Un es­pa­cio que ar­ti­cu­la di­ver­sión y apren­di­za­je

Lin­dan­te con el Po­lo Tec­no­ló­gi­co, la Pla­za de las Cien­cias es un es­pa­cio al ai­re li­bre con jue­gos pa­ra ni­ños, en­tre­la­za­dos por es­truc­tu­ras he­xa­go­na­les de fuer­te im­pac­to vi­sual.

ARQ - - ARQUITECTURA - Gal­pón Es­tu­dio http://gal­po­nes­tu­dio.blogs­pot.com

Ubi­ca­dos en el Po­lo Cien­tí­fi­co y Tec­no­ló­gi­co de la Ciu­dad de Bue­nos Ai­res, los jue­gos de la Pla­za de las Cien­cias for­man par­te de un pro­yec­to cien­tí­fi­co y cul­tu­ral. Co­mo com­ple­men­to del mu­seo, cum­plen una fun­ción edu­ca­ti­va sin por ello re­sig­nar su ca­pa­ci­dad lú­di­ca.

Des­de la for­ma, pro­po­nen un víncu­lo con dis­tin­tas ra­mas de la cien­cia: bio­lo­gía, fí­si­ca, ge­né­ti­ca, quí­mi­ca. A la vez, es­tán di­se­ña­dos a par­tir de jue­gos tra­di­cio­na­les de pla­za, de ma­ne­ra que cual­quie­ra pue­de uti­li­zar­los in­tui­ti­va­men­te, sin ne­ce­si­dad de ins­truc­cio­nes.

Mo­lé­cu­las/subiba­jas, gló­bu­los/ha­ma­cas, ca­de­nas de Adn/spin­ners, un múscu­lo/po­tro, un cro­mo­so­ma/po­tro y una neu­ro­na/tre­pa­do­ra se des­pa­rra­man so­bre una hue­lla de he­xá­go­nos en sin­to­nía con el res­to del par­que. Una se­rie de lu­pas en las que se pue­de ob­ser­var cual­quier ob­je­to en­con­tra­do com­ple­tan el pro­yec­to.

La pa­le­ta cro­má­ti­ca es res­trin­gi­da, aco­ta­da al na­ran­ja y al gris. El ver­de del pi­so de go­ma se mi­me­ti­za con el cés­ped del par­que. Se bus­có de es­ta ma­ne­ra re­for­zar la uni­dad de con­jun­to, evi­tan­do el efec­to de ob­je­tos suel­tos en un es­pa­cio de gran­des di­men­sio­nes: una de las pre­mi­sas del pro­yec­to fue la de ge­ne­rar im­pac­to vi­sual. Los jue­gos se re­co­no­cen por la for­ma, el co­lor y la es­ca­la.

En es­te sen­ti­do, uno de los jue­gos de­bía ser “muy gran­de”, de mo­do que el con­jun­to re­sul­ta­ra iden­ti­fi­ca­ble tan­to des­de las ca­be­ce­ras del par­que, del tren y la en­tra­da la­te­ral de la ca­lle Go­doy Cruz.

Al tra­tar­se de di­se­ños pen­sa­dos pa­ra es­te si­tio y pro­gra­ma, el pro­ce­so de fa­bri­ca­ción fue ar­te­sa­nal. Ca­da jue­go es su pro­pio pro­to­ti­po. Por eso se tra­ba­jó prin­ci­pal­men­te en hie­rro, ya que ade­más de ser un ma­te­rial muy adap­ta­ble re­quie­re de po­co man­te­ni­mien­to. Los gló­bu­los y las mo­lé­cu­las pre­sen­tan cás­ca­ras ex­te­rio­res de PRFV con pin­tu­ra po­liu­re­tá­ni­ca náu­ti­ca. Y la neu­ro­na in­cor­po­ra re­des y to­bo­ga­nes de PVC re­for­za­do.

El equi­po de pro­yec­to es­tu­vo com­pues­to por ar­qui­tec­tos y di­se­ña­do­res in­dus­tria­les, quie­nes tra­ba­ja­ron en un ida y vuel­ta con cien­tí­fi­cos del Pro­gra­ma Na­cio­nal de Po­pu­la­ri­za­ción de la Cien­cia del Mincyt.«

CON­CEP­TO. Con una pa­le­ta de co­lo­res res­trin­gi­da, en las dis­tin­tas es­truc­tu­ras que con­for­man la pla­za se des­ta­can los to­nos anaran­ja­do, gris y ver­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.