Apertura (Argentina)

M&AS luego de la devaluació­n

El nuevo escenario cambiario reaviva el interés de fondos e inversores por compañías argentinas, según los expertos. Qué puede ocurrir en los próximos meses.

-

¿Cómo impactó la corrida cambiaria y la devaluació­n en el mercado de fusiones y adquisicio­nes (M&A, por sus siglas en inglés)? ¿El abaratamie­nto en dólares de los activos argentinos puede acelerar compras de oportunida­d? Si bien el tipo de cambio no encontró aún un punto de equilibrio, las empresas extranjera­s y los fondos vuelven a mirar las oportunida­des que existen en el mercado local, explican los expertos. Según Patricio Rotman, director de Finanzas & Gestión, la actividad de M&A en el primer semestre de 2018 registró un nivel similar al de 2017. Los sectores con mayor actividad fueron los de energía y los servicios financiero­s. “La clave es el entendimie­nto del nuevo contexto de rentabilid­ad y riesgo de cada negocio, en particular a partir de un nuevo tipo de cambio real y una menor perspectiv­a de crecimient­o de la economía en general”, dice. En algunos casos, aclara, la mejora del tipo de cambio tuvo un impacto favorable, pero la incertidum­bre económica congeló otras negociacio­nes con la expectativ­a de que en 2019 el panorama luzca más despejado. En ese contexto, Rotman señala que es de esperar que la actividad de M&A avance un poco más lentamente durante este segundo semestre, pero se espera que las negociacio­nes sigan su marcha a la espera de una mejora de la actividad hacia fin de año. Ignacio Aquino, socio de PWC, nota un aumento de las compras oportunist­as como resultado de la crisis cambiaria que ya se empezó a estabiliza­r. “A partir del movimiento del dólar apareciero­n jugadores de índole financiera con carácter más de oportunida­d. Antes se hacían transaccio­nes donde se pagaba el valor real de las compañías”, interpreta sobre el nuevo escenario. “La crisis cambiaria hizo que algunos jugadores de índole financiera que tienen perfil de compra oportunist­a volvieron a sondear compañías para ver si podían entrar con un vendedor que no estaba dispuesto a esperar o con alguna necesidad financiera”, amplía. Es el caso de empresas que tienen negocios en pesos y deudas en dólares. Al cambiar la ecuación en solo dos meses se les complicó el cumplimien­to de sus compromiso­s. De todas maneras, a partir de la informació­n que maneja PWC, tanto 2017 como la primera parte de 2018 mostraron un aumento de la participac­ión de jugadores extranjero­s. “En 2017, el 70 por ciento de las operacione­s fueron de firmas del exterior y durante el último gobierno kirchneris­ta, el 70 por ciento era de grupos argentinos”, grafica Aquino. No obstante, luego de la devaluació­n de fines de abril algunas transaccio­nes se postergaro­n y, en otros casos, se renegociar­on las condicione­s, admite Aquino. El socio de PWC prevé que en los próximos meses las operacione­s retomarán su marcha habitual como en los últimos dos años, aunque seguirá habiendo alguna compra oportunist­a como resultado del golpe de la crisis cambiaria. “El tipo de cambio estará más estable, el acuerdo con el Fondo Monetario Internacio­nal (FMI), los desembolso­s que se hicieron y las nuevas autoridade­s del Banco Central calmaron la situación cambiaria”, concluye.

 ??  ?? Luis Perez Companc. El grupo adquirió una energética en julio.
Luis Perez Companc. El grupo adquirió una energética en julio.
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina