CUAN­DO Y DON­DE LA­VAR EL CO­CHE

Buenas Ideas - - Trucos Belleza -

* Sin una lim­pie­za ade­cua­da y re­gu­lar, in­clu­so la me­jor pin­tu­ra se vol­ve­rá pá­li­da y des­co­lo­ri­da por la ac­ción de con­ta­mi­nan­tes in­dus­tria­les y del trá­fi­co. * Cuan­to más tiem­po per­ma­nez­can so­bre la pin­tu­ra del vehícu­lo los ex­cre­men­tos de pá­ja­ros, res­tos de in­sec­tos, re­si­nas de ár­bo­les, man­chas de al­qui­trán, u otro ti­po de su­cie­dad agre­si­va, tan­to más per­sis­ten­tes se­rán sus efec­tos co­rro­si­vos. Las al­tas tem­pe­ra­tu­ras y la ra­dia­ción so­lar in­ten­sa po­ten­cian el efec­to cáus­ti­co.

* En ca­so de su­cie­dad con­vie­ne la­var el co­che na­da más ter­mi­nar de usar­lo, cuan­do el ba­rro y los res­tos de in­sec­tos y de­más par­tí­cu­las aún es­tán blan­das por­que se des­pren­de­rán con más fa­ci­li­dad. Si de­ja se­car la su­cie­dad, se ex­po­ne a que se ra­ye la pin­tu­ra o que­den man­chas en ella. * No la­ve el co­che ba­jo el sol, ya que el ja­bón se pue­de se­car an­tes de que ten­ga la opor­tu­ni­dad de acla­rar el co­che, de­jan­do hue­llas en la ca­rro­ce­ría.

* Pro­cu­re evi­tar las es­ta­cio­nes de la­va­do a ba­se de ro­di­llos de cer­das. Son muy prác­ti­cas, pe­ro en la ma­yo­ría de las oca­sio­nes las cer­das de plás­ti­co ra­yan la ca­rro­ce­ría.

* Evi­te la­var­lo a mano. Las pe­que­ñas can­ti­da­des de agua usa­das en el la­va­do ma­nual se mez­clan con la su­cie­dad y for­man una agre­si­va pas­ta abra­si­va que de­ja una gran can­ti­dad de ara­ña­zos mi­núscu­los y dis­mi­nu­ye la ca­pa de la pin­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.