LOS EFEC­TOS DEL TA­BA­CO EN EL OR­GA­NIS­MO

Lea es­tos da­tos y aban­do­ne ya mis­mo el há­bi­to del ci­ga­rri­llo.

Buenas Ideas - - Salud Tips -

• Va­sos san­guí­neos: el ci­ga­rri­llo au­men­ta la pre­sión san­guí­nea, es­tre­cha los va­sos e in­cre­men­ta el co­les­te­rol que se de­po­si­ta en sus pa­re­des in­ter­nas, en­tor­pe­cien­do la co­rrec­ta cir­cu­la­ción.

• Pul­mo­nes: son mu­chos los quí­mi­cos in­ha­la­dos al fu­mar un ci­ga­rri­llo y son con­si­de­ra­dos co­mo los prin­ci­pa­les agen­tes can­ce­rí­ge­nos. Otro com­po­nen­te co­mo el al­qui­trán, ex­cep­tuan­do el 30 por cien­to que se ex­ha­la, que­da re­te­ni­do en mi­llo­nes de go­ti­tas mi­cros­có­pi­cas que pe­ne­tran en las cé­lu­las y di­fi­cul­tan el me­ca­nis­mo de la res­pi­ra­ción y su fun­ción de lim­pie­za del cuer­po. Los fu­ma­do­res se agi­tan, sue­len que­dar­se sin alien­to y son pro­cli­ves a pa­de­cer de en­fi­se­ma pul­mo­nar.

• Co­ra­zón: la ni­co­ti­na es res­pon­sa­ble del au­men­to de la fre­cuen­cia car­día­ca, la pre­sión san­guí­nea, pro­du­ce adre­na­li­na y au­men­ta los de­pó­si­tos de gra­sa.

• San­gre: los gló­bu­los ro­jos ab­sor­ben el mo­nó­xi­do de car­bono del hu­mo del ci­ga­rri­llo dis­mi­nu­yen­do de ese mo­do su ca­pa­ci­dad de ab­sor­ber oxí­geno pa­ra oxi­ge­nar to­do el or­ga­nis­mo.

• Múscu­los: gra­cias a la ac­ción del ci­ga­rri­llo es­tos pier­den fuer­za, re­sis­ten­cia y to­ni­ci­dad por la ma­la irri­ga­ción de la san­gre.

• Ce­re­bro: la ni­co­ti­na lle­ga al ce­re­bro ape­nas unos se­gun­dos des­pués de ha­ber da­do la pri­me­ra pi­ta­da. Los efec­tos so­bre el sis­te­ma ner­vio­so son com­ple­jos, pe­ro en­tre los más co­no­ci­dos se en­cuen­tran la es­ti­mu­la­ción, la irri­ta­ción, la re­la­ja­ción, la de­pre­sión y me­jo­ra­mien­to de la me­mo­ria.

• Es­tó­ma­go: el ci­ga­rri­llo in­cre­men­ta la can­ti­dad de áci­do es­to­ma­cal, lo que de­ri­va en úl­ce­ras.

• Bo­ca, la­rin­ge, fa­rin­ge y gar­gan­ta: las sus­tan­cias con­te­ni­das en el ci­ga­rri­llo irri­tan el re­ves­ti­mien­to in­terno de la ca­vi­dad bu­cal, au­men­tan­do el ries­go de pa­de­cer cán­cer en esa zo­na, así co­mo en la la­rin­ge y fa­rin­ge.

• Va­rios: Ade­más de to­dos los da­ños men­cio­na­dos, el ci­ga­rri­llo pro­vo­ca dis­mi­nu­ción del ape­ti­to se­xual; pro­du­ce re­se­ca­mien­to, de­co­lo­ra­ción y arru­gas en la piel; in­fla­ma las cuer­das vo­ca­les, ge­ne­ra tos y fle­mas re­cu­rren­tes, di­ver­sos tras­tor­nos res­pi­ra­to­rios co­mo bron­quio­li­tis, an­gi­nas de pe­cho y agra­va­mien­to de las dis­tin­tas car­dio­pa­tías.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.