So­ña­dos pe­ro reales

En el se­lec­to, ma­jes­tuo­so e in­co­men­su­ra­ble mer­ca­do del lu­jo, hay des­de ya­tes a la­bia­les. Bie­nes tan­gi­bles y ex­pe­rien­cias en un uni­ver­so cu­yo eli­xir es lo­grar la me­ta de la ex­clu­si­vi­dad.

Break - - Obietos - Por Mar­ce­la Ta­rrio

Pue­de ser una car­te­ra, un au­to, una joya, un bar­co, un ves­ti­do... Pue­de es­tar en la ima­gi­na­ción de to­dos, pe­ro en los he­chos, al al­can­ce de una in­men­sa mi­no­ría, aun­que pa­rez­ca un con­tra­sen­ti­do. Es que hay un uni­ver­so ex­clu­si­vo e in­con­men­su­ra­ble de lo que lla­ma­mos “lu­jo”, que pa­ra quie­nes lo vi­ven a dia­rio qui­zás no sea tal y jus­ta­men­te por eso es in­fi­ni­to, por­que siem­pre va por más... La me­ta de mar­car la di­fe­ren­cia pa­ra po­si­cio­nar­se con la ban­de­ra de la ex­clu­si­vi­dad es el eli­xir de es­te mer­ca­do tan am­plio co­mo ma­jes­tuo­so y que in­clu­ye bie­nes tan­gi­bles y ex­pe­rien­cias. Y que só­lo en el año 2017 cre­ció un 5 por cien­to, mo­vien­do un bi­llón de dó­la­res se­gún mar­can los in­for­mes de Bain & Com­pany. En lo que res­pec­ta al 2018, no pa­ró de cre­cer, aun­que a un rit­mo más re­du­ci­do que años an­te­rio­res: las ven­tas al­can­za­rán los 1,2 bi­llo­nes de dó­la­res. Los au­tos si­guen sien­do el prin­ci­pal mo­tor del mer­ca­do del lu­jo, con una fac­tu­ra­ción de 495.000 mi­llo­nes es­te año, se­gui­dos por los bie­nes per­so­na­les y los ho­te­les. En 2017 su­ce­día lo mis­mo. El As­ton Mar­tin Valky­rie (3,9 mi­llo­nes de dó­la­res), el de­por­ti­vo más ca­ro. El re­loj de mu­jer Graff Ha­llu­ci­na­tion ele­va la jo­ye­ría de re­lo­jes a un ni­vel nun­ca an­tes al­can­za­do. Bas­ta es­cu­char "55 mi­llo­nes de dó­la­res" pa­ra creer­lo de otro mun­do... En el te­rreno de las car­te­ras, en tan­to, qué mu­jer no so­ñó con una de la mar­ca fran­ce­sa

Her­mès del mo­de­lo Hi­ma­la­ya Bir­kin, ven­di­do a tra­vés de una subas­ta de la ca­sa Ch­ris­tie's en Hong Kong a 380.000 dó­la­res: es­tá rea­li­za­da con piel de co­co­dri­lo, 205 dia­man­tes en sus asas y 18 qui­la­tes en sus he­bi­llas de oro. ¿Per­fu­mes? Nin­gún otro su­pera en va­lor a El Cli­ve Ch­ris­tian N º 1 Im­pe­rial Ma­jesty, que en 2017 fue el más ca­ro ( U$ S 205.000). ¿Be­bi­das? Si so­ñás brin­dar con el vino más one­ro­so del uni­ver­so, de­be­rás ima­gi­nar en tu mano una co­pa del es­pa­ñol Au­rum­red Oro rea­li­za­do en Las Pe­dro­ñe­ras, Cuen­ca (29. 000 dó­la­res). Si te gus­tan los ya­tes, en cam­bio, te­nés que sa­ber que el del mul­ti­mi­llo­na­rio ruso Ro­man Abra­ma­vich, el Eclip­se, es uno de los más ca­ros. Cues­ta 1,5 mil mi­llo­nes de dó­la­res y tie­ne 160 m de es­lo­ra: Una man­sión flo­tan­te. Aho­ra, si sos per­so­na de ho­tel y que­rés dor­mir en el más lu­jo­so, re­ser­vá en The 13 ( Ma­cao, Chi­na), cu­ya sui­te “Stephen”, de 3.000 m2, ron­da los 100 mil dó­la­res la no­che... Sin du­das, en el mer­ca­do del lu­jo hay de to­do, has­ta la­bia­les, co­mo el de Vla­da Hag­gerty pa­ra Smash­box, con dia­man­tes de 6,5 qui­la­tes de Zoe Chic­co, de 26 mil dó­la­res. Así que mi­re­mos y so­ñe­mos. Es gra­tis. ❖

La ge­ma sin im­per­fec­cio­nes más gran­de del mun­do: el dia­man­te Pink Ro­se, de 59.60 qui­la­tes, fue ven­di­do por 71.2 mi­llo­nes de dó­la­res.

EL re­loj pa­ra da­ma Graff Ha­llu­ci­na on, de 55 mi­llo­nes de dó­la­res. Con co­lo­ri­dos dia­man­tes de 110 qui­la­tes.

Arri­ba, el per­fu­me Cli­ve Ch­ris an No. 1 Im­pe­rial Ma­jesty (205 mil dó­la­res). A la iz­quier­da, el ho­tel The 13, en Ma­cao, Chi­na, con 200 sui­tes. El pre­cio ron­da los 100 mil dó­la­res la no­che.

La car­te­ra te­ra Hi­ma­la­ya Bir­kin rkin de Her­mès, por or la que se pa­ga­ron aron 380 mil dó­la­res. ares. El vino es­pa­ñol añol Au­rum­red Oro, , de 29 mil dó­la­res. es. Y el sú­per ya­te del mul mi­llo­na­rio ruso Ro­man Abra­ma­vich, vich, el Eclip­se: de U$S 1,5 mil mi­llo­nes. nes.

La­bial de Vla­da Hag­gerty pa­ra Smash­box, con dia­man­tes de 6,5 qui­la­tes de Zoe Chic­co (26 mil dó­la­res).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.