IN­QUIE­TU­DES TRANS­VER­SA­LES

ARQ - - EL TALLER -

“Es una ca­rre­ra con una fuer­te vo­ca­ción so­cial, in­ter­dis­ci­pli­nar y que in­vo­lu­cra múl­ti­ples es­ca­las, lo cual la con­vier­te en una ac­ti­vi­dad de rit­mo in­ten­so pe­ro muy va­ria­do tam­bién -de­fi­ne Emi­lia Da­rri­ca­des-. En prin­ci­pio me atra­jo por el di­bu­jo, la his­to­ria y so­bre to­do por po­der com­bi­nar en una mis­ma pro­fe­sión la ra­cio­na­li­dad y la crea­ti­vi­dad, lo que le da un va­lor agre­ga­do”. Ella tra­ba­ja en un es­tu­dio de ar­qui­tec­tu­ra cor­do­bés for­ma­do por jó­ve­nes “de­di­ca­dos a es­tu­diar có­mo do­tar de al­ma a un lu­gar pa­ra que se tras­for­me en un es­ce­na­rio con vi­da”. Ca­ro­li­na Isaía coin­ci­de con su com­pa­ñe­ra y su­ma: “Al tra­ba­jar con va­rias dis­ci­pli­nas a la vez, la ar­qui­tec­tu­ra se vuel­ve un pun­to de interés pa­ra to­dos, no só­lo pa­ra los ar­qui­tec­tos”. E ima­gi­na una ar­qui­tec­tu­ra más sos­te­ni­ble y eco­ló­gi­ca. Le gus­ta la pro­duc­ción de va­rios es­tu­dios lo­ca­les co­mo Ada­moFai­den, Mo­li­na­ri-go­rod­ner-spo­torno, Es­te­ban-tan­nen­baum y To­rra­do. Por su par­te To­más Qua­glia plan­tea que su pro­fe­sión co­bra­rá ma­yor im­por­tan­cia en un mun­do ca­da vez más ur­ba­ni­za­do. “Se­rá fun­da­men­tal lo­grar un desa­rro­llo ur­bano sus­ten­ta­ble, con ciu­da­des más com­ple­jas, com­pac­tas e in­te­li­gen­tes, apro­ve­chan­do los avan­ces tec­no­ló­gi­cos, con más es­pa­cios pen­sa­dos pa­ra las per­so­nas. Ha­brá que adap­tar­se a nue­vas for­mas de pro­yec­tar, más in­ter­ac­ti­vas y usan­do to­da la in­for­ma­ción dis­po­ni­ble”, de­fi­ne.

Isaía, Qua­glia y Da­rri­ca­des

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.