Res­tau­ran­te: I Latina /

Al man­do de ila­ti­na es­tá el chef co­lom­biano San­tia­go Ma­cías, quien brin­da una pro­pues­ta gas­tro­nó­mi­ca úni­ca en la ciu­dad: Co­ci­na la­ti­noa­me­ri­ca­na crea­ti­va con pre­pa­ra­cio­nes mi­le­na­rias re­ver­sio­na­das.

Break - - Portada - por Ca­ye­ta­na Vidal Buz­zi

Es el res­tau­ran­te más vi­si­ta­do por los via­je­ros que vie­nen a Bue­nos Ai­res – pri­mer pues­to en el Tra­ve­lers Choi­ce Award 2018 de Trip Ad­vi­sor– y es un ga­lar­dón que de­be­mos agra­de­cer, por­que en­ri­que­ce nues­tra iden dad gas­tro­nó­mi­ca. Qui­zás por nues­tra gran afluen­cia in­mi­gra­to­ria, los ar­gen nos mi­ra­mos siem­pre más ha­cia Eu­ro­pa. El furor de la co­ci­na pe­rua­na abrió bas­tan­te los ho­ri­zon­tes, pe­ro aún hoy, en ila na só­lo se es­cu­cha ha­blar en otros idiomas. Es ho­ra de que los por­te­ños nos ami­gue­mos con nues­tra erra, ge­ne­ro­sa en pro­duc­tos y en re­ce­tas. Al man­do de ila na es­tá el co­lom­biano San ago Ma­cías, quien ya ha­ce mu­chos años lle­gó a Ar­gen na a es­tu­diar co­ci­na y de­ci­dió que­dar­se. No es es­tric­ta­men­te un “puer­tas ce­rra­da”, pe­ro fun­cio­na só­lo con re­ser­vas, y con un me­nú de­gus­ta­ción de 7 pa­sos. Es­tá ubi­ca­do en una pi­ca ca­so­na de Vi­lla Cres­po, con una am­bien­ta­ción de ai­res tro­pi­ca­les de muy buen gus­to, una cru­za es­té ca orig­nal que se re­fle­ja tam­bién en su co­ci­na. El me­nú de­gus­ta­ción ofre­ce una pro­pues­ta gas­tro­nó­mi­ca úni­ca en la ciu­dad: co­ci­na la noa­me­ri­ca­na, de Mé­xi­co a la Pa­ta­go­nia. Es una co­ci­na crea va, con pre­pa­ra­cio­nes mi­le­na­rias re­ver­sio­na­das, y com­bi­na­cio­nes úni­cas de sa­bo­res. Va­ría de acuer­do a los pro­duc­tos de es­ta­ción, de he­cho en ca­da tem­po­ra­da es par­te del gru­po de res­tau­ran­tes ad­he­ri­dos al ci­clo Me­sa de Es­ta­ción, que pro­mue­ve los pro­duc­tos re­cién co­se­cha­dos en nues­tro país, im­pul­san­do así a los pro­duc­to­res lo­ca­les. Es­te ve­rano, en ila na y más de 50 res­tau­ran­tes del país, los pro­ta­go­nis­tas se­rán los pi­mien­tos, la al­baha­ca, el to­ma­te y el du­razno. ¡Ins­ta­lá tam­bién en tu ca­sa la cul­tu­ra de lo es­ta­cio­nal! Más allá de la es­ta­ción del año, en ila na siem­pre en­con­tra­rás una fuer­te in­fluen­cia de la co­ci­na de la cos­ta co­lom­bia­na, en la que pre­do­mi­nan pes­ca­dos y ma­ris­cos, co­mo en el ca­so del en­co­ca­do, una so­pa de co­co y pes­ca­do fres­co, pi­ca del Pa­cí­fi­co co­lom­biano. Tam­bién pla­tos me­xi­ca­nos, co­mo el mo­le ne­gro con co­dor­niz al achio­te, una so­fis ca­ción; ce­vi­ches pe­rua­nos a los que se le su­man in­fluen­cias del sud­es­te asiá co; y nun­ca fal­ta un ho­me­na­je a la Ar­gen na, con bue­nas car­nes o tru­chas pa­ta­gó­ni­cas. Los pos­tres son uno de sus fuer­tes, en par­te por­que se u li­za un ca­cao co­lom­biano pu­rí­si­mo, el de Tu­ma­co, que se lu­ce me­jor que nun­ca cuan­do vie­ne acom­pa­ña­do de una mi­cro­do­sis de acei­te de oli­va y un to­que de sal ma­ri­na. El me­nú vie­ne con bue­nos vi­nos (op­cio­na­les) y coctelería ela­bo­ra­da con des la­dos de la re­gión. Pre­pa­ran ma­ce­ra­dos e in­fu­sio­nes con fru­tas y aro­má cas. ila­ti­na ade­más po­ne en prác­ti­ca una va­lio­sa fi­lo­so a de sus­ten­ta­bi­li­dad. Tie­nen su pro­pia huer­ta y com­post, u li­zan agua fil­tra­da y ga­si­fi­ca­da en la ca­sa y re­ci­clan las bo­te­llas de vi­drio. “La pri­me­ra ac­ción de sus­ten­ta­bi­li­dad se ba­sa en pla­near pa­ra re­du­cir. Nues­tro me­nú de­gus­ta­ción es­tá pen­sa­do ba­jo una ló­gi­ca de apro­ve­char al má­xi­mo ca­da ali­men­to, dar­le uso a lo que pa­re­ce­ría ser un re­si­duo. Más pro­duc­tos de es­ta­ción, que no ten­gan em­pa­que, ni mar­ca y más ma­te­ria pri­ma de me­jor im­pac­to am­bien­tal", con­clu­ye Ma­cías. ❖

ila na. Mu­ri­llo 725, Vi­lla Cres­po. 48579095. Co­ci­na la noa­me­ri­ca­na. Mar­tes a sá­ba­dos de 20 a 23. Prin­ci­pa­les tar­je­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.