Ariel Grin­gaus

Apertura (Argentina) - - SUMARIO -

Ra­di­ca­do en Chi­le, es­te ar­gen­tino es el CEO de un sis­te­ma que fa­ci­li­ta la ges­tión y co­mu­ni­ca­ción de los co­le­gios. Es­tá pre­sen­te en seis paí­ses y fac­tu­ra más de US$ 10 mi­llo­nes al año. En el año 2000, Ariel Grin­gaus hi­zo una lla­ma­da que le cam­bió la vi­da. Es­te ar­gen­tino que a los 15 años se ha­bía ra­di­ca­do en Chi­le con su fa­mi­lia su­fría, en esa épo­ca, las des­ven­ta­jas de no te­ner un ban­co di­gi­ta­li­za­do. In­ge­nie­ro Ci­vil e In­dus­trial, se pre­gun­ta­ba qué in­dus­trias ne­ce­si­ta­ban tras­la­dar­se al mun­do di­gi­tal y de­tec­tó que la edu­ca­ción era una. Qui­so desa­rro­llar una so­lu­ción y en su ca­mino en­con­tró que ha­bía un chi­leno que ya tra­ba­ja­ba en es­to. “En un co­le­gio me mos­tra­ron el sis­te­ma que usa­ban y es­ta­ba bue­ní­si­mo. Ahí me di cuen­ta de que se ne­ce­si­ta­ba un tra­ba­jo de back of­fi­ce que yo no te­nía, así que lla­mé al que lo es­ta­ba ha­cien­do y le pro­pu­se tra­ba­jar jun­tos”, re­cuer­da el em­pren­de­dor que to­da­vía es so­cio de Al­ber­to Ba­chler, el desa­rro­lla­dor de la idea que en ese mo­men­to tra­ba­ja­ba so­lo en el pro­yec­to. “Fue el lla­ma­do más ren­ta­ble de mi vi­da”, re­co­no­ce. Pron­to se su­mó Jo­sé Ma­nuel Ba­rros, ami­go de la uni­ver­si- dad de Grin­gaus con quien com­par­tía la inquietud em­pren­de­do­ra: “Cuan­do ter­mi­na­mos la ca­rre­ra nos re­ga­la­mos un año de tra­ba­jo. No sa­bía­mos lo que íba­mos a ha­cer, pe­ro sa­bía­mos que que­ría­mos ha­cer al­go jun­tos”. El úl­ti­mo en su­bir­se al pro­yec­to fue Jaime Herrero, que en­tró co­mo CTO a cam­bio de stock op­tions. La pro­pues­ta de ne­go­cios de Grin­gaus era ven­der el soft­wa­re con una sus­crip­ción men­sual. “Es un soft­wa­re as a ser­vi­ce, que hoy es sú­per co­mún, pe­ro en esa épo­ca me de­cían que era un lo­co”, ad­mi­te el co­fun­da­dor de Co­le­gium, co­mo bau­ti­za­ron la em­pre­sa que hoy su­pera los US$ 10 mi­llo­nes de fac­tu­ra­ción al año y que tie­ne un fee men­sual pa­ra co­le­gios que arran­ca en los US$ 150. Crea­ron una so­lu­ción que di­gi­ta­li­da­mos za pro­ce­di­mien­tos es­co­la­res y ad­mi­nis­tra­ti­vos a tra­vés de pla­ta­for­mas que op­ti­mi­zan la me­to­do­lo­gía de co­mu­ni­ca­ción con las fa­mi­lias. “Les que­re­mos dar más tiem­po pa­ra edu­car. Li­be­rar al pro­fe­sor de to­do el tra­ba­jo ad­mi­nis­tra­ti­vo abu­rri­do”, ex­pli­ca el CEO de la em­pre­sa que tie­ne más de 2 mi­llo­nes de usua­rios en 2000 co­le­gios. Gra­cias al sis­te­ma, las ins­ti­tu­cio­nes­pue­den ges­tio­nar la ad­mi­nis­tra­ción, ha­cer se­gui­mien­to de las fi­nan­zas, man­dar co­mu­ni­ca­cio­nes a los pa­dres y lle­var un re­gis­tro de ca­da alumno que in­clu­ye des­de sus no­tas has­ta su per­fil de sa­lud o psi­co­ló­gi­co. “Les a los pa­pás un sis­te­ma pa­ra que pue­dan par­ti­ci­par de la edu­ca­ción de sus hi­jos y a los di­rec­ti­vos les brin­da­mos in­for­ma­ción em­pí­ri­ca pa­ra que to­men de­ci­sio­nes con da­tos du­ros”, agre­ga el foun­der del sis­te­ma que es usa­do por el 90 por cien­to de los co­le­gios pri­va­dos en Chi­le. La em­pre­sa es­tá pre­sen­te, ade­más, en Bra­sil, Co­lom­bia, Mé­xi­co, Uru­guay y, en 2010, se ins­ta­ló en la Ar­gen­ti­na. “Fue dif ícil con­ven­cer a mis so­cios de ir, por­que el chi­leno en ge­ne­ral sue­le ver a paí­ses de la Alian­za del Pa­cí­fi­co. Pe­ro al fi­nal los con­ven­cí y ya te­ne­mos 15 em­plea­dos en Bue­nos Ai­res”, re­co­no­ce el ar­gen­tino que, por te­lé­fono, mez­cla el acen­to con el chi­leno. “Tra­to de no per­der mis raí­ces”, agre­ga. Grin­gaus ase­gu­ra que el gen lu­cha­dor ar­gen­tino es una ven­ta­ja pa­ra él: “No­so­tros, por las cri­sis, siem­pre es­ta­mos mi­ran­do afue­ra y có­mo ser más glo­ba­les. El chi­leno es más tí­mi­do. Ten­go la ven­ta­ja de ser ar­gen­tino en un mer­ca­do es­ta­ble”, re­co­no­ce el CEO de la fir­ma que pron­to co­men­za­rá a dar ser­vi­cios a clien­tes en Es­pa­ña y Pa­ra­guay.

Co­le­gium tie­ne más de 2 mi­llo­nes de usua­rios en 2000 co­le­gios. Es­tá en seis paí­ses de la re­gión.

Ariel Grin­gaus (ter­ce­ro des­de la iz­quier­da) y el equi­po de em­pren­de­do­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.