Alum­nos de la ciu­dad de Cór­do­ba pro­yec­ta­ron una es­cue­la den­tro de un claus­tro.

Los alum­nos de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Cór­do­ba in­ter­vi­nie­ron una man­za­na del ba­rrio Al­ber­di jun­to a una cons­truc­ción edu­ca­ti­va his­tó­ri­ca. La pro­pues­ta respeta la pre­exis­ten­cia y re­cu­pe­ra la me­mo­ria del si­tio.

ARQ - - NEWS -

Me­mo­ria de los alum­nos

El desafío fue in­ter­ve­nir en un lo­te en la ciu­dad de Cór­do­ba ubi­ca­do en el ba­rrio Al­ber­di, el cual po­see una Igle­sia y es­cue­la de la or­den sa­le­sia­na. Nues­tro pro­yec­to de­bió in­ter­ac­tuar con esas pre exis­ten­cias. El área de tra­ba­jo pre­sen­ta cier­ta com­ple­ji­dad de­bi­do a la exis­ten­cia de dos en­ti­da­des de fuer­te im­pron­ta his­tó­ri­ca, la pre­sen­cia de una vía rá­pi­da (Avenida Colón) y el tra­di­cio­nal ca­rác­ter del ba­rrio.

El pro­yec­to pue­de leer­se co­mo una ex­ten­sión del co­le­gio exis­ten­te (Pío X) y su­ma un ras­go dis­tin­ti­vo en vir­tud de la te­má­ti­ca a es­tu­diar, ya que se op­tó por la es­pe­cia­li­dad de una es­cue­la-huer­ta.

El edi­fi­cio se re­cues­ta so­bre la hue­lla de un vie­jo tea­tro que ha si­do de­mo­li­do, ele­ván­do­se del plano ce­ro. Es­ta se­pa­ra­ción se re­suel­ve me­dian­te dos pies que con­tie­nen cir­cu­la­cio­nes y nú­cleos es­pe­cí­fi­cos, y que se en­cuen­tran co­ro­na­dos por un sis­te­ma de vi­gas pe­ri­me­tra­les. Di­chas vi­gas no só­lo cum­plen con su fun­ción es­truc­tu­ral, sino que tam­bién ge­ne­ran im­por­tan­tes es­pa­cios de uso.

La pro­pues­ta se in­ser­ta den­tro del claus­tro del co­le­gio men­cio­na­do, lo re­in­ter­pre­ta de una ma­ne­ra más li­bre, con una mar­ca­da ver­ti­ca­li­dad da­da por las cir­cu­la­cio­nes; és­tas se desa­rro­llan en ram­pas que co­nec­tan el plano de re­creo con los es­pa­cios pe­da­gó­gi­cos.

El claus­tro in­ter­cep­ta la pla­za se­ca ele­va­da y con­for­ma un sis­te­ma de re­co­rri­do y per­ma­nen­cia que co­mien­za en la Pla­za Colón, in­gre­sa al nú­cleo de la pro­pues­ta y con­clu­ye co­mu­ni­can­do con la Es­cue­la Car­bó.

Es­te sis­te­ma les per­mi­te a los usua­rios del ba­rrio ac­ce­der al co­ra­zón de man­za­na y al es­pa­cio pe­da­gó­gi­co -el cual en­cuen­tra su re­fe­ren­cia en el pa­sa­do his­tó­ri­co de quin­tas- re­for­mu­lán­do­lo pa­ra dar res­pues­ta a una ne­ce­si­dad ac­tual en be­ne­fi­cio del área en su con­jun­to. Fue muy im­por­tan­te la vi­sión de es­pa­cio pú­bli­co que in­cen­ti­vo la cátedra; es­to nos per­mi­tió desa­rro­llar una es­cue­la in­clu­si­va, abier­ta y co­mu­ni­ca­ti­va con su en­torno so­cial, bus­can­do la pre­mi­sa de acer­car­nos a ver­da­de­ros edi­fi­cios que crean pla­zas.

Co­men­ta­rio de los do­cen­tes

Los alum­nos de­mos­tra­ron se­rie­dad en sus plan­teos es­truc­tu­ra­les y es­pa­cia­les, acom­pa­ñan­do el di­se­ño crea­ti­vo con una per­ma­nen­te re­fle­xión cons­truc­ti­va en ca­da eta­pa del pro­ce­so.

La ocu­pa­ción de man­za­na del co­le­gio exis­ten­te cons­ti­tu­ye una fa­cha­da te­lón que se in­te­rrum­pe en dos la­dos. El pro­yec­to los apro­ve­cha pa­ra in­cluir el ba­rrio ha­cia el in­te­rior de una ins­ti­tu­ción a prio­ri her­mé­ti­ca, y lo ha­ce a tra­vés de in­gre­sos en al­tu­ra, a mo­do de una ga­le­ría pú­bli­ca que in­va­de el co­ra­zón de man­za­na. Es­te “pa­seo” se in­de­pen­di­za de la ac­ti­vi­dad aca­dé­mi­ca pa­ra fa­ci­li­tar el nor­mal fun­cio­na­mien­to de la es­cue­la. Otro as­pec­to po­si­ti­vo es la uti­li­za­ción de cir­cu­la­cio­nes co­mo idea ge­ne­ra­do­ra del pro­yec­to: se ubi­ca en un ex­tre­mo la bi­blio­te­ca y en el otro el au­di­to­rio, y en el cen­tro un sis­te­ma de ram­pas.

El plan­teo ex­plo­ra in­no­va­cio­nes en la ma­ne­ra de en­se­ñar pe­ro con un fuer­te acen­to fun­cio­nal. Por ejem­plo, al or­ga­ni­zar los jar­di­nes de in­fan­tes en la se­gu­ri­dad de un sub­sue­lo, ais­lar las “au­las es­pe­cia­les” co­mo en­ti­da­des au­tó­no­mas de co­no­ci­mien­to es­pe­cí­fi­co o al ele­var las “au­las huer­ta” en la cu­bier­ta, in­ten­tan­do cap­tar la ma­yor can­ti­dad de sol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.