CO­MO CON­SER­VAR LOS QUE­SOS

Buenas Ideas - - Decoración | Hogar -

A la ho­ra de efec­tuar la com­pra, tra­te en lo po­si­ble de no ad­qui­rir una can­ti­dad ma­yor a la que va a con­su­mir en dos o tres días. Una vez que lle­ve el que­so a su ca­sa, de­be cui­dar­lo del ca­lor en ex­ce­so -ya que lo de­te­rio­ra- y de las co­rrien­tes de ai­re -por­que lo ha­cen vul­ne­ra­ble a las bac­te­rias-. Lo ideal es que lo con­ser­ve en un am­bien­te fresco y hú­me­do. Si lo va a co­lo­car en la he­la­de­ra, pro­cu­re que el frío no sea ex­ce­si­vo. En cuan­to al en­vol­to­rio, el pa­pel en­ce­ra­do o el de alu­mi­nio son las me­jo­res op­cio­nes. No le con­vie­ne po­ner jun­tos que­sos de di­ver­so ti­po, de­bi­do a que los más sua­ves po­drían ab­sor­ber el ca­lor de los más fuer­tes. Res­pec­to al tiem­po de al­ma­ce­na­do, ten­ga en cuen­ta que los de pas­ta blan­da sue­len de­te­rio­rar­se an­tes que los de pas­ta du­ra, y por eso de­be con­su­mir­los pri­me­ro. Un tru­co pa­ra que du­ren más con­sis­te en cam­biar­les re­gu­lar­men­te el pa­pel que los en­vuel­ve. Una úl­ti­ma con­si­de­ra­ción es la re­fe­ren­te al con­ge­la­do. En reali­dad, no es una ac­ción con­ve­nien­te por­que afec­ta a la calidad del pro­duc­to, pe­ro si no le que­da otra op­ción, re­cuer­de que los de pas­ta du­ra tie­nen ma­yor re­sis­ten­cia que los blan­dos. Ra­llar­los an­tes de su uti­li­za­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.