VI­VIR EN ARMONIA

La con­vi­ven­cia en­tre dos per­so­nas nun­ca es fá­cil pe­ro siem­pre va­le la pe­na in­ten­tar me­jo­rar el víncu­lo.

Buenas Ideas - - Belleza | Adolescent­es -

Al­gu­nos se­cre­tos pa­ra lo­grar una pa­re­ja fe­liz:

Pa­ra que la re­la­ción no se mar­chi­te hay que: sa­ber en­con­trar un pun­to me­dio en una dis­cu­sión, te­ner pa­cien­cia, co­mu­ni­ca­ción y com­pro­mi­so, ha­blar de los con­si­de­ra­dos pro­ble­mas an­tes de que sur­jan, ser ge­ne­ro­so, te­ner sen­ti­do del hu­mor y amor por la fa­mi­lia, sa­ber de­cir “lo sien­to”, acep­tar las di­fe­ren­cias, ser afec­tuo­sos, ha­cer­se mi­mos y desear­se siem­pre las bue­nas no­ches (aun­que es­tén mo­les­tos por al­gu­na co­sa). El po­der de lo co­ti­diano. Las ta­reas más no­ta­bles, aun­que pa­rez­can ton­tas, se cons­tru­yen so­bre la ba­se de la co­ti­dia­nei­dad. Sin los años de com­pro­mi­so nun­ca lle­ga el mo­men­to de los gran­des lo­gros, cons­trui­dos en ba­se a una in­fi­ni­dad de ac­cio­nes, mi­nu­to a mi­nu­to, con el otro.

Ver po­si­bi­li­da­des don­de otros ven obs­tácu­los. En to­das las re­la­cio­nes hay de­bi­li­da­des que se­pa­ran y fuer­zas que unen, que son las que ha­cen va­ti­ci­nar su éxi­to o fra­ca­so. Po­ner­le más ener­gía a las po­si­ti­vas, pres­tar­les aten­ción, for­ta­le­ce­rá a la pa­re­ja. Ra­ra vez la so­lu­ción es no ha­cer na­da. Cuan­do no sa­be­mos la res­pues­ta o qué ha­cer fren­te a la si­tua­ción ha­ce­mos ca­so omi­so. No pres­tar­le aten­ción al pro­ble­ma pue­de ser­vir en el mo­men­to, pe­ro no es la so­lu­ción. Prés­te­les aten­ción po­nien­do la mis­ma ha­bi­li­dad que de­po­si­ta pa­ra que las de­más co­sas que le im­por­tan se so­lu­cio­nen.

Fuen­te: 100 se­cre­tos de las pa­re­jas fe­li­ces, de Da­vid Ni­ven, psi­có­lo­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.