En Ja­pón, los ro­bots sor­pren­den por una mul­ti­pli­ci­dad de fun­cio­nes que van de las la­bo­res do­més­ti­cas a la asis­ten­cia a enfermos y dis­ca­pa­ci­ta­dos.

Le­jos del con­cep­to ma­lé co con el que na­cie­ron en la ima­gi­na­ción po­pu­lar, la úl­ti­ma mues­tra de­di­ca­da a ellos en la ciu­dad de To­kio los pre­sen­ta con carácter in­dus­trial y so­li­da­rio.

Break - - FAST - Tex­to: Héc­tor Ve­láz­quez.

Un pre­sen­te don­de ya no se cues­tio­nan pre­sen­cias sino que se mol­dean re­la­cio­nes y fun­cio­na­li­da­des, de eso se tra­ta el To­kio World Ro­bot Sum­mit ( WRS). Las úl­ti­mas ten­de­ncias de la in­dus­tria ci­ber­né­ti­ca se po­nen a prueba pa­ra ir de­fi­nien­do y me­jo­ran­do la con­vi­ven­cia en­tre an­droi­des y hu­ma­nos.

Se­gu­ra­men­te, cuan­do el es­cri­tor che­co Ka­rel Ca­pek ˆ con­ci­bió jun­to a su her­mano Jo­sef, pa­ra el tí­tu­lo de su pri­me­ra obra de tea­tro exi­to­sa la pa­la­bra ro­bot, ja­más po­dría ha­ber ima­gi­na­do la tras­cen­den­cia de se­me­jan­te tér­mino.

Cla­ro, trans­cu­rría el año 1920 y “R.U.R.” (Ro­bots Uni­ver­sa­les Ros­sum), la obra en cues­tión, plan­tea un fu­tu­ro en el que los an­droi­des ter­mi­nan so­me­tien­do a los hu­ma­nos. Na­da que ver con el objetivo prio­ri­ta­rio de es­te sa­lón que, de acuer­do con sus or­ga­ni­za­do­res, “con­sis­te en tra­zar un puen­te de en­ten­di­mien­to en­tre lo or­gá­ni­co y lo sin­té­ti­co. A tra­vés de dis­tin­tos desafíos don­de se com­bi­na la téc­ni­ca con la crea­ti­vi­dad, se in­ten­ta me­jo­rar su desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co y de­mos­trar que los ro­bots son ca­pa­ces de re­sol­ver pro­ble­mas com­ple­jos (sea uti­li­zan­do la fuer­za bru­ta o el vo­lu­men de cálcu­lo) y es­ti­mu­lan la co­ne­xión so­cial”.

Las tres gran­des ca­te­go­rías de ro­bots que tu­vie­ron pre­sen­cia son los in­dus­tria­les, los apli­ca­dos al ser­vi­cio y los asis­ten­tes pa­ra desas­tres. De to­dos, los más desa­rro­lla­dos son los in­dus­tria­les, y por es­ta ra­zón es el ra­di­ca una de las prin­ci­pa­les preocupaciones por la ame­na­za que sig­ni­fi­ca­rían pa­ra mi­llo­nes de tra­ba­ja­do­res. Un es­tu es­tu­dio del Fo­ro Eco­nó­mi­co Mun­dial, ti­tu­la­do «El Fu­tu­ro del Tra­ba­jo 2018», plan­tea que pa­ra el 2025 más de la mi­tad de los pues­tos ocu­pa­dos por hu­ma­nos se­rán asu­mi­dos por an­droi­des. El Ro Ro­bot de Apo­yo Hu­mano (HSR), di­se­ña­do por To­yo­ta, que tie­ne co­mo co fi­na­li­dad ayu­dar a per­so­nas con mo­vi­li­dad re­du­ci­da, fue uno de los más ce­le­bra­dos. Fa­bri­ca­do pa­ra asis­tir en ho­ga­res, re­si­den re­si­den­cias y clí­ni­cas, es ca­paz de trans­por­tar ob­je­tos a pa­cien­tes o de co co­la­bo­rar en las la­bo­res co­ti­dia­nas. El ca­so es que Ja­pón, al igual que q mu­chos paí­ses desa­rro­lla­dos, en­fren­ta una se­ria cri­sis de­mog de­mo­grá­fi­ca pro­vo­ca­da por el en­ve­je­ci­mien­to de su po­bla­ción y su ba­ja ta­sa de na­ta­li­dad. En el otro ex­tre­mo, el vin­cu­la­do al en­tre­te­ni­mien­to y el pla­cer, en­con en­con­tra­mos a “Big Clap­per”, el ro­bot que aplau­de al rit­mo de 30 di­fe­re diferentes me­lo­días, y a un “clon” de Tet­su­ko Ku­ro­ya­na­gi, una de las con­duc­to­ras más cé­le­bres de la is­la ni­po­na. Re Reali­dad y fic­ción. Ar­te y tec­no­lo­gía. Un coc­tel ge­ne­ra­do por men men­tes ilu­mi­na­das del pa­sa­do, aque­llos que los pre­sin­tie­ron, y otra igua­les de ge­nia­les, las de hoy, que los hi­cie­ron reali­dad. El f fu­tu­ro ya es­tá aquí y evo­lu­cio­na muy rá­pi­do . ❖

SE DES­TA­CA­RON TRES CA­TE­GO­RÍAS: IN­DUS­TRIA­LES, ASIS­TEN­TES EN DESAS­TRES Y DE SER­VI­CIO.

Los ro­bots hu­ma­noi­des de la em­pre­sa Ka­wa­sa­ki fue­ron los que más lla­ma­ron la aten­ción por sus ca­pa­ci­da­des y pre­ci­sión en los mo­vi­mien­tos.En el stand de SEED So­lu ons se ex­pu­so un ro­bot ac­tor que in­ter­pre­ta­ba un dra­ma tra­di­cio­nal ni­pón. La cor­po­ra­ción Om­ron, con cen­tral en Tok­yo, pre­sen­tó su au­tó­ma­ta que jue­ga al te­nis de me­sa.To o” es el nom­bre del an­droi­de que ho­me­na­jea a Tet­su­ko Ku­ro­ya­na­gi, una po­pu­lar con­duc­to­ra de te­le­vi­sión ja­po­ne­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.