“La car­ta es im­por­tan­te, pe­ro una bue­na aten­ción es esen­cial”

Break - - Restaurantes -

DJ, y tam­bién ac­triz, Pu­li es una asi­dua co­men­sal de los más va­ria­dos res­tau­ran­tes por­te­ños. Dis­fru­ta mu­cho de la di­ná­mi­ca de sa­lir a co­mer afue­ra y es por eso que es­tá muy al tan­to de las no­ve­da­des del ma­pa gastronómico de la ciu­dad. Su pri­mer ele­gi­do, de he­cho, es el fla­man­te Ori­lla, el co­que­to res­tó que Fer­nan­do Troc­ca aca­ba de inau­gu­rar en el Ba­jo Bel­grano. “Me hi­ce adic­ta ra­pi­dí­si­mo de su pro­pues­ta y ya ten­go mi pla­to pre­fe­ri­do: en­sa­la­da de hue­vo de cam­po, kat­suo­bus­hi, le­chu­ga, ma­ní y pan de ma­sa ma­dre con dres­sing de vi­na­gre­ta”, de­ta­lla y agre­ga: “Una bue­na car­ta siem­pre es im­por­tan­te, pe­ro mu­cho más esen­cial es una ex­ce­len­te aten­ción”. En esa lí­nea, afir- ma, se ubi­can tan­to Ori­lla, co­mo Ele­na, del Four Sea­sons, y Gar­di­ner, res­tau­ran­te que se adap­ta per­fec­to a sus di­ver­sas ne­ce­si­da­des. “Ahí me sien­to co­mo en ca­sa, pue­do ir con ami­gas, mi ma­ri­do o mis hi­jos y siem­pre ter­mino pa­sán­do­la ge­nial. Me fas­ci­na ese po­der de adap­ta­ción que tie­ne”, con­clu­ye. ❖

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.