LAS MIL CA­RAS DEL DIA­BLO

EL PA­TRIAR­CA DEL MAL NO TIE­NE UN SO­LO NOM­BRE NI UN ÚNI­CO ROS­TRO. CO­MO LAS HUESTES DI­VI­NAS, SON MU­CHAS LAS PER­SO­NA­LI­DA­DES Y LOS NOM­BRES DEL DE­MO­NIO.

Astrodestino - - News -

Ba­jo el con­cep­to de dia­blo o de­mo­nio co­mo re­pre­sen­tan­te su­pre­mo del mal, exis­ten, en reali­dad, mi­les de per­so­na­li­da­des dis­tin­tas, co­mo si fue­ran los mil ros­tros del dia­blo. Es­to se de­be a que, así co­mo exis­ten mu­chos dio­ses, del mis­mo mo­do el de­mo­nio tie­ne una his­to­ria ca­si tan an­ti­gua co­mo la del Pa­dre Crea­dor, ha­bi­ta­da por un sin­nú­me­ro de per­so­na­jes ma­lig­nos. Los si­guien­tes son al­gu­nos de ellos.

⟡ Ju­daís­mo y Cris­tia­nis­mo SATANÁS O SATÁN

És­te es el nom­bre con el que apa­re­ce men­cio­na­do la ma­yo­ría de las ve­ces, tan­to pa­ra el ju­daís­mo co­mo pa­ra el cris­tia­nis­mo. En la li­te­ra­tu­ra ju­día, se es­pe­ci­fi­ca que Satanás per­te­ne­cía a la cla­se an­gé­li­ca de los se­ra­fi­nes y que ad­qui­rió el po­der de do­mi­nar a los otros án­ge­les caí­dos que le si­guie­ron en su hui­da del Pa­raí­so.

SHAMMAEL

El nom­bre he­breo de Satanás re­fie­re a la en­car­na­ción del ma­ligno co­mo la ser­pien­te que ten­tó a Eva pa­ra que pro­ba­ra la man­za­na del ár­bol de la sa­bi­du­ría y, de es­ta for­ma, ge­ne­ró el pe­ca­do ori­gi­nal y la caí­da del hom­bre en el mun­do. Se lo re­pre­sen­ta co­mo una ser­pien­te do­ta­da de ma­nos y pa­tas, ca­be­za hu­ma­na y, en ge­ne­ral, as­pec­to fe­me­nino.

⟡ Is­la­mis­mo IBLIS O EBLIS

Per­te­ne­cía a los án­ge­les de fue­go ar­dien­te for­ma­dos por luz. Era uno de los guardianes del Pa­raí­so, pe­ro su caí­da y con­ver­sión a de­mo­nio se de­bió a su desobe­dien­cia a la or­den de Dios de hon­rar a Adán. Cuen­ta la tra­di­ción que po­see am­bos se­xos (es her­ma­fro­di­ta) y que es ca­paz de fe­cun­dar­se a sí mis­mo pa­ra crear de­mo­nios. Vi­ve en un lu­gar eter­na­men­te he­la­do y, a su al­re­de­dor, to­do es ve­ne­no­so.

⟡ Me­so­po­ta­mia ARDAT-LI­LI

Es un de­mo­nio fe­me­nino que for­ma pa­re­ja con otros dos se­res in­fer­na­les, Li­lu y Lli­tu, ge­ne­ra­do­res de en­fer­me­da­des. De es­ta tría­da, se cree que de­ri­va la fi­gu­ra fe­me­ni­na de Li­lith.

⟡ Egip­to AMMUT

Es­pe­cie de de­mo­nio con cuer­po de mu­jer que tie­ne for­ma de co­co­dri­lo, hi­po­pó­ta­mo y león. Es la “de­vo­ra­do­ra de los muer­tos”, aqué­lla a quien son echa­das co­mo ali­men­to las al­mas de los que son juz­ga­dos co­mo cul­pa­bles por sus ac­tos.

⟡ Orien­te ONI (Ja­pón)

Nom­bre ge­né­ri­co del de­mo­nio o es­pí­ri­tu del mal. Se di­ce que tie­ne dos cuer­nos, una bo­ca enor­me, gran­des col­mi­llos y ga­rras.

KOH TZE (Chi­na)

Son de­mo­nios a los que se les atri­bu­ye la se­quía de las tie­rras. Son pa­re­ci­dos a gi­gan­tes de un so­lo ojo (cí­clo­pes). Se ali­men­tan de dra­go­nes por­ta­do­res de llu­via.

MAHISHA (In­dia)

De­mo­nio mons­truo­so con ca­be­za de bú­fa­lo. Se­gún el mi­to, era tan po­de­ro­so que nin­gún dios se atre­vía a en­fren­tar­lo. Lo ven­cie­ron pro­yec­tan­do su ener­gía de for­ma con­jun­ta, de la que na­ció Dur­ga, la dio­sa que ven­ció al de­mo­nio.

⟡ Eu­ro­pa ALASTOR

Per­so­ni­fi­ca la ex­pia­ción de un cri­men y se aba­te so­bre el cul­pa­ble y sus des­cen­dien­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.