Lí­de­res de la tran­si­ción

Cuá­les son las nue­vas ge­ren­cias que es­tán cam­bian­do la for­ma de ha­cer ne­go­cios. Có­mo se pre­pa­ran las or­ga­ni­za­cio­nes pa­ra las po­si­cio­nes y áreas que vie­nen. La ex­pe­rien­cia de las em­pre­sas lo­ca­les que ya em­pe­za­ron.

Apertura (Argentina) - - SUMARIO - Por Lu­ci­la Lo­par­do

El avan­ce de las nue­vas tec­no­lo­gías, los cam­bios en la for­ma de con­su­mir y has­ta la evo­lu­ción en te­má­ti­cas so­cia­les co­mo la di­ver­si­dad y la igual­dad afec­tan di­rec­ta­men­te la for­ma de or­ga­ni­zar y ha­cer ne­go­cios. Mien­tras que las fir­mas na­ci­das en la era di­gi­tal pi­san el ace­le­ra­dor y evo­lu­cio­nan al rit­mo del “prue­ba y error” con nue­vos es­que­mas or­ga­ni­za­cio­na­les, las tra­di­cio­na­les sa­len a la bús­que­da de nue­vos per­fi­les que pue­dan lle­var ade­lan­te esas trans­for­ma­cio­nes. Es­to de­ri­vó en el sur­gi­mien­to de nue­vas áreas y fi­gu­ras de li­de­raz­go o has­ta ge­ren­cias de pri­me­ra lí­nea con re­por­te di­rec­to al CEO. Sof ía Sca­gliot­ti y Ca­ta­li­na Po­lle­do, head­hun­ters y so­cias de Va­luar, fir­ma de­di­ca­da a la bús­que­da de eje­cu­ti­vos de pri­me­ra y se­gun­da lí­nea, coin­ci­den en que, du­ran­te los úl­ti­mos dos años, las nue­vas po­si­cio­nes que em­pe­za­ron a to­mar pro­ta­go­nis­mo tan­to en mul­ti­na­cio­na­les con ope­ra­ción lo­cal co­mo en em­pre­sas ar­gen­ti­nas son las li­ga­das al cus­to­mer ex­pe­rien­ce, la trans­for­ma­ción di­gi­tal y la in­no­va­ción. “Las com­pa­ñías es­tán cam­bian­do el fo­co del pro­duc­to al ser­vi­cio. Es de­cir, de dar va­lor agre­ga­do a la ex­pe­rien­cia del usua­rio. Pa­ra eso, ne­ce­si­tan co­no­cer ca­da vez más el com­por­ta­mien­to del con­su­mi­dor”, des­cri­be Sca­gliot­ti. A es­to agre­ga que se es­tá en un con­tex­to de tran­si­ción, por lo que hay com­pa­ñías que uni­fi­can to­do lo re­la­cio­na­do a la trans­for­ma­ción di­gi­tal en una so­la fi­gu­ra, mien­tras que otras de­ci­den sub­di­vi­dir la im­ple­men­ta­ción di­gi­tal per se del área de in­no­va­ción, en la que se rea­li­za un ma­yor aná­li­sis de ne­go­cio y se eva­lúan fu­tu­ros avan­ces. Fe­de­ri­co Ca­rre­ra, di­rec­tor de High Flow, con­sul­to­ra de exe­cu­ti­ve search, re­co­no­ce que los lí­de­res in­dus­tria­les se en­cuen­tran en pleno pro­ce­so de di­gi­ta­li­za­ción de “las fun­cio­nes esen­cia­les den­tro de sus pro­ce­sos in­ter­nos de ope­ra­cio­nes ver­ti­ca­les, de sus so­cios ho­ri­zon­ta­les a lo lar­go de la ca­de­na de va­lor y a tra­vés de la me­jo­ra en la car­te­ra de pro­duc­tos con fun­cio­na­li­da­des di­gi­ta­les”. Es por es­to que, pa­ra él, más allá de las ca­pa­ci­da­des téc­ni­cas de es­tos nue­vos lí­de­res, el ma­yor desaf ío pa­ra las or­ga­ni­za­cio­nes es­tá en en­con­trar a las per­so­nas co­rrec­tas. “Si bien las tec­no­lo­gías di­gi­ta­les se es­tán con­vir­tien­do rá­pi­da­men­te en un pro­duc­to bá­si­co, el éxi­to de­pen­de­rá, en gran me­di­da, de lo bien que los lí­de­res di­gi­ta­les de­fi­nan, li­de­ren y co­mu­ni­quen esa trans­for­ma­ción”. En es­ta lí­nea, Po­lle­do re­co­no­ce que la di­fi­cul­tad re­cae en en­con­trar un mis­mo per­fil que com­bi­ne com­pe­ten­cias téc­ni­cas du­ras con la fle­xi­bi­li­dad y la ca­pa­ci­dad de te­ner una vi­sión de lar­go pla­zo. “Nues­tro tra­ba­jo cam­bió mu­cho. An­tes nos ba­sá­ba­mos en la bús­que­da a ni­vel cu­rri­cu­lar, un pro­fe­sio­nal con una tra­yec­to­ria pro­li­ja en cre­ci­mien­to con­sis­ten­te. Hoy el acen­to es­tá pues­to más en el per­fil, las com­pe­ten­cias blan­das y el po­ten­cial”, agre­ga Sca­gliot­ti. Cecilia Gior­dano, CEO pa­ra la Ar­gen­ti­na de Mer­cer, con­sul­to­ra glo­bal de Re­cur-

sos Hu­ma­nos, des­ta­ca que la lle­ga­da de ge­ren­tes de In­no­va­ción y Trans­for­ma­ción Di­gi­tal tam­bién va acom­pa­ña­da del sur­gi­mien­to de nue­vas áreas re­la­cio­na­das a las bue­nas prác­ti­cas y, so­bre to­do, a la trans­for­ma­ción de la cul­tu­ra in­ter­na da­do que no se pue­de cam­biar el ne­go­cio si no se mo­di­fi­ca la for­ma en el que es­te se eje­cu­ta. “Se ve de ma­ne­ra cla­ra en Com­plian­ce. Así co­mo las em­pre­sas glo­ba­les que de­ben adap­tar­se a las nor­mas in­ter­na­cio­na­les ya la te­nían, em­pie­za a sur­gir en las lo­ca­les”, ex­pli­ca Gior­dano y sub­ra­ya que ca­da vez más ins­ti­tu­cio­nes, co­mo IDEA, bus­can que los em­pre­sa­rios in­cor­po­ren a es­ta fi­gu­ra den­tro de sus equi­pos. Con res­pec­to al cam­bio cul­tu­ral, la eje­cu­ti­va di­ce que las áreas de Re­cur­sos Hu­ma­nos re­plan­tea­ron la ma­ne­ra en la que le dan ser­vi­cio al ne­go­cio y pa­sa­ron a ser un “bu­si­ness part­ner” pa­ra tra­ba­jar “des­de el ne­go­cio”. Y sos­tie­ne: “Es­tá pro­ba­do que las or­ga­ni­za­cio­nes más di­ver­sas fun­cio­nan me­jor que las que no lo son. Pe­ro en la me­di­da que no ha­ya una fi­gu­ra in­ter­na que ten­ga em­po­de­ra­mien­to es dif ícil que se ge­ne­re el cam­bio”. Ya sean res­pon­sa­bles de la im­ple­men­ta­ción di­gi­tal, de la evan­ge­li­za­ción por la di­ver­si­dad o lí­de­res de un la­bo­ra­to­rio de in­no­va­ción, Gior­dano lla­ma a las em­pre­sas a acom­pa­ñar a to­das es­tas nue­vas áreas. “Si los cam­bios no se acom­pa­ñan de arri­ba ha­cia aba­jo es muy pro­ba­ble que es­tos nue­vos pro­fe­sio­na­les se sien­tan so­los y frus­tra­dos”, ejem­pli­fi­ca. Pa­ra es­to, re­co­mien­da vi­rar los sis­te­mas de co­la­bo­ra­ción del mo­de­lo de ver­ti­cal de “si­los”, a los tra­ba­jos por pro­yec­tos y con mo­da­li­dad agi­le –con es­pa­cios de tra­ba­jo en co­mún pa­ra evi­tar di­vi­sio­nes. A es­to, su­ma la ne­ce­si­dad de adap­tar bo­nos, be­ne­fi­cios e in­cen­ti­vos eco­nó­mi­cos a los nue­vos ob­je­ti­vos: “Si mi bono si­gue ata­do al mis­mo pro­duc­to, ¿pa­ra qué voy a cam­biar mi ma­ne­ra de tra­ba­jar? Lo im­por­tan­te es ge­ne­rar in­cen­ti­vos co­rrec­tos pa­ra que los nue­vos pues­tos se con­vier­tan en ha­bi­li­ta­do­res de ne­go­cios y no en lla­ne­ros so­li­ta­rios”.

In­no­va­ción Más que bue­nas ideas

Al cie­rre de es­ta edi­ción, To­más González Ruiz cum­plía tres me­ses en su nue­vo rol: Chief Pro­duct Of­fi­cer (CPO) de Al­mun­do. El em­pren­de­dor y fun­da­dor de Avan­trip es­ta­ba acos­tum­bra­do a tra­ba­jar co­mo ad­vi­sor pa­ra em­pre­sas que que­rían in­no­var. Pe­ro, en es­te caso, le lle­gó el mo­men­to a él. “La pri­me­ra di­fe­ren­cia de di­ri­gir el área de pro­duc­to en una em­pre­sa que tie­ne la in­no­va­ción en el ADN es el rit­mo en el que su­ce­den las co­sas”, des­ta­ca González Ruiz quien, co­mo con­sul­tor, siem­pre tu­vo que “con­ven­cer a los lí­de­res de desa­rro­llar pro­ce­sos”, pe­ro, en es­te caso, tra­ba­ja pa­ra “dar­le di­rec­ción a la ener­gía de in­no­va­ción”. El em­pren­de­dor re­co­no­ce que a la ho­ra de en­ca­rar la in­no­va­ción lo pri­me­ro que ha­cen las em­pre­sas tra­di­cio­na­les es crear un área es­pe­cí­fi­ca. Sin em­bar­go, cuen­ta que el mo­de­lo que me­jor le fun­cio­na Al­mun­do se ba­sa en que ha­ya una per­so­na de IT den­tro de ca­da área del ne­go­cio. “Las áreas tie­nen un IT coach que di­ri­ge esa par­te, es­tán al lado del que ma­ne­ja el ne­go­cio. Com­par­ten el mis­mo es­pa­cio y los mis­mos ob­je­ti­vos”, re­sal­ta. El ma­yor desaf ío de González Ruiz es­tá en com­pe­tir con pla­yers glo­ba­les que des­ti­nan ca­da vez más pre­su­pues­to a la in­no­va­ción: “Eso nos po­ne pre­sión, por­que es­ta­mos en una re­gión que no tie­ne una re­le­van­cia tan gran­de so­bre el to­tal de la ven­ta de via­jes a ni­vel mun­dial. Eso ha­ce que uno com­pi­ta des­de más aba­jo y ten­ga el desaf ío de se­guir sien­do re­le­van­te”. Pa­ra es­to, en­fo­có su tra­ba­jo y el de la com­pa­ñía en el desa­rro­llo de pro­duc­tos di­gi­ta­les ba­sa­dos en per­so­na­li­za­ción. “Las ex­pec­ta­ti­vas del con­su­mi­dor em­pie­zan a cam­biar. Nos ve­mos más co­mo una pla­ta­for­ma que co­nec­ta pro­vee­do­res tu­rís­ti­cos con via­je­ros, pe­ro tam­bién les pro­vee­mos he­rra­mien­tas a las agen­cias. Que­re­mos ir co­rrién­do­nos del for­ma­to de agen­cia pa­ra ser una pla­ta­for­ma que sir­va a nues­tros part­ners a ha­cer ne­go­cios”, ex­pli­ca. González Ruiz re­co­mien­da en­ca­rar cual­quier pro­ce­so de in­no­va­ción con per­fi­les em­pren­de­do­res. “Eso da au­to­no­mía, ellos mis­mos se em­pu­jan a in­no­var y to­mar ries­gos. Ade­más es im­por­tan­te que ven­gan con po­ten­cia y ca­pa­ci­dad de ha­cer. En es­ta em­pre­sa hay mu­chos em­pren­de­do­res que

Pa­ra que las nue­vas po­si­cio­nes no se sien­tan so­las, se re­co­mien­da vi­rar los sis­te­mas de co­la­bo­ra­ción del mo­de­lo de ‘si­los’ a los tra­ba­jos por pro­yec­tos, con es­pa­cios en co­mún.

Ma­ría de los Ángeles Sán­chez, Com­plian­ce Of­fi­cer de Da­no­ne.

To­más González Ruiz, Chief Pro­duct Of­fi­cer de Al­mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.