So­ni­dos y si­len­cios de hor­mi­gón y vi­drio

Las ex­ten­sas fa­cha­das de es­ta ter­mi­nal de con­te­ne­do­res se re­suel­ven con po­cos re­cur­sos y dos ma­te­ria­les ex­clu­yen­tes. Así, un jue­go de lle­nos y va­cíos le da rit­mo y contraste al edi­fi­cio.

ARQ - - ARQUITECTURA - A3 Lup­pi-ugal­de-win­ter http://a3di­gi­tal.net

El edi­fi­cio es­tá ubi­ca­do en el puer­to de la ciu­dad de Be­ris­so, en la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res. Cuen­ta con 3.500 m2 don­de se con­ju­gan fun­cio­nes y usua­rios di­ver­sos, co­mo así tam­bién di­fe­ren­tes ni­ve­les de se­gu­ri­dad. Es­te edi­fi­cio for­ma par­te del gran mas­ter­plan del puer­to de Be­ris­so y su fun­ción es al­ber­gar las áreas ad­mi­nis­tra­ti­vas, aten­ción al pú­bli­co, adua­na y co­me­dor.

Or­ga­ni­za­do en dos plan­tas al­re­de­dor de dos pa­tios, el con­jun­to cum­ple la fun­ción de bor­de. Es­to sig­ni­fi­ca que su im­ple­men­ta­ción di­vi­de un área pú­bli­ca de un área por­tua­ria que fun­cio­na las 24 ho­ras los 365 del año.

Uno de los pa­tios es un abra ha­cia la ca­lle de ac­ce­so pú­bli­co y or­ga­ni­za las fun­cio­nes de aten­ción, ven­ta­ni­llas y adua­na. El otro se orien­ta ha­cia la en­tra­da de ca­mio­nes y sir­ve co­mo ac­ce­so a sec­to­res de ser­vi­cio y ves­tua­rios de per­so­nal. El pro­gra­ma in­clu­ye ade­más ofi­ci­nas, áreas de ope­ra­cio­nes y ca­pa­ci­ta­ción y un co­me­dor pa­ra trans­por­tis­tas.

En cuan­to a la en­vol­ven­te, una de las pre­mi­sas fue la ne­ce­si­dad de re­sol­ver con po­cos re­cur­sos tan­to los ce­rra­mien­tos co­mo la es­truc­tu­ra. Es por ello que am­bas se con­ju­gan en el uso dia­léc­ti­co de dos ma­te­ria­les. Un jue­go de lle­nos y va­cíos.

La ar­mo­nía es­tá da­da en el diá­lo­go del hor­mi­gón y el vi­drio. Al igual que una pie­za mu­si­cal, es­tos dos ma­te­ria­les ca­si an­ta­gó­ni­cos se con­ju­gan al­ter­nan­do so­ni­dos y si­len­cios. So­ni­dos más lar­gos y si­len­cios pro­lon­ga­dos se­gún las di­fe­ren­tes fun­cio­nes.

El hor­mi­gón ofre­ce so­la­men­te un bu­ña­do, re­fe­ren­te de la tec­no­lo­gía de cons­truc­ción; y el vi­drio es ne­gro pa­ra pro­fun­di­zar es­te contraste.

En el in­te­rior es­te jue­go se ge­ne­ra de la mis­ma ma­ne­ra, pe­ro uti­li­zan­do otros ma­te­ria­les. Mu­ros blan­cos y vi­drios trans­pa­ren­tes se al­ter­nan mos­tran­do las di­fe­ren­tes áreas del pro­gra­ma. Ofi­ci­nas y cir­cu­la­cio­nes se re­la­cio­nan a tra­vés de rit­mo de mó­du­los su­ce­si­vos opa­cos y trans­pa­ren­tes. El solado úni­co pa­ra to­do el edi­fi­cio es un man­to gris de ali­sa­do de ce­men­to que ha­ce fluir to­da la cir­cu­la­ción. Un edi­fi­cio con­tun­den­te que en su de­sa­rro­llo ar­ti­cu­la con el con­tex­to un dia­lo­go abs­trac­to a tra­vés de so­ni­dos y si­len­cios. «

ECO­NO­MÍA.Las fa­cha­das se re­suel­ven con un re­cur­so efi­caz ba­sa­do en la al­ter­nan­cia de lle­nos y va­cíos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.