CON­SE­JOS PA­RA UN BUEN INI­CIO DE CLA­SES

Buenas Ideas - - Salud - Ase­so­ró: Dra. Ce­ci­lia Avan­ci­ni, mé­di­ca pe­dia­tra y Je­fa de Pe­dia­tría de Vit­tal

El co­mien­zo del ci­clo lec­ti­vo con­lle­va cam­bios en el ho­gar, por­que lue­go del re­ce­so de ve­rano, don­de mu­chas ve­ces los ho­ra­rios de los chi­cos se fle­xi­bi­li­zan, es ho­ra de re­to­mar la ru­ti­na. En pri­mer lu­gar, es fun­da­men­tal que los chi­cos res­pe­ten el mo­men­to del sue­ño (cum­plir al me­nos 8 ho­ras de des­can­so) pa­ra que pue­dan ren­dir du­ran­te la jor­na­da es­co­lar y te­ner ener­gía y áni­mos de apren­der.

Otro pun­to cen­tral son los há­bi­tos de hi­gie­ne, que de­ben sur­gir en el ho­gar pa­ra tras­la­dar­se al co­le­gio. Que los ni­ños en­tien­dan que tie­nen que la­var­se las ma­nos an­tes de co­mer y des­pués de ir al ba­ño es esen­cial pa­ra evi­tar la trans­mi­sión de en­fer­me­da­des.

Res­pec­to a la sa­lud de nues­tros hi­jos, re­vi­sar la li­bre­ta de va­cu­na­ción jun­to a su pe­dia­tra es in­dis­pen­sa­ble. La , de­ta­lla que los chi­cos y chi­cas de 5-6 años (in­gre­so a la pri­ma­ria) de­ben apli­car­se tres vacunas: la Sabin, la Tri­ple Vi­ral y la Tri­ple Bac­te­ria­na, do­sis de re­fuer­zo ne­ce­sa­ria pa­ra que el or­ga­nis­mo ge­ne­re de­fen­sas con­tra la po­lio­mie­li­tis, el sa­ram­pión, la ru­béo­la, las pa­pe­ras (pa­ro­ti­di­tis), la dif­te­ria, la tos con­vul­sa y el té­ta­nos. To­das es­tas vacunas son gra­tui­tas y obli­ga­to­rias.

A su vez, los chi­cos de 11 años de­ben apli­car­se un re­fuer­zo de la Tri­ple Bac­te­ria­na Ace­lu­lar pa­ra ga­ran­ti­zar la in­mu­ni­dad con­tra la dif­te­ria, la tos con­vul­sa y el té­ta­nos, y tam­bién la Va­cu­na con­tra VPH ( Virus del pa­pi­lo­ma hu­mano) pa­ra ni­ñas y ni­ños con el ob­je­ti­vo de pre­ve­nir el cáncer de cue­llo ute­ri­no, y otros cán­ce­res de lo­ca­li­za­ción anoge­ni­tal. Con re­la­ción a la in­mu­ni­za­ción con­tra la He­pa­ti­tis B, An­tihe­pa­ti­tis A y la Tri­ple Vi­ral, hay que che­quear en el car­net de va­cu­na­ción si fue­ron re­ci­bi­das las do­sis an­te­rio­res pa­ra com­ple­tar los es­que­mas de va­cu­na­ción.

Ade­más, es ne­ce­sa­rio ha­cer con­tro­les of­tal­mo­ló­gi­cos pa­ra ga­ran­ti­zar el buen ren­di­mien- “Los pro­fe­sio­na­les mé­di­cos in­sis­ti­mos en la re­le­van­cia de una bue­na ali­men­ta­ción den­tro y fue­ra de la ca­sa, por eso acon­se­ja­mos que los alum­nos lle­ven vian­das sa­lu­da­bles y les re­cor­da­mos a los adul­tos que el desa­yuno es cla­ve pa­ra que los pe­que­ños pue­dan ren­dir en las ho­ras si­guien­tes”, ex­pli­ca la Dra. Avan­ci­ni, quien des­ta­ca que los ni­ños tie­nen al­tos re­que­ri­mien­tos nu­tri­cio­na­les, de­bi­do a que se en­cuen­tran en etapas de cre­ci­mien­to y desa­rro­llo por lo que se re­co­mien­da la com­bi­na­ción de ali­men­tos de dis­tin­tos gru­pos pa­ra apor­tar to­dos los nu­trien­tes que ellos ne­ce­si­tan co­mo car­nes y hue­vos, lác­teos (que­sos, yo­gur y pos­tre­ci­tos), fru­tas y hor­ta­li­zas, y ce­rea­les, le­gum­bres y de­ri­va­dos.

Hay for­mas sim­ples de in­cor­po­rar es­tos pro­duc­tos. En el ca­so de las fru­tas, las más fá­ci­les de trans­por­tar son la ba­na­na y la man­za­na bien la­va­das pa­ra in­ge­rir co­mo pos­tre. Pa­ra su­mar más ver­du­ras, un buen tip es agre­gar a los sánd­wi­ches le­chu­ga y to­ma­te, o guar­ni­cio­nes de ve­ge­ta­les cru­dos o co­ci­dos pa­ra acom­pa­ñar las car­nes. Asi­mis­mo, za­pa­lli­tos, es­pi­na­ca o papa se pue­den con­su­mir en for­ma­to de tar­tas o tor­ti­llas. En­viar una bo­te­lli­ta de agua es igual­men­te im­por­tan­te, así co­mo pen­sar en snacks sa­lu­da­bles con po­co con­te­ni­do de gra­sa y azú­car (ba­rri­tas de ce­real, tu­rro­nes de ma­ní, pa­sas de uva o fru­tas se­cas).

En cuan­to al ar­ma­do de la mo­chi­la, es cla­ve la bue­na elec­ción pa­ra evi­tar tras­tor­nos y mo­les­tias. Pa­ra eso, el al­to de la mis­ma no de­be su­pe­rar los hom­bros del ni­ño que la va a car­gar cuan­do es­té sen­ta­do y el an­cho tam­po­co no de­be ser ma­yor que sus hom­bros. El pe­so de la car­ga no tie­ne que so­bre­pa­sar nun­ca el 10 % del pe­so del alumno.

La Pe­dicu­losis es un mal que aque­ja a gran par­te de la po­bla­ción in­fan­til. En es­te sen­ti­do, los pa­dres de­ben man­te­ner una con­duc­ta cons­tan­te de pre­ven­ción, re­vi­san­do las ca­be­zas y pa­san­do el pei­ne fino re­gu­lar­men­te. Pa­ra evi­tar con­ta­giar­se, se re­co­mien­da que las ni­ñas asis­tan a cla­se con el pe­lo re­co­gi­do y si no se pu­do evi­tar la pro­pa­ga­ción, hay que utilizar pro­duc­tos in­di­ca­dos por el pe­dia­tra.

Por úl­ti­mo, es pri­mor­dial que los chi­cos reali­cen ac­ti­vi­dad fí­si­ca al me­nos tres ve­ces por se­ma­na y que ten­gan un es­pa­cio pa­ra ju­gar, ya que lo lú­di­co ayu­da al apren­di­za­je, cre­ci­mien­to e in­te­gra­ción so­cial.

to es­co­lar, y che­queos odon­to­ló­gi­cos, pa­ra una bue­na sa­lud bu­cal, que tie­ne que es­tar acom­pa­ña­da por el in­cen­ti­vo al há­bi­to del ce­pi­lla­do den­tal por par­te de pa­dres o tu­to­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.