LA IM­POR­TAN­CIA DE LAS ME­TAS

Buenas Ideas - - Autoayuda | Pareja -

-El éxi­to no es el des­tino fi­nal, sino to­do el ca­mino que se ha­ya re­co­rri­do pa­ra lle­gar has­ta él.

-Las me­tas siem­pre de­ben po­ner a prue­ba al in­di­vi­duo en su to­ta­li­dad y desafiar sus des­tre­zas fí­si­cas, es­pi­ri­tua­les y men­ta­les. -Ge­ne­ral­men­te, las per­so­nas con éxi­to son aque­llas que se plan­tean un pro­pó­si­to o una mi­sión en la vi­da.

-Nun­ca hay que con­for­mar­se con me­tas pe­que­ñas si se pue­de as­pi­rar a otras ma­yo­res. De to­das ma­ne­ras, es­to no sig­ni­fi­ca que ha­ya que vi­vir pa­ra so­ñar. Una bue­na tác­ti­ca es man­te­ner los pies so­bre la tie­rra pe­ro la men­te con vis­ta a las es­tre­llas.

-Siem­pre hay que te­ner pla­nes que ayu­den a que las as­pi­ra­cio­nes y de­seos per­so­na­les se trans­for­men en ideas con­cre­ta­das.

-Ob­je­ti­vos su­pe­rio­res ge­ne­ran in­di­vi­duos su­pe­rio­res. Me­tas va­lio­sas crean per­so­nas va­lio­sas.

Fuen­te: Fra­ses que cam­bian vi­das. Edi­to­rial Pa­no­ra­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.