COM­BA­TIR EL ESTRES DE FIN DE AÑO

A es­ta al­tu­ra del año, don­de to­do pa­re­cie­ra ir más rá­pi­do, don­de la sen­sa­ción ge­ne­ral es de corrida, pa­re­cie­ra que no só­lo se ter­mi­na el año sino que... ¡se ter­mi­na el mun­do! Có­mo com­ba­tir esa sen­sa­ción de es­trés y an­gus­tia.

Buenas Ideas - - Belleza | Manualidad­es - Ase­so­ró la Lic. Gi­se­la Holc.

Ve­ni­mos de un año lleno de obli­ga­cio­nes, com­pro­mi­sos y nos en­con­tra­mos ver­da­de­ra­men­te can­sa­dos. Sin ser es­to su­fi­cien­te nos es­pe­ran aún días in­ten­sos de cie­rres de ba­lan­ce, reunio­nes, exá­me­nes fi­na­les, even­tos so­cia­les y di­ciem­bre se trans­for­ma así en un caos. El mun­do gi­ra y pa­re­cie­ra que des­de atrás nos vie­nen co­rrien­do. En me­dio de es­te clima ge­ne­ral de es­trés y al­bo­ro­to mu­chas per­so­nas sien­ten co­lap­sar. Tan­to adul­tos co­mo ni­ños es­tán ten­sos, ago­bia­dos, tan­to con ma­les­tar fí­si­co (pro­ble­mas gás­tri­cos, ta­qui­car­dias, do­lo­res de ca­be­za, do­lo­res mus­cu­la­res, etc.) co­mo emo­cio­na­les (ga­nas de llo­rar, irri­ta­ción, sen­si­bi­li­dad, di­fi­cul­tad pa­ra con­cen­trar­se, en­tre otros). Tan­to el cuer­po co­mo el es­ta­do emo­cio­nal nos dan in­di­cios que de­be­mos sa­ber in­ter­pre­tar, de­co­di­fi­car y aten­der. No hay que es­pe­rar a en­fer­mar pa­ra pa­rar. Des­can­sar y des­pe­jar­se son alia­dos de la sa­lud. No de­be­mos mi­ni­mi­zar la im­por­tan­cia de la re­la­ja­ción y el tiem­po de ocio en mo­men­tos de es­trés y ten­sión, ya que am­bos ayu­dan a re­cu­pe­rar­se. Apro­ve­che­mos las fies­tas pa­ra brin­dar por un año me­jor, con po­si­bi­li­da­des de cam­biar y cre­cer, pe­ro tam­bién con la ex­pec­ta­ti­va de per­ma­ne­cer y man­te­ner, por­que en lo que con­ti­núa es­tá la sen­sa­ción de iden­ti­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.