PIER­NAS SUA­VES Y TERSAS

El mes que vie­ne lle­ga la pri­ma­ve­ra, re­apa­re­ce el sol, la tem­pe­ra­tu­ra sube y las pier­nas re­to­man el pro­ta­go­nis­mo. Por eso, es ne­ce­sa­rio pre­pa­rar­se des­de aho­ra pa­ra lu­cir­las es­plén­di­das.

Buenas Ideas - - Belleza -

La ma­yo­ría de las mu­je­res du­ran­te el in­vierno se re­la­ja con res­pec­to al cui­da­do de sus pier­nas ya que acos­tum­bran a usar pren­das de ves­tir que las cu­bren por com­ple­to. Pe­ro cuan­do lle­ga la pri­ma­ve­ra hay que des­cu­brir­las y lu­cir­las sua­ves y tersas. Pa­ra con­se­guir­lo, lo más im­por­tan­te es ex­fo­liar e hi­dra­tar la piel.

La ex­fo­lia­ción se ha­ce dos ve­ces por se­ma­na con pro­duc­tos es­pe­cí­fi­cos y con ele­men­tos pa­ra fro­tar co­mo es­co­bi­llas, guan­tes y es­pon­jas.

To­dos los días, du­ran­te el ba­ño, pue­de usar ja­bo­nes gour­met ca­rac­te­rís­ti­cos por sus pro­pie­da­des nu­tri­ti­vas y el ex­qui­si­to aro­ma que de­jan en la piel. Pue­de ele­gir aro­mas ta­les co­mo al­men­dras emo­lien­tes, miel ri­ca en vi­ta­mi­nas, cho­co­la­te nu­tri­ti­vo, de­li­cio­so dul­ce de le­che, en­tre otros. Un re­sul­ta­do tan sa­lu­da­ble co­mo sen­sual.

A la ho­ra del ba­ño es re­co­men­da­ble no sa­lir de la du­cha sin an­tes brin­dar­se un ma­sa­je sú­per re­la­jan­te en to­do el cuer­po con sa­les ex­fo­lian­tes que pue­den ser de al­men­dras y miel, de men­ta y eu­ca­lip­tus, de na­ran­ja y ca­ne­la, o de le­che y azú­car. Es­tas sa­les tie­nen un mag­ní­fi­co po­der re­la­jan­te, que lo­gra una ex­fo­lia­ción sua­ve e in­ten­sa. La apli­ca­ción del pro­duc­to en agra­da­bles ma­sa­jes cir­cu­la­res so­bre la piel hú­me­da eli­mi­na las cé­lu­las muer­tas y ac­túa so­bre la su­cie­dad, al mis­mo tiem­po que me­jo­ra la cir­cu­la­ción y da ener­gía.

Una vez que la piel es­tá lim­pia e hi­dra­ta­da, se pue­de dis­fru­tar de la apli­ca­ción de cre­mas ri­cas en vi­ta­mi­nas que es­ti­mu­lan el co­lá­geno, to­ni­fi­can y re­afir­man los te­ji­dos, ade­más de me­jo­rar vi­si­ble­men­te la apa­rien­cia de la piel. Las cre­mas con efec­to dre­nan­te que in­cor­po­ran vi­ta­mi­nas C y E for­ta­le­cen las ve­nas y los ca­pi­la­res y es­ti­mu­lan la cir­cu­la­ción.

Co­mo tra­ta­mien­to ul­tra efec­ti­vo se re­co­mien­dan las man­te­cas hi­dra­tan­tes de co­co, al­men­dras o le­che, es­pe­cial­men­te in­di­ca­das pa­ra aque­llos lu­ga­res que ne­ce­si­tan una aten­ción es­pe­cial: se­que­dad en las pier­nas, ta­lo­nes, co­dos, plan­ta de los pies.

To­dos es­tos son ri­tua­les de ba­ño que ayu­dan a sen­tir­se bien, de­jar atrás el frío y pre­pa­rar la piel pa­ra la pri­ma­ve­ra, con re­sul­ta­dos muy vi­si­bles en po­co tiem­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.