Un in­te­gran­te más de la fa­mi­lia

Break - - Break! Point -

Hu­bo un em­po en el que los ali­men­tos en­la­ta­dos al na­tu­ral se re­ve­la­ron co­mo una ver­da­de­ra sen­sa­ción. Per­mi an ol­vi­dar­se, por ejem­plo, de la pre­coc­ción o el pe­la­do de fru­tas o le­gum­bres. In­ca, cuan­do to­da­vía no era esa mar­ca, co­men­zó ven­dien­do fru­tas deseca­das en Men­do­za, has­ta que en 1947, con la aper­tu­ra de una plan­ta en la lo­ca­li­dad de San Mar n de esa pro­vin­cia cu­ya­na, ini­ció la era de la ela­bo­ra­ción ma­si­va de du­raz­nos en­la­ta­dos (lue­go se su­ma­rían ar­ve­jas, gra­nos de cho­clo, to­ma­tes, et­cé­te­ra). En 1960, abre otro cen­tro fa­bril, só­lo de en­va­ses de ho­ja­la­ta va­cíos, en el ba­rrio bo­nae­ren­se de Saenz Pe­ña (lue­go tras­la­da­do a Ca­se­ros, don­de al­gu­na vez fun­cio­nó una im­por­tan­te su­cur­sal de la que fue­ra una de las pri­me­ras re­des de su­per­mer­ca­dos de la Ar­gen na: Can­gu­ro). Du­ran­te los años ‘80 y ‘90 in­cor­po­ra ju­gos en pol­vo, mer­me­la­das, ju­gos y sal­sas de to­ma­te en te­tra pack y co­mien­za a im­por­tar el ananá. En el 2000, con el cie­rre de la fá­bri­ca de Ca­se­ros, lle­gó la inau­gu­ra­ción de las ins­ta­la­cio­nes de pro­duc­ción in­te­gra­da en Ra­ma­llo (Bue­nos Ai­res). El per­fil de un gue­rre­ro in­dio y el es­lo­gan “De la na­tu­ra­le­za a su me­sa”, que lue­go da­ría lu­gar a un más in­for­mal “De la na­tu­ra­le­za a tu me­sa”, se trans­for­ma­ron en íconos de los ho­ga­res ar­gen nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.