LOS BE­NE­FI­CIOS DE AÑA­DIR CAL A LA TIE­RRA

Buenas Ideas - - Jardinería -

Tal vez, las per­so­nas que se aca­ben de in­tro­du­cir en el mun­do de la jar­di­ne­ría des­co­noz­can la im­por­tan­cia de la cal en un sue­lo y los be­ne­fi­cios que es­te ele­men­to pue­de apor­tar a la tie­rra. Pa­ra que no le que­de la menor du­da de có­mo pue­de me­jo­rar el sus­tra­to la cal a con­ti­nua­ción se enu­me­ran sus prin­ci­pa­les be­ne­fi­cios:

-Es una ex­cep­cio­nal ayu­da pa­ra neu­tra­li­zar la aci­dez de al­gu­nos sue­los. Al­go muy im­por­tan­te por­que los ejem­pla­res pue­den no desa­rro­llar­se de­bi­do a la ex­ce­si­va aci­dez del sus­tra­to. Por es­te mo­ti­vo es muy re­co­men­da­ble co­no­cer es­te de­ta­lle que, a ve­ces, se omi­te en­tre los cui­da­dos que re­quie­re el ejem­plar.

-Me­jo­ra la es­truc­tu­ra de los sue­los, so­bre to­do de los ar­ci­llo­sos, los ha­ce me­nos com­pac­tos y los ahue­ca, fa­ci­li­tan­do que pue­dan ab­sor­ber el agua del rie­go o de la llu­via.

-La cal apor­ta un nu­trien­te fun­da­men­tal pa­ra cual­quier plan­ta co­mo lo es el cal­cio. Así que es una for­ma de aña­dir ali­men­to a las raí­ces sin em­plear pro­duc­tos es­pe­cí­fi­cos o abo­nos, al­go muy útil si de­sea te­ner un jar­dín o un huer­to eco­ló­gi­co, en el que no em­plee ni pes­ti­ci­das, que al­te­ren el sabor de los ali­men­tos, ni abo­nos.

-Ac­túa co­mo un buen an­ti­pa­rá­si­tos, pues­to que re­pe­le a las ba­bo­sas y a las oru­gas, ade­más de ser un ele­men­to que com­ba­te otras en­fer­me­da­des. De es­te mo­do, me­dian­te su uti­li­za­ción, po­dre­mos pres­cin­dir del em­pleo de pes­ti­ci­das.

-Tam­bién ayu­da a li­be­rar y a ha­cer más asi­mi­la­bles los nu­trien­tes que con­tie­ne el hu­mus.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.