¿ES FLE­XI­BLE CON SU PA­RE­JA?

Buenas Ideas - - Cocina -

En las úl­ti­mas dé­ca­das, las ins­ti­tu­cio­nes so­cia­les su­frie­ron di­ver­sos cam­bios. La fa­mi­lia y la pa­re­ja mu­ta­ron y lo si­guen ha­cien­do. ¿Có­mo con­ti­nuar apos­tan­do a un pro­yec­to dual a lar­go pla­zo?

La an­tro­pó­lo­ga fran­ce­sa Irene Thery re­fle­xio­na so­bre al­gu­nas de esas cues­tio­nes y afir­ma: -Los que du­ran, ca­sa­dos o no, son aque­llos que han po­di­do so­bre­lle­var sus cri­sis, que son fa­ses nor­ma­les en la evo­lu­ción de una pa­re­ja, fren­te a las gran­des cues­tio­nes que nos plan­tea la vi­da: las fe­li­ci­da­des que lle­gan, las in­fe­li­ci­da­des, las trans­for­ma­cio­nes en el sta­tus pro­fe­sio­nal. Por eso, el ideal de pa­re­ja, es el re­ca­sa­mien­to. -Es­tar ca­sa­do hoy, es­tar en pa­re­ja, es ser ca­paz de re­no­var un con­tra­to ca­da día. El ver­da­de­ro ideal ya no es “se ca­sa­ron y tu­vie­ron mu­chos hi­jos”. Ese “fi­nal de cuen­to” ha si­do re­em­pla­za­do por “se ca­sa­ron y se vol­vie­ron a ca­sar, y se vol­vie­ron a ca­sar...”.

En el nue­vo mo­de­lo de pa­re­ja en tan­to dúo, lo que ha­ce el víncu­lo y la unión es el va­lor da­do a la co­mu­ni­ca­ción y a lo que di­ga ca­da miem­bro de la pa­re­ja. No era así en el pa­sa­do. Por su­pues­to, se dis­cu­tía en una pa­re­ja. Pe­ro, en el fon­do, el ma­ri­do te­nía la úl­ti­ma pa­la­bra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.