UN ÍCONO SAN­TA­FE­SINO, RE­CU­PE­RA­DO PA­RA LA EDU­CA­CIÓN PÚ­BLI­CA

Mo­lino Mar­co­net­ti. La an­ti­gua fac­to­ría cons­trui­da en la dé­ca­da de 1920 con­ser­vó su es­truc­tu­ra ori­gi­nal, ha­bi­li­tan­do es­pa­cios pa­ra ac­ti­vi­da­des de un li­ceo mu­ni­ci­pal.

ARQ - - COLECCIONABLE -

La re­fun­cio­na­li­za­ción del Mo­lino Mar­co­net­ti se ini­cia en el año 2008, cuan­do el Ho­no­ra­ble Con­ce­jo Mu­ni­ci­pal apro­bó un men­sa­je ele­va­do por el in­ten­den­te Raúl Bar­let­ta por el cual se de­cla­ra­ron su­je­tos a ex­pro­pia­ción pa­ra uti­li­dad pú­bli­ca los lo­tes don­de se em­pla­za­ba el an­ti­guo edi­fi­cio pa­tri­mo­nial, cons­trui­do en la dé­ca­da de 1920. A par­tir de allí fue re­va­lo­ri­za­do co­mo es­pa­cio his­tó­ri­co pa­ra con­ver­tir­se en un cen­tro re­crea­ti­vo-cul­tu­ral.

En 2014, la Se­cre­ta­ría de Pla­nea­mien­to Ur­bano de la Mu­ni­ci­pa­li­dad pre­sen­tó el mas­ter­plan del Cen­tro Me­tro­po­li­tano de Ar­te. Se tra­ta de la crea­ción de un ver­da­de­ro po­lo ar­tís­ti­co y cul­tu­ral de gran es­ca­la que ocu­pa un pre­dio de dos hec­tá­reas que in­clu­ye el edi­fi­cio del Mo­lino. Las áreas pro­gra­má­ti­cas del Cen­tro se dis­po­nen en tres blo­ques edi­li­cios: Mo­lino Mar­co­net­ti, al Oes­te; Auditorio (Edi­fi­cio II), al Nor­te y Au­la­rio Ta­ller (edi­fi­cio III), al Sur. Ca­da uno de es­tos ele­men­tos de­fi­ne un lí­mi­te del es­pa­cio abier­to del par­que, con­for­man­do un an­fi­tea­tro de gran es­ca­la que se abre ha­cia el pai­sa­je.

El pun­ta­pié ini­cial de es­te mas­ter­plan con­sis­tió en la re­fun­cio­na­li­za­ción del Mo­lino pa­ra alo­jar las ac­ti­vi­da­des pro­gra­má­ti­cas del Li­ceo Mu­ni­ci­pal “Antonio Fuen­tes del Ar­co” con sus res­pec­ti­vas es­cue­las. El pro­yec­to se plan­tea co­mo una su­ce­sión de dis­tin­tos es­pa­cios fle­xi­bles que se su­per­po­nen y avan­zan so­bre el es­pa­cio de la na­ve cen­tral, ge­ne­ran­do ban­de­jas con do­bles, tri­ples y cuá­dru­ples al­tu­ras que po­ten­cian la es­pa­cia­li­dad. El sec­tor de los si­los se en­tre­pi­sa en co­rres­pon­den­cia con los cua­tro ni­ve­les exis­ten­tes, co­mo mó­du­los fun­cio­na­les de las dis­tin­tas ac­ti­vi­da­des pro­gra­má­ti­cas pro­pues­tas. En to­tal, el edi­fi­cio del Mo­lino Mar­co­net­ti al­can­za un to­tal de 4.700 m2 de su­per­fi­cie cu­bier­ta, dis­tri­bui­das en cin­co ni­ve­les. Los es­pa­cios in­clu­yen di­fe­ren­tes es­cue­las y ta­lle­res: Es­té­ti­ca In­fan­til, Mú­si­ca, de Ar­tes Vi­sua­les y de Dan­zas, ade­más de áreas ad­mi­nis­tra­ti­vas, téc­ni­cas, bi­blio­te­ca y me­dia­te­ca.

La in­ter­ven­ción plan­teó la re­cu­pe­ra­ción de la ca­ja mu­ra­ria ori­gi­nal, la res­tau­ra­ción de los ce­rra­mien­tos ex­te­rio­res y la es­truc­tu­ra me­tá­li­ca de co­lum­nas, vi­gas y ca­brea­das ori­gi­na­les, de­jan­do los la­dri­llos a la vis­ta en el ex­te­rior y en el in­te­rior.

La to­ta­li­dad de la es­truc­tu­ra me­tá­li­ca ori­gi­nal, así co­mo to­dos los ele­men­tos me­tá­li­cos que la in­ter­ven­ción in­cor­po­ra (re­fuer­zos, es­ca­le­ras, ba­ran­das, et­cé­te­ra) fue­ron tra­ta­dos me­dian­te un pro­ce­so de oxi­da­ción con­tro­la­do, que de­ja el ma­te­rial al des­nu­do y lo in­te­gra cro­má­ti­ca­men­te al con­jun­to de la ca­ja mu­ra­ria.

La to­ta­li­dad de las car­pin­te­rías exis­ten­tes de hie­rro se re­cu­pe­ra­ron me­dian­te un pro­ce­so de lim­pie­za, re­em­pla­zo de vi­drios y la­quea­do trans­pa­ren­te pa­ra de­te­ner el pro­ce­so de oxi­da­ción. Mien­tras que las aber­tu­ras fal­tan­tes se re­po­nen en hie­rro con la mis­ma ló­gi­ca que las exis­ten­tes, di­fe­ren­cián­do­se de ellas en la su­pre­sión del vi­drio re­par­ti­do.

Las nue­vas ban­de­jas que con­for­man los en­tre­pi­sos se eje­cu­tan con lo­sas pre­ten­sa­das de hor­mi­gón, con sus fon­dos vis­tos, dis­pues­tas so­bre las vi­gas me­tá­li­cas de la es­truc­tu­ra ori­gi­nal. Los pi­sos son ma­te­ria­li­za­dos a par­tir de so­la­dos con­ti­nuos de hor­mi­gón lla­nea­do me­cá­ni­ca­men­te.

La ar­qui­tec­tu­ra in­te­rior se re­suel­ve con ta­bi­que­ría en se­co, con em­pla­ca­do de ma­de­ra y ro­ca de ye­so, res­pe- tan­do las ló­gi­cas mé­tri­cas y mo­du­la­res in­trín­se­cas del edi­fi­cio, in­cor­po­ran­do las ais­la­cio­nes y aca­ba­dos ne­ce­sa­rios de acuer­do al uso.

En los si­los de la ca­be­ce­ra sur, las pa­re­des ex­te­rio­res se ho­ra­da­ron es­tra­té­gi­ca­men­te, por me­dio de cri­ba­dos de mam­pues­tos, pa­ra ge­ne­rar las aper­tu­ras de ilu­mi­na­ción, ven­ti­la­ción y vi­sua­les de las dis­tin­tas au­las, man­te­nien­do des­de el ex­te­rior la tex­tu­ra y pu­re­za de los vo­lú­me­nes ci­lín­dri­cos que con­for­man los si­los ori­gi­na­les.«

PRO­GRA­MA. El edi­fi­cio tie­ne en to­tal cin­co ni­ve­les con ban­de­jas de al­tu­ras va­ria­bles.

MA­TE­RIA­LI­DAD. La ta­bi­que­ría en se­co con ro­ca de ye­so y em­pla­ca­do de ma­de­ra re­suel­ve la ar­qui­tec­tu­ra de los es­pa­cios in­te­rio­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.