Sim­pli­ci­dad. En la lo­ca­li­dad de Ca­se­ros, Moarqs di­se­ñó una na­ve in­dus­trial de gran fun­cio­na­li­dad.

En Ca­se­ros, Pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, Moarqs creó un pris­ma sim­ple de ima­gen con­tun­den­te que lo­gra ilu­mi­na­ción na­tu­ral en sus es­pa­cios in­te­rio­res.

ARQ - - EDITORIAL / SUMARIO - Dar­do Vi­lla­fa­ñe dvi­lla­fa@cla­rin.com

Re­cu­pe­rar la tra­di­ción in­dus­trial del país -es­pe­cial­men­te la que ca­rac­te­ri­zó al Co­nur­bano Bo­nae­ren­se por dé­ca­das es un do­mi­nio de las po­lí­ti­cas pú­bli­cas. Pe­ro, tra­ba­jar una es­té­ti­ca que la evo­que pue­de es­tar en ma­nos de la ar­qui­tec­tu­ra. Así lo de­mues­tra es­ta pe­que­ña pe­ro sin­gu­lar obra de in­fra­es­truc­tu­ra desa­rro­lla­da por el es­tu­dio Moarqs en un te­rreno ubi­ca­do en la lo­ca­li­dad de Ca­se­ros, par­ti­do de Tres de Fe­bre­ro.

“Nos in­tere­sa fo­men­tar una ar­qui­tec­tu­ra sin apa­rien­cias que sur­ja de la dis­po­si­ción de unos ma­te­ria­les con­cre­tos en un cier­to or­den”, sos­tie­ne Ig­na­cio Mon­tal­do, ti­tu­lar de Moarqs. El ar­qui­tec­to ase­gu­ra que es­ta fór­mu­la se com­ple­men­ta o con­ju­ga con ar­te, “con­si­guien­do una poé­ti­ca in­ten­sa a tra­vés de una eco­no­mía de re­cur­sos”.

El gal­pón in­dus­trial se cons­tru­yó en un so­lar de ca­rac­te­rís­ti­cas par­ti­cu­la­res den­tro de la tra­ma ur­ba­na, ya que de­be su for­ma a su ubi­ca­ción en una de las seis es­qui­nas con­for­ma­das por la in­ter­sec­ción de dos ave­ni­das (Al­vear y Bar­to­lo­mé Mi­tre) y tres ca­lles (Ayacucho, Puán y Cas­te­lli).

So­bre ese te­rreno de for­ma ca­si trian­gu­lar se desa­rro­lla un pris­ma de apai­sa­do cu­ya vo­lu­me­tría se ajus­ta a la re­gla­men­ta­ción so­bre el uso del sue­lo vi­gen­te el par­ti­do de Tres de Fe­bre­ro. “Es­te or­de­na­mien­to -ex­pli­ca Mon­tal­do- de­ter­mi­na que se de­be con­ser­var el 40% del te­rreno sin cons­truir co­mo sue­lo ab­sor­ben­te. Así, el vo­lu­men cons­trui­do se desa­rro­lla so­bre una de las ave­ni­das, li­be­ran­do un pa­tio trian­gu­lar so­bre otra de las ca­lles”.

La na­ve fue con­ce­bi­da a par­tir de una es­truc­tu­ra uni­di­rec­cio­nal, con­for­ma­da por sie­te pór­ti­cos me­tá­li­cos de per­fi­les nor­ma­les de ace­ro la­mi­na­dos, dis­tan­cia­dos ca­da 5,17 me­tros. Una chapa pre pin­ta­da co­lor ne­gro ti­po si­nu­soi­dal con­for­ma el ce­rra­mien­to ex­te­rior del gal­pón.

Los es­pa­cios in­te­rio­res es­tán ter-

mi­na­dos a par­tir de una ais­la­ción tér­mi­ca de la­na de vi­drio con la in­clu­sión de po­li­pro­pi­leno de co­lor blan­co. “Es­te ma­te­rial ac­túa tam­bién co­mo ba­rre­ra de va­por, ya que es­tá co­lo­ca­da en­tre la es­truc­tu­ra me­tá­li­ca y la cu­bier­ta de chapa”, se­ña­la el au­tor.

Los tes­te­ros -o pie­zas fron­ta­les del edi­fi­cio- fue­ron re­suel­tos de dos ma­ne­ras: por un la­do, a tra­vés de la me­dia­ne­ra exis­ten­te con­for­ma­da por mam­pos­te­ría de la­dri­llos ma­ci­zos co­mu­nes (de 30 cm de es­pe­sor); por el otro, me­dian­te la re­so­lu­ción de la es­qui­na a tra­vés del gi­ro de la es­truc­tu­ra con tres me­dios pór­ti­cos que ro­tan en el eje del edi­fi­cio. “Así se re­suel­ve el vo­lu­men de ma­ne­ra con­ti­nua con el cer­co que de­li­mi­ta el te­rreno y el pa­tio. Una cla­ra­bo­ya li­neal ge­ne­ra­da en la sec­ción de la na­ve ga­ran­ti­za la ilu­mi­na­ción na­tu­ral y la ven­ti­la­ción de to­do el es­pa­cio in­te­rior”.

El gal­pón se ca­rac­te­ri­za por su ex­tre­ma sim­ple­za y des­po­jo de cual­quier agre­ga­do u or­na­men­to in­ne­ce­sa­rio, un con­cep­to cla­ve en la ar­qui­tec­tu­ra del es­tu­dio. “Pro­mul­ga­mos una for­ma de tra­ba­jar con res­pues­tas sim­ples a pre­gun­tas com­ple­jas a par­tir de la lec­tu­ra ex­haus­ti­va de con­di­cio­nan­tes tan­gi­bles e in­tan­gi­bles. No da­mos na­da por su­pues­to y bus­ca­mos con­se­guir más con me­nos. Co­mo de­cía Bu­cho Ba­lie­ro: la be­lle­za de lo ne­ce­sa­rio, na­da más”. «

1

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.