No le de­ci­mos mos­ta­za…

Break - - Point -

Aun­que la mos­ta­za ene orí­ge­nes bí­bli­cos, fue la pro­du­ci­da por un in­glés lla­ma­do Je­re­miah Col­man, a me­dia­dos de 1800 en su mo­lino de las afue­ras de la vi­lla de Baw­burgh en el sur del con­da­do de Nor­folk (In­gla­te­rra), la que al­can­za­ría fa­ma mun­dial. A la Ar­gen na lle­gó en 1938 co­mo un pro­duc­to de la dis­tri­bui­do­ra Atlan s in­te­gra­do por la em­pre­sa J&J Col­man, fa­bri­can­te de la “Col­man’s mus­tard” (Mos­ta­za de Col­man), pe­ro que cam­bió el nom­bre por el de Sa­vo­ra. Po­cos ca­sos se re­gis­tran en la his­to­ria en el que una mar­ca lo­gra trans­for­mar­se en si­nó­ni­mo del pro­duc­to. Sa­vo­ra fue uno de ellos. En la re­ce­ta ori­gi­nal de ela­bo­ra­ción se com­bi­nan es­pe­cias y se­mi­llas. Su sa­bor ca­rac­te­rís co in­clu­ye: se­mi­lla de mos­ta­za blan­ca, ca­ne­la, nuez mos­ca­da, ají mo­li­do, co­mino, cúr­cu­ma, cla­vo de olor, lau­rel, pi­mien­ta ne­gra, pi­mien­ta blan­ca, oré­gano, to­mi­llo y co­rian­dro. Aquel tra­di­cio­nal fras­co cua­dra­do, evo­lu­ción me­dian­te, ha de­ja­do su lu­gar a en­va­ses plás cos y prác cos sa­chets. Lo que no ha po­di­do el em­po es cam­biar su par cu­lar gus­to y que a la mos­ta­za si­ga­mos sin lla­mar­la mos­ta­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.