EL PO­DER DE LAS NA­RAN­JAS

Con el frío lle­ga la tem­po­ra­da de las na­ran­jas, uno de los cí­tri­cos más sa­bro­sos.

Buenas Ideas - - Hogar Trucos -

Ri­ca en vi­ta­mi­na C y una bue­na fuen­te de po­ta­sio, cal­cio y mag­ne­sio, la na­ran­ja es uno de los cí­tri­cos "es­tre­lla" cuan­do se ha­bla de ali­men­tos an­ti­bió­ti­cos. Por­que su con­su­mo for­ta­le­ce los va­sos san­guí­neos, las mu­co­sas y los te­ji­dos in­ter­nos. Po­ten­cia la fun­ción del sis­te­ma in­mu­ni­ta­rio. Al igual que el li­món, al­ca­li­ni­za la san­gre. Es muy útil pa­ra los ca­sos de as­ma, pre­sión esión san­guí­nea ba­ja y pro­ble­mas de co­ra­zón o hí­ga­do. Eli­mi­na to­xi­nas del or­ga­nis­mo. Con­vie­ne to­mar­la re­cién ex­pri­mi­da pa­ra que no pier­da sus vi­ta­mi­nas. Es un po­de­ro­so ali­men­to con­tra las in­fec­cio­nes por­que au­men­ta el nú­me­ro, la vi­da y la ca­pa­ci­dad de los gló­bu­los gló blan­cos de la san­gre, im­pres­cin­di­bles imp pa­ra eli­mi­nar los lo gér­me­nes. Di­fi­cul­ta el desa­rro­llo d de los vi­rus en el or­ga­nis­mo o por­que con­tien ne fla­vo­noi­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.