­DO FLUC­TÚA SO­LO: SI HAY CON­SU­MO, LA HA­CIEN­DA SE VEN­DE. EL PRO­BLE­MA ES EL PO­DER AD­QUI­SI­TI­VO.

Eduar­do Pé­rez, ti­tu­lar de Con­sig­na­cio­nes Cór­do­ba

(AP)

(LA VOZ/AR­CHI­VO)

Em­pan­ta­na­do. Así es­tá el ne­go­cio ga­na­de­ro, de­bi­do a una ac­tua­li­za­ción de la ha­cien­da que va por de­trás del dó­lar y de la in­fla­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.