El cli­ma pre elec­to­ral y la evo­lu­ción de las va­ria­bles ma­cro post pri­mer tri­mes­tre mos­tra­rán el pul­so de cuán­do su­mar ries­go a la car­te­ra.

Apertura (Argentina) - - LA CITY - Mónica Fer­nán­dez

Fi­nal­men­te, con re­la­ción al ries­go ac­cio­nes, “si bien el view ma­cro­eco­nó­mi­co no es alen­ta­dor en cuan­to a un re­pun­te fuer­te en ac­ti­vi­dad, exis­ten nom­bres que han su­fri­do un ex­ce­si­vo cas­ti­go cuan­do se po­ne en con­si­de­ra­ción la es­ta­bi­li­dad de su ca­pa­ci­dad de ge­ne­rar re­sul­ta­dos”, plan­tea. La su­ge­ren­cia de Co­ru­jo, de PPI, “pa­ra los in­ver­so­res que no es­tén dis­pues­tos a ex­po­ner­se a la ‘mon­ta­ña ru­sa’ que fue el mer­ca­do y que po­dría vol­ver a ver­se en 2019, es una car­te­ra en su ma­yor par­te do­la­ri­za­da (en­tre un 80-100 por cien­to)”. Y aña­de: “La ma­yor par­ti­ci­pa­ción se­ría en Le­tes en dó­la­res y Bono Dual 2019 con ta­sas del or­den del 4,5/5 por cien­to anual, un ren­di­mien­to por arri­ba de lo que ofre­ce cual­quier pla­zo fi­jo y un ries­go que real­men­te en­ten­de­mos aco­ta­do”. Tam­bién su­ma a la re­co­men­da­ción un da­to pa­ra el que quie­ra su­bir un po­co la apues­ta: el ries­go es un po­co ma­yor pe­ro li­mi­ta­do de­bi­do las amor­ti­za­cio­nes par­cia­les que es­te bono em­pe­za­rá a pre­sen­tar en 2019. Se re­fie­re al Bo­nar 2024. “Pa­ra la par­te de la in­ver­sión o el aho­rro que se quie­ra man­te­ner en pe­sos, re­co­men­da­mos Le­caps o FCI en pe­sos. Acá hay op­cio­nes T+0 y T+1 con ta­sas (anua­li­za­das) en el úl­ti­mo mes, en pro­me­dio del 45/50 por cien­to anual –por arri­ba de lo que hoy ofre­ce un pla­zo fi­jo tra­di­cio­nal en es­ta mo­ne­da, con la ven­ta­ja de la li­qui­dez, un punto no me­nor en el ac­tual es­ce­na­rio”, re­sal­ta Co­ru­jo. Que­da cla­rí­si­mo que pa­ra em­pe­zar el año, y so­bre to­do en épo­ca de va­ca­cio­nes, de­be­rá pri­mar el ba­jo ries­go en­tre las op­cio­nes de in­ver­sión. ¿Cuán­do ir po­nién­do­se un po­co más osa­do? La cla­ve pa­sa­rá en bue­na me­di­da por el cli­ma pre elec­to­ral y por los re­sul­ta­dos que pue­da ir mos­tran­do la ma­cro pa­sa­do el pri­mer tri­mes­tre. “Por un lado, la política mo­ne­ta­ria bus­ca una ex­tre­ma du­re­za pa­ra des­com­pri­mir las ex­pec­ta­ti­vas de in­fla­ción, aun­que el cos­to de es­te ca­mino es una pro­fun­di­za­ción de la re­ce­sión. Cier­ta­men­te, a me­di­da que nos acer­que­mos a las elec­cio­nes, la ten­sión en­tre prio­ri­zar la des­in­fla­ción o el cre­ci­mien­to irá en as­cen­so, lo que po­dría crear pre­sio­nes cre­cien­tes pa­ra que el BCRA re­la­je su política y es­to po­dría arries­gar el éxi­to del pro­ce­so de es­ta­bi­li­za­ción”, ex­pli­ca Yar­de Bu­ller, de SBS. El con­se­jo de De­mar­chi, de Ba­lanz, es lle­var du­ran­te 2019 las rien­das de las in­ver­sio­nes bien sos­te­ni­das. “Es­pe­ran­do un año vo­lá­til ha­brá que es­tar ac­ti­vo en la ad­mi­nis­tra­ción de car­te­ras, sien­do ági­les al mo­men­to de to­mar po­si­cio­nes en pe­sos o en dó­la­res”. Y am­plía: “Es­tar ac­ti­vo es es­tar aten­to pa­ra ir cam­bian­do com­po­si­cio­nes en mo­ne­das y dis­tin­tos ins­tru­men­tos, ya sea do­la­ri­zán­do­se en un ma­yor por­cen­ta­je o apro­ve­chan­do ta­sas en pe­sos de acuer­do a lo más con­ve­nien­te. Es re­co­men­da­ble eva­luar y ana­li­zar las car­te­ras al me­nos una vez al mes jun­to con el ase­sor fi­nan­cie­ro de con­fian­za”. Pa­ra Brau, “el rit­mo al que de­ba re­ca­li­brar­se el por­ta­fo­lio du­ran­te 2019 se­rá muy de­pen­dien­te del ci­clo po­lí­ti­co. Por lo tan­to, la iden­ti­fi­ca­ción de cier­tas va­ria­bles que pue­dan de­fi­nir el pro­ce­so elec­to­ral y la evo­lu­ción de los re­tor­nos de ac­ti­vos es de­ter­mi­nan­te. En el cor­tí­si­mo pla­zo se­rá re­le­van­te se­guir de cer­ca la des­in­fla­ción y, jun­to a las pa­ri­ta­rias, la re­com­po­si­ción del sa­la­rio real”. Y cie­rra: “En la me­di­da que se ob­ser­ven no­ti­cias po­si­ti­vas en es­te te­rreno se­rá mo­men­to de to­mar al­go más de ries­go en deu­da pa­ra que, una vez que se ob­ser­ve caí­da en el ries­go país, se to­me una pos­tu­ra más agre­si­va en ac­cio­nes. No ve­mos pro­ba­ble una re­cu­pe­ra­ción sig­ni­fi­ca­ti­va en la ac­ti­vi­dad pe­ro una caí­da sos­te­ni­da en el ries­go país de­be­ría dar lu­gar a una re­cu­pe­ra­ción en equity”. En la me­di­da que el año em­pie­ce a co­rrer y se plas­men al­gu­nas se­ña­les que pue­den ser po­si­ti­vas, quien no sea enemi­go de un po­co de adre­na­li­na pue­de ir bus­can­do per­li­tas por la City. “Un in­ver­sor con per­fil de ries­go mo­de­ra­do y un ho­ri­zon­te de in­ver­sión de me­diano pla­zo po­dría asu­mir ma­yo­res ries­gos y su­mar una pro­por­ción de ac­cio­nes prin­ci­pal­men­te vin­cu­la­das a com­pa­ñías ener­gé­ti­cas co­mo TGSU2, YPFD o PAM­PA, así co­mo bo­nos del tra­mo me­dio de la cur­va so­be­ra­na co­mo el AA25 que ofre­ce un ren­di­mien­to anual de 13,5 por cien­to en dó­la­res o AA37, que ofre­ce un ren­di­mien­to de 11,9 por cien­to anual y un im­por­tan­te po­ten­cial de re­cu­pe­ra­ción de pre­cio an­te una even­tual re­duc­ción en el ries­go país”, de­ja pi­can­do Bano, de IOL.<AP>

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.