EL ORI­GEN DEL BOR­DA­DO

¿Sa­bía que en sus ini­cios era una prác­ti­ca am­plia­men­te ex­ten­di­da en­tre los hom­bres?

Buenas Ideas - - Hogar Belleza -

L Los co­mien­zos de es­ta téc­ni­ca se r re­mon­tan a tiem­pos muy an­ti­guos. E En el Im­pe­rio Bi­zan­tino fue desarrol lla­do pa­ra ador­nar las ves­ti­men­tas d de los exar­cas (go­ber­na­do­res re­sid den­tes en Rá­ve­na). Pos­te­rior­men­te, r re­co­no­ci­dos ar­tis­tas co­mo San­dro B Bot­ti­ce­lli crea­ban car­to­nes pa­ra los maes­tros bor­da­do­res de s sus s tiem­pos tiem­pos. Ll Lle­ga­do el si­glo XV, en Flo­ren­cia los bor­da­do­res es­ta­ban ins­crip­tos en la cor­po­ra­ción “Ar­te de la se­da”. Cu­rio­sa­men­te, los que for­ma­ban par­te de ella eran to­dos hom­bres y ser un miem­bro era si­nó­ni­mo de pro­fe­sio­na­li­dad. En In­gla­te­rra, du­ran­te el man­da­to de Isa­bel I, las más fa­mo­sas cor­po­ra­cio­nes de bor­da­do­res eran pre­do­mi­nan­te­men­te mas­cu­li­nas. ¿Có­mo lle­gó a con­ver­tir­se en un tra­ba­jo fe­me­nino? Cuan­do fue tras­la­da­do al ám­bi­to de los con­ven­tos. Aun­que en la ac­tua­li­dad se tra­ta de un pa­sa­tiem­po ma­yor­men­te vin­cu­la­do con las mu­je­res, es in­tere­san­te re­cor­dar que, en sus ini­cios, la si­tua­ción era muy di­fe­ren­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.