Acom­pa­ñar la trans­for­ma­ción

Las Big Four coin­ci­den en que, pe­se a la cri­sis, la ac­ti­vi­dad man­tu­vo su cre­ci­mien­to, ten­den­cia que pro­nos­ti­can se­gui­rá en 2019. La con­sul­to­ría, el gran im­pul­sor. El im­pac­to de las re­ten­cio­nes a las ex­por­ta­cio­nes de ser­vi­cios.

Apertura (Argentina) - - SUMARIO - Flo­ren­cia Tu­chin.

Pe­se a la cri­sis eco­nó­mi­ca que sa­cu­dió al país en 2018, los lí­de­res de las Big Four coin­ci­den en que su ac­ti­vi­dad man­tu­vo el cre­ci­mien­to a lo lar­go del año y pro­nos­ti­can que se­gui­rá la mis­ma ten­den­cia du­ran­te 2019. La in­cer­ti­dum­bre que sue­le pro­vo­car un pro­ce­so elec­to­ral pa­re­ce no de­te­ner los pro­yec­tos que el área de con­sul­to­ría pre­vé desa­rro­llar es­te año. La ma­yo­ría de las gran­des em­pre­sas tie­ne en sus agen­das co­mo prio­ri­dad lle­var ade­lan­te pro­ce­sos de trans­for­ma­ción di­gi­tal. En es­te as­pec­to se es­tán cen­tran­do las fir­mas más im­por­tan­tes en el sec­tor de la con­sul­to­ría y au­di­to­ría, pa­ra ofre­cer ser­vi­cios y acom­pa­ñar a sus clien­tes ha­cia un fu­tu­ro in­cier­to. Fren­te al sur­gi­mien­to de nue­vas pro­ble­má­ti­cas, la con­sul­to­ría ofre­ce he­rra­mien­tas de es­tra­te­gia e im­ple­men­ta­ción, des­de un punto de vis­ta de ne­go­cios y tec­no­lo­gía, pa­ra lle­var al clien­te a li­de­rar en el mer­ca­do en el que com­pi­te. En EY Ar­gen­ti­na, el área de con­sul­to­ría re­pre­sen­ta un 60 por cien­to de su fac­tu­ra­ción. El res­to co­rres­pon­de al área de au­di­to­ría. “El año pa­sa­do vi­vi­mos dos eta­pas – re­la­ta Eduar­do Co­du­ri, CEO de la com­pa­ñía. El mo­men­to de quie­bre fue la co­rri­da ban­ca­ria de ma­yo. Pre­via­men­te, el ni­vel de ac­ti­vi­dad era bas­tan­te al­to por­que los ser­vi­cios de con­sul­to­ría son muy atrac­ti­vos en es­te mo­men­to pa­ra las em­pre­sas. Lue­go, la os­ci­la­ción de la di­vi­sa pro­vo­có que la mi­tad de los pro­yec­tos se de­tu­vie­ran por la in­cer­ti­dum­bre”. Pa­ra el eje­cu­ti­vo, la des­con­fian­za que trae un año de elec­cio­nes im­pac­ta en la to­ma de de­ci­sio­nes de las em­pre­sas, por­que “no sa­ben si van a in­ver­tir en un go­bierno pro mer­ca­do o en uno po­pu­lis­ta”. Y agre­ga: “Ade­más, to­do apun­ta­ría a que se ven­dría un pri­mer se­mes­tre com­pli­ca­do en ma­te­ria de cre­ci­mien­to del PBI. Por lo tan­to, ve­mos que la ac­ti­vi­dad va a ve­nir del in­te­rior ha­cia la ca­pi­tal. Es de­cir, se es­pe­ra una bue­na co­se­cha y un cre­ci­mien­to im­por­tan­te de la mano de Va­ca Muer­ta. Salvo en los sec­to­res de Agro, Oil & Gas y Mi­ne­ría, que vie­nen cre­cien­do mu­cho, se ob­ser­va una me­se­ta. Los ni­ve­les de cre­ci­mien­to de los dis­tin­tos sec­to­res em­pre­sa­ria­les, si exis­ten, son muy ba­jos”. Uno de los prin­ci­pa­les obs­tácu­los que se pre­sen­tó pa­ra el sec­tor de la con­sul­to­ría es el im­pac­to de la di­vi­sa en re­la­ción a la tec­no­lo­gía. “Lo úni­co que no es­tá do­la­ri­za­do es la mano de obra, pe­ro tar­de o tem­prano te­nés que res­pon­der a me­jo­rar la com­pen­sa­ción por­que si no em­pe­zás a per­der ta­len­to”, se­ña­la Co­du­ri. Una gran preo­cu­pa­ción pa­ra el eje­cu­ti­vo es la re­cien­te­men­te re­gla­men­ta­da ley que es­ta­ble­ce las re­ten­cio­nes a las ex­por­ta­cio­nes de ser­vi­cios. “Esa nor­ma­ti­va me pa­re­ce un error ga­rra­fal. No­so­tros so­mos una em­pre­sa lo­cal que com­pi­te con otras lo­ca­cio­nes por las in­ver­sio­nes de la fir­ma glo­bal. Si la Ar­gen­ti­na co­bra un im­pues­to que en otros paí­ses no exis­te, que­da­mos fue­ra de jue­go. Con es­ta me­di­da cas­ti­gan a los que en­tra­mos dó­la­res al país y a la ge­ne­ra­ción de em­pleo. To­dos los paí­ses del mun­do in­cen­ti­van la ex­por­ta­ción y acá la quie­ren gra­var”, en­fa­ti­za. Por su par­te, San­tia­go Mig­no­ne, so­cio prin­ci­pal de PWC Ar­gen­ti­na, y Nor­ber­to Mon­te­ro, so­cio a car­go de Con­sul­to­ría de la fir­ma, cuen­tan que en 2017 ini­cia­ron un pro­ce­so de trans­for­ma­ción en la prác­ti­ca de con­sul­to­ría, que ya ve­nían desa­rro­llan­do. La in­ten­ción fue ha­cer fo­co en los pro­ce­sos de trans­for­ma­ción di­gi­tal pa­ra acom­pa­ñar a las em­pre­sas en los cam­bios que es­tá su­frien­do el mun­do de los ne­go­cios. “El 2018

“Los pro­yec­tos en cur­so van a se­guir, pe­ro se es­tán de­mo­ran­do las de­ci­sio­nes de los nue­vos. No va a ser un año fá­cil”. Sergio Cri­ve­lli, so­cio di­rec­tor Ge­ne­ral de BDO.

“Si la Ar­gen­ti­na co­bra un im­pues­to que en otros paí­ses no exis­te, que­da­mos fue­ra de jue­go. Es un error ga­rra­fal”. Eduar­do Co­du­ri, CEO de EY Ar­gen­ti­na.

fue un muy buen año. En el área de con­sul­to­ría su­pe­ra­mos el pre­su­pues­to que te­nía­mos asig­na­do. Ac­tual­men­te, se­gui­mos in­vir­tien­do en el pro­ce­so de ca­pa­ci­ta­ción e in­cor­po­ra­mos gen­te nueva a la or­ga­ni­za­ción”, ase­gu­ra Mig­no­ne. Se­gún Mon­te­ro, la trans­for­ma­ción del área se hi­zo pen­san­do en las ne­ce­si­da­des que van a sur­gir en el fu­tu­ro. Por ejem­plo, se desa­rro­lla­ron ser­vi­cios en ci­ber­se­gu­ri­dad, que en la Ar­gen­ti­na to­da­vía no es­tán tan ma­du­ros, pe­ro con la in­tro­duc­ción de las nue­vas tec­no­lo­gías es al­go que va a te­ner mu­cho im­pac­to. Otro te­ma que tien­de a cre­cer es com­plian­ce. “Con­si­de­ran­do el con­tex­to ar­gen­tino, las em­pre­sas son mu­cho más cons­cien­tes de que tie­nen que ser más es­tric­tas en cier­tos pro­ce­di­mien­tos. La de­man­da de trans­pa­ren­cia es glo­bal”, ex­pli­ca. Pe­ro, ade­más, avan­zan los so­cios, se va a ne­ce­si­tar so­por­te en to­do lo re­la­cio­na­do con trans­for­ma­ción di­gi­tal: “Las em­pre­sas es­tán re­pen­san­do su mo­de­lo de ne­go­cio pa­ra adap­tar­lo a un mun­do más di­gi­tal. Las con­sul­to­ras co­mo la nues­tra tie­nen que pre­pa­rar a las or­ga­ni­za­cio­nes pa­ra po­der res­pon­der a las de­man­das del mer­ca­do en el fu­tu­ro. Te­ne­mos que ser mu­cho más am­plios en re­la­ción a los ser­vi­cios de tec­no­lo­gía. An­tes, es­tá­ba­mos con­cen­tra­dos en las tec­no­lo­gías tra­di­cio­na­les y aho­ra es­ta­mos aten­tos a las más emer­gen­tes”. Des­de ha­ce al­gu­nos años, PWC Ar­gen­ti­na vol­vió a tra­ba­jar con el Es­ta­do, acom­pa­ñán­do­lo en su pro­ce­so de mo­der­ni­za­ción y trans­for­ma­ción. “Al­re­de­dor del 20 por cien­to de nues­tro re­ve­nue de con­sul­to­ría pro­vie­ne de ser­vi­cios brin­da­dos al sec­tor pú­bli­co”, re­ve­la Mig­no­ne. En to­tal, el área de Con­sul­to­ría re­pre­sen­ta un 15 por cien­to de la fac­tu­ra­ción de PWC. Des­de la res­truc­tu­ra­ción, al­gu­nos ser­vi­cios tra­di­cio­na­les em­pe­za­ron a de­pen­der de otras áreas pa­ra fo­ca­li­zar­se en la nueva con­sul­to­ría –en 2017, es­tos ser­vi­cios re­pre­sen­ta­ban el 6 por cien­to del re­ve­nue. “Cuan­do sa­lís al mer­ca­do se rom­pe el pa­ra­dig­ma de que ven­dés un pro­duc­to. Te­nés que en­ten­der al mer­ca­do, a los clien­tes y a los pro­ble­mas, y co­crear una so­lu­ción pa­ra dar una res­pues­ta con­cre­ta. No­so­tros tra­ta­mos de pre­pa­rar­nos pa­ra te­ner un en­fo­que in­te­gral. Cuan­do el mer­ca­do tie­ne que so­lu­cio­nar pro­ble­mas com­ple­jos lo que bus­ca es va­lor”, re­sal­ta Mon­te­ro. Otro punto al que es­tán muy aten­tos en PWC es a la ex­por­ta­ción de ser­vi­cios por­que, por el efec­to de la de­va­lua­ción del pe­so, se ga­nó com­pe­ti­ti­vi­dad. “En­ten­de­mos la ne­ce­si­dad de los im­pues­tos a la ex­por­ta­ción de ser­vi­cios, pe­ro de to­das for­mas creo que es un gra­ve error. Que­re­mos creer que se­rá tran­si­to­rio. Le po­ne rui­do a un pro­ce­so de in­ver­sión que ve­nía muy bien. El mer­ca­do de ex­por­ta­ción de ser­vi­cios es muy fi­ni­to en re­la­ción a la ren­ta­bi­li­dad, no es po­si­ble tras­la­dar los pre­cios de un im­pues­to al com­pra­dor, por­que no te va a com­prar más a vos. Co­mo ins­tru­men­to no es bueno. Ven­der ser­vi­cios al ex­te­rior es una de las me­jo­res es­tra­te­gias que pue­de apli­car la Ar­gen­ti­na pa­ra crear em­pleo de ca­li­dad y va­lor”, opina Mig­no­ne. En re­la­ción a es­te año, el eje­cu­ti­vo cree que el gran desaf ío del Go­bierno es re­du­cir la in­cer­ti­dum­bre. Su­gie­re que se de­be­rían con­cen­trar los es­fuer­zos en el dó­lar, la in­fla­ción y la ta­sa de in­te­rés: “Ese com­bo com­pli­ca la se­gun­da mi­tad del año. Na­die es­pe­ra que ha­ya cre­ci­mien­to”. Des­de la com­pa­ñía, se es­tán en­fo­can­do “mu­cho” en pro­yec­tos de in­fra­es­truc­tu­ra. “Ar­ma­mos un área con un equi­po mul­ti­dis­ci­pli­na­rio muy ex­per­to pre­pa­ra­do pa­ra ayu­dar, ase­so­rar y pro­veer ser­vi­cios en pro­yec­tos de in­fra­es­truc­tu­ra”, re­sal­ta Mig­no­ne. El eje­cu­ti­vo tam­bién pro­yec­ta que el cre­ci­mien­to va a se­guir pro­vi­nien­do del ase­so­ra­mien­to en trans­for­ma­ción di­gi­tal, aun­que ha­ya de­mo­ras en al­gu­nos pro­yec­tos. “No vi­sua­li­zo una caí­da”, di­ce, y aña­de que uno de los prin­ci­pa­les desaf íos en es­te as­pec­to es traer nue­vos ta­len­tos: “Es muy im­por­tan­te en­tre­nar a la gen­te pa­ra lo que se vie­ne. El desaf ío es rom­per el mol­de. Que­re­mos rein­ven­tar­nos y bus­car gen­te en lu­ga­res don­de no nos hu­bié­ra­mos ima­gi­na­do”.

En cre­ci­mien­to

La úl­ti­ma en­cues­ta glo­bal a CIOS, que ha­ce KPMG to­dos los años en más de 80 paí­ses, re­ve­ló que la gran ma­yo­ría de las em­pre­sas au­men­tó las in­ver­sio­nes en in­no­va­ción y, es­pe­cí­fi­ca­men­te, en el área di­gi­tal. Ade­más, más de la mi­tad es­tá in­vir­tien­do en pla­ta­for­mas tec­no­ló­gi­cas más ági­les pa­ra ayu­dar a las or­ga­ni­za­cio­nes a in­no­var y adap­tar­se a los cam­bios en el mer­ca­do. El ejer­ci­cio de KPMG Ar­gen­ti­na ce­rró el pa­sa­do sep­tiem­bre y pa­ra Nés­tor Gar­cía, so­cio di­rec­tor Eje­cu­ti­vo, fue un muy buen año. Mien­tras que, se­gún el eje­cu­ti­vo, en Con­sul­to­ría se su­peró el pre­su­pues­to, otra área con buen desa­rro­llo fue Fo­ren­sic, que tie­ne que ver con la pre­ven­ción, de­tec­ción e in­ves­ti­ga­ción de frau­des; tam­bién cre­ció la de trans­for­ma­ción di­gi­tal de mo­de­los de ne­go­cios y ope­ra­ti­vos. A tono con el sec­tor, la con­sul­to­ría fue ga­nan­do te­rreno

“Las em­pre­sas es­tán yen­do ha­cia un fu­tu­ro con­tin­gen­te, au­to­ma­ti­za­do y de par­ti­ci­pa­ción co­lec­ti­va de re­cur­sos”. Clau­dio Giai­mo, ma­na­ging part­ner de De­loit­te.

en la par­ti­ci­pa­ción de la fac­tu­ra­ción –ya re­pre­sen­ta un 30 por cien­to–, de­trás de Au­di­to­ría (40 por cien­to). El res­to, es­tá re­la­cio­na­da con im­pues­tos y le­ga­les. “En es­tos pri­me­ros me­ses es­tu­vi­mos por arri­ba del pre­su­pues­to. La se­gun­da par­te del año es una in­cóg­ni­ta. La trans­for­ma­ción di­gi­tal pue­de te­ner me­jor o peor rit­mo, pe­ro no creo que se de­ten­ga”, co­men­ta Gar­cía. Pa­ra el re­fe­ren­te de KPMG, es im­por­tan­te tra­ba­jar con las uni­ver­si­da­des pa­ra que los per­fi­les de los co­la­bo­ra­do­res no que­den atra­sa­dos. Otro obs­tácu­lo se re­la­cio­na con la ne­ce­si­dad de que au­men­te la en­tra­da de nue­vos ju­ga­do­res al país. “Eso se­ría im­por­tan­te pa­ra un ma­yor cre­ci­mien­to”, re­sal­ta. Pa­ra es­te año que co­mien­za, Gar­cía co­men­ta que los ob­je­ti­vos de cre­ci­mien­to de la com­pa­ñía, más allá de la co­yun­tu­ra, es­tán en au­men­tar en ho­ras y fac­tu­ra­ción. Una po­si­ble lí­nea de ne­go­cios en la que cre­cer es en el seg­men­to de me­dia­nas em­pre­sas, pa­ra las cua­les el eje­cu­ti­vo se­ña­la que hay ser­vi­cios que no son tan cos­to­sos, co­mo por ejem­plo el es­ta­ble­ci­mien­to de una lí­nea éti­ca: “To­do lo re­la­cio­na­do con com­plian­ce em­pie­za a abar­car a to­dos los ni­ve­les del sec­tor pri­va­do”. Por su par­te, Clau­dio Giai­mo, ma­na­ging part­ner de De­loit­te, ob­ser­va que to­do lo re­la­cio­na­do con tra­ba­jo en equi­po va a te­ner mu­cho desa­rro­llo en el me­diano pla­zo. Ade­más, cree que las em­pre­sas van a ne­ce­si­tar ser­vi­cios so­bre có­mo pla­ni­fi­car la ca­rre­ra del tra­ba­ja­dor en el fu­tu­ro. Y agre­ga: “Otro gran cam­bio en re­la­ción al ta­len­to tie­ne que ver con que las com­pa­ñías es­tán acos­tum­bra­das a tra­ba­jar con sus pro­pios em­plea­dos. De ca­ra al fu­tu­ro, ca­da vez más, se va a in­ter­ac­tuar con con­tra­tis­tas y per­so­nas in­de­pen­dien­tes. En De­loit­te es­ta­mos acom­pa­ñan­do a nues­tros clien­tes ha­cia un fu­tu­ro con­tin­gen­te, de par­ti­ci­pa­ción co­la­bo­ra­ti­va, au­to­ma­ti­za­do y con asis­ten­cia cognitiva, en el cual la fuer­za de tra­ba­jo se va a po­ten­ciar y di­ver­si­fi­car ca­da vez más”. En De­loit­te, el área de con­sul­to­ría, que se co­no­ce co­mo Ad­vi­sory, se di­vi­de en tres: Tec­no­lo­gía, Es­tra­te­gia y Ope­ra­cio­nes, y Ca­pi­tal Humano. Ade­más, por fue­ra, cuen­ta con un área de con­sul­to­ría de ries­gos. “Ad­vi­sory, a ni­vel glo­bal, re­pre­sen­ta tres cuar­tos de la fac­tu­ra­ción. En la Ar­gen­ti­na es dos ter­cios, pe­ro pe­ro va a se­guir cre­cien­do”, ase­gu­ra Giai­mo. Se­gún el eje­cu­ti­vo, la ma­yor par­te de los clien­tes de la fir­ma son em­pre­sas gran­des del ex­tran­je­ro, lo cual es ven­ta­jo­so por­que se ex­por­tan ser­vi­cios en dó­la­res.

Des­de aden­tro

A tra­vés de la con­sul­to­ría de ne­go­cios y la de ges­tión de ries­gos, Grant Thorn­ton ayu­da a las or­ga­ni­za­cio­nes a ges­tio­nar los re­tos ope­ra­ti­vos, ries­gos y opor­tu­ni­da­des de un en­torno com­pe­ti­ti­vo en rá­pi­da evo­lu­ción. Es­ta área, que re­pre­sen­ta un 30 por cien­to de los in­gre­sos de la fir­ma, ofre­ce ser­vi­cios co­mo ayu­dar a los clien­tes a cum­plir sus obli­ga­cio­nes re­gla­men­ta­rias, com­pren­sión y ges­tión de ries­gos, di­se­ño e im­ple­men­ta­ción de es­truc­tu­ras de go­bierno y de cum­pli­mien­to, di­se­ño y ges­tión de pro­gra­mas de cam­bio, cons­truc­ción de mo­de­los de ope­ra­ción, com­pren­sión de la ca­de­na de su­mi­nis­tro y me­jo­ras en la efi­cien­cia y la ren­ta­bi­li­dad. “El 2018 fue un año bueno por la gran di­ver­si­dad de tra­ba­jo que tu­vi­mos. Lle­ga­ron mu­chos clien­tes nue­vos, in­clu­so del ex­te­rior. Fue co­mo vi­vir en una is­la y, la ver­dad, no pue­do ex­pli­car bien por qué. Tu­vi­mos mu­cho tra­ba­jo, lo que nos per­mi­tió sor­tear las di­fi­cul­ta­des del mer­ca­do in­terno. Ya ve­nía­mos in­vir­tien­do mu­cho en tec­no­lo­gía y sis­te­mas, al­go que nos ayu­dó a dar el pa­so ha­cia ade­lan­te pa­ra en­trar en otra es­ca­la de ser­vi­cios”, cuen­ta Ar­nal­do Ha­sen­cle­ver, ma­na­ging part­ner de Grant Thorn­ton Ar­gen­ti­na. Se­gún el eje­cu­ti­vo, el desaf ío siem­pre es te­ner a los me­jo­res co­la­bo­ra­do­res: “Hay que desafiar a las ge­ne­ra­cio­nes ac­tua­les, que son muy di­ná­mi­cas. Te­ne­mos mu­chos em­plea­dos que ha­cen in­ter­cam­bios en fi­lia­les fue­ra del país y des­pués vuel­ven. Eso ayu­da a la re­ten­ción de ta­len­tos”. Pa­ra Sergio Cri­ve­lli, so­cio di­rec­tor Ge­ne­ral de BDO Ar­gen­ti­na, es­te año es una gran in­cóg­ni­ta: “Los pro­yec­tos del área de con­sul­to­ría que es­tán en cur­so van a se­guir, pe­ro los nue­vos es­tán de­mo­ran­do las de­ci­sio­nes. No va a ser un año fá­cil”. En BDO ofre­cen ser­vi­cios a me­di­da en con­sul­to­ría de ne­go­cio, cum­pli­mien­to nor­ma­ti­vo, cor­po­ra­te fi­nan­ce, M&A, me­jo­ra de pro­ce­sos, ase­so­ra­mien­to en ries­gos, au­di­to­ría in­ter­na, frau­de, pro­fe­sio­na­li­za­ción de em­pre­sas y re­cur­sos hu­ma­nos. Es­ta área re­pre­sen­ta el 35 por cien­to de la fac­tu­ra­ción de la em­pre­sa. El eje­cu­ti­vo con­si­de­ra que la com­pe­ti­ti­vi­dad se ga­na con bue­nos re­cur­sos hu­ma­nos, con cons­tan­te ca­pa­ci­ta­ción e in­cor­po­ran­do tec­no­lo­gía. En re­la­ción al ta­len­to, ase­gu­ra que hay, pe­ro es li­mi­ta­do. Ya con mi­ras en los pró­xi­mos desaf íos, Cri­ve­lli en­fa­ti­za: “Te­ne­mos el de­seo de acom­pa­ñar a las em­pre­sas en la trans­for­ma­ción di­gi­tal, pe­ro pri­me­ro te­ne­mos que ha­cer esa trans­for­ma­ción ha­cia aden­tro”.

San­tia­go Mig­no­ne, so­cio prin­ci­pal de PWC Ar­gen­ti­na: “El mer­ca­do bus­ca va­lor”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.