Mi­lán: una fiesta in­ter­mi­na­ble

SE­MA­NA DE DI­SE­ÑO MI­LÁN 57° EDI­CION DEL SALON DEL MUE­BLE La ma­ra­tón de ac­ti­vi­da­des y lan­za­mien­tos po­si­cio­na al di­se­ño co­mo mo­tor eco­nó­mi­co y usi­na crea­ti­va. La na­tu­ra­le­za, pre­sen­te en to­dos los for­ma­tos.

ARQ - - DISEÑO - Vi­vian Ur­feig En­via­da es­pe­cial a Mi­lán

Abril es­tá mar­ca­do con ro­jo des­de que el Sa­lón In­ter­na­cio­nal del Mue­ble fi­ja una se­ma­na de lo­cos en el ca­len­da­rio in­ter­na­cio­nal del di­se­ño. La 57° edi­ción, que se ce­le­bró en­tre el 17 y el 22 de ese mes, de­mos­tró una vez más la po­ten­cia y la pro­yec­ción que pro­vo­ca es­ta fe­ria en to­da la ciu­dad.

El en­gra­na­je in­dus­trial del sec­tor mue­ve el am­pe­rí­me­tro de la eco­no­mía ur­ba­na, que po­si­cio­na a Mi­lán co­mo el epi­cen­tro de las ten­den­cias glo­ba­les del in­te­rio­ris­mo. El efec­to es tan vi­go­ro­so que se ex­tien­de por to­dos los ba­rrios y be­ne­fi­cia al tu­ris­mo, la gas­tro­no­mía y la mo­da, en­tre otros.

La onda ex­pan­si­va na­ce en el pre­dio de Rho, por el que pa­sa­ron 434 mil vi­si­tan­tes en bus­ca de no­ve­da­des: con­fi­gu­ra­cio­nes or­gá­ni­cas, ma­te­ria­les sus­ten­ta­bles y so­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas a me­di­da de las nue­vas for­mas de ha­bi­tar fue­ron al­gu­nos de los ejes que se re­pi­tie­ron pa­be­llón tras pa­be­llón. Las re­fe­ren­cias a la na­tu­ra­le­za fue­ron cons­tan­tes. Ins­pi­ra­ron con­fi­gu­ra­cio­nes de mo­bi­lia­rio y se pal­pa­ron en re­ves­ti­mien­tos y tex­ti­les. Do­mi­na­ron los res­pal­dos en­vol­ven­tes pa­ra si­llas y so­fás, los to­nos pre­tró­leo y los es­tam­pa­dos ve­ge­ta­les. Y mar­ca­ron pre­sen­cia en su­per­fi­cies tex­tu­ra­das de pa­re­des y pi­sos. Pe­ro ade­más, se pres­ta­ron a una ma­ra­tón de in­ter­ven­cio­nes ur­ba­nas don­de las ex­pe­rien­cias in­ter­ac­ti­vas que ape­la­ron a la na­tu­ra­le­za fue­ron fu­ror (ver

Fes­ti­val de... en pág. 20). Los ba­ños y las co­ci­nas pro­ta­go­ni­za­ron las bie­na­les co­rres­pon­dien­tes a es­tos sec­to­res del ho­gar, con acen­to en lo pri­va­do y lo pú­bli­co. Las apli­ca­cio­nes pa­ra ce­lu­la­res do­mi­na­ron la es­ce­na, con dis­po­si­ti­vos in­te­li­gen­tes pa­ra me­jo­rar la ex­pe­rien­cia en la cocina (ver San­tua­rios... en pág. 24). El año que vie­ne se­rá el turno de Eu­ro­lu­ce y las mi­ra­das se tras­la­da­rán ha­cia las lu­mi­na­rias.

El bas­tión de crea­ti­vos sub 35 que se pre­sen­tó en el Sa­lón Sa­té­li­te apor­tó in­no­va­ción y fres­cu­ra. Y plan­teó la ne­ce­si­dad de un re­cam­bio ge­ne­ra­cio­nal en es­te eco­sis­te­ma don­de las gran­des fi­gu­ras si­guen en pie. ¿Cuán­ta ca­pa­ci­dad de renovación es po­si­ble? La pre­sión por lan­zar lí­neas de mo­bi­lia­rio año tras año lle­va a la re­pe­ti­ción. Es inevi­ta­ble. Por eso, la pla­ta­for­ma del Sa­té­li­te es cla­ve pa­ra des­cu­brir nue­vos ta­len­tos. Es­te año la pro­ble­má­ti­ca de la in­mi­gra­ción fue uno de los abor­da­jes más in­tere­san­tes, en el marco de la con­sig­na Áfri­ca La­ti­noa­mé­ri­ca, Di­se­ño Emer­gen­te. “Cree­mos en el em­pu­je de los 650 jó­ve­nes que par­ti­ci­pa­ron en es­ta edi­ción”, ra­ti­fi­ca Mar­va Griffin, cu­ra­do­ra y fun­da­do­ra de es­te espacio vi­tal.

Mien­tras los la­bo­ra­to­rios de ten­den­cias le po­nen el fo­co a las tri­bus ur­ba­nas que revelan ca­rac­te­rís­ti­cas nó­ma­des, el mue­ble acom­pa­ña es­ta ola con pro­pues­tas com­po­ni­bles. Los es­pa­cios aho­ra se trans­for­man a la ve­lo­ci­dad de un posteo en Instagram.

La idea del ho­gar tran­si­to­rio re­quie­re di­se­ños ági­les y temporales, que evo­lu­cio­nen en tiem­pos más aco­ta­dos. La Se­ma­na de Di­se­ño de Mi­lán de­jó en cla­ro que es­tos con­cep­tos le cal­zan jus­to. Son nue­vas opor­tu­ni­da­des pa­ra crear vi­vien­das “cáp­su­la” y áreas de trán­si­to, siem­pre en mo­vi­mien­to. La ex­cu­sa pa­ra ga­ran­ti­zar que el en­gra­na­je in­dus­trial si­ga su mar­cha en una ciu­dad que en­ten­dió al di­se­ño co­mo mo­tor. Y que ca­da abril se trans­for­ma en una usi­na des­co­mu­nal don­de ga­nan to­dos. El di­se­ño so­bre to­do.

PUES­TAS ES­CE­NO­GRÁ­FI­CAS. Los stands po­nen en mar­cha dis­po­si­ti­vos efí­me­ros de al­to im­pac­to (Edra)

TRI­BAL. So­fá en cao­ba ta­lla­do a mano (P. Na­vo­ne pa­ra Ger­va­so­ni).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.