EL NEORROMANTICISMO

Es­te es­ti­lo, ca­da vez más de mo­da, re­em­pla­za los co­lo­res ro­sas y los blan­cos por to­nos más re­car­ga­dos co­mo el mo­ra­do y el co­ral. Tips pa­ra in­cor­po­rar­lo a una ha­bi­ta­ción.

Buenas Ideas - - Deco Moda -

An­te­rior­men­te, los co­lo­res pre­do­mi­nan­tes pa­ra una de­co­ra­ción ro­mán­ti­ca eran los ro­sas y los blan­cos, to­do ador­na­do con pe­que­ñas flo­res in­gle­sas. Pe­ro ac­tual­men­te las ten­den­cias han cam­bia­do. Aho­ra se usa el neorromanticismo. Al­gu­nos tips pa­ra adop­tar­lo:

-Aho­ra se su­gie­ren los co­lo­res más re­car­ga­dos: mo­ra­do, par­ma, tur­que­sa, co­ral, gris per­la­do y blan­co. El blan­co se si­gue uti­li­zan­do, sí. Pe­ro aho­ra hay que mul­ti­pli­car las tex­tu­ras. Uti­li­zar el lino es­pe­so, ador­nos trans­pa­ren­tes li­ge­ros, de en­ca­jes. Ade­más, ju­gar con los mo­ti­vos: ra­yas (lar­gas y an­chas), for­mas geo­mé­tri­cas, flo­res enor­mes, por ejem­plo.

-Ac­ce­so­rios: pan­ta­llas de en­ca­je o lám­pa­ras de ca­be­ce­ra cris­ta­li­nas o se­mi­trans­pa­ren­tes son dos ti­pos de ac­ce­so­rios muy a la mo­da y que en­ca­jan per­fec­ta­men­te con el am­bien­te. Las ces­tas con flo­res tam­bién ayu­da­rán a al­can­zar ese ai­re ro­mán­ti­co que se bus­ca. Tam­bién se pue­den in­cluir plu­mas va­po­ro­sas y li­ge­ras, co­sién­do­las o en­gan­chán­do­las con al­fi­le­res a los ador­nos trans­pa­ren­tes. Las cin­tas sa­ti­na­das son tam­bién idea­les. Se pue­den usar cin­tas de di­fe­ren­tes an­chu­ras y mo­ti­vos y aña­dir­las en las puer­tas, en la có­mo­da, en la ca­be­ce­ra de la ca­ma, anu­dar con ellas las cor­ti­nas. ¡Usar­las por to­da la ha­bi­ta­ción es un gran se­cre­to!

-Un ele­men­to muy chic y que que­da ideal es un biom­bo. Ade­más, se pue­de col­gar en él uno o dos de los ves­ti­dos más bo­ni­tos pa­ra dar­le aún más to­que chic.

-En cuan­to a la ca­ma, la ideal pa­ra es­te es­ti­lo es una con bal­da­qui­nes que se en­ga­la­ne con ador­nos trans­pa­ren­tes y blan­cos es­pu­mo­sos. -Pa­ra las pa­re­des de la ha­bi­ta­ción y co­mo ele­men­tos de­co­ra­ti­vos se pue­den po­ner ma­ri­po­sas o pá­ja­ros au­to­ad­he­si­vos. Los stic­kers es­tán muy de mo­da. Ele­men­tos de me­nos ten­den­cia, pe­ro que van per­fec­ta­men­te con la de­co­ra­ción ro­mán­ti­ca son los es­pe­jos. Col­gar va­rios es­pe­jos, de for­mas y ta­ma­ños di­fe­ren­tes por las pa­re­des. Es­tos pue­den es­tar en­mar­ca­dos o no.

“Tal vez no era pen­sar, la fór­mu­la, el se­cre­to, sino amar­se y amar, per­di­da, in­ge­nua­men­te".

Ida Vi­la­ri­ño

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.