Ca­ra­co­les en el ba­ño.

Con po­co di­ne­ro, pue­de re­no­var el as­pec­to de su ba­ño. Apli­que ca­ra­co­les so­bre las pa­re­des y pin­te de ma­ne­ra uni­for­me.

Buenas Ideas - - Sumario -

Ma­te­ria­les:

mol­des (ban­de­jas de cóc­tel de plás­ti­co)

• pol­vo de ye­so

• va­se­li­na en cre­ma

• are­na de río la­va­do o már­mol mo­li­do

• lá­tex

• cola pa­ra azu­le­jos

• ma­si­lla pa­ra jun­tas

• pin­tu­ra plás­ti­ca blan­ca ma­te­ria­les

• tin­tu­ras ne­gra y azul

• bro­chas

• pa­pel de li­ja de grano fino

• ti­je­ras o un des­tor­ni­lla­dor

• es­pá­tu­la den­ta­da

Pa­so a pa­so:

1- Es­tos mol­des son pe­que­ñas ban­de­jas de cóc­tel que se com­pran en casas de re­pos­te­ría. Pa­ra evi­tar que el ye­so se pe­gue, se em­ba­dur­na su in­te­rior con va­se­li­na en cre­ma.

2- Pa­ra mez­clar el ye­so, pue­de utilizar una bo­te­lla plás­ti­ca de agua, cor­ta­da por la mi­tad. Vier­ta en ella apro­xi­ma­da­men­te me­dio li­tro de agua y el su­fi­cien­te ye­so pa­ra que que­de en la su­per­fi­cie. Con es­ta can­ti­dad pue­de lle­nar unos cua­tro o cin­co mol­des.

3- Las pie­zas pue­den ser re­ti­ra­das del mol­de cuan­do ha­ya des­apa­re­ci­do la pe­lí­cu­la de agua que que­da so­bre el ye­so al fra­guar (des­pués de 15 mi­nu­tos). Cuan­do el ye­so es­té com­ple­ta­men­te se­co, gra­be unas mues­cas en la ca­ra que va a en­co­lar­se con unas ti­je­ras o el ex­tre­mo de un des­tor­ni­lla­dor. 4- Una vez de­ci­di­da la dis­po­si­ción de los ca­ra­co­les en la pa­red y mar­ca­do a lá­piz el con­torno de ca­da una de ellas, ex­tien­da cola de azu­le­jos con una es­pá­tu­la den­ta­da. Lue­go, hay que es­pe­rar unos mi­nu­tos has­ta que la cola se en­du­rez­ca li­ge­ra­men­te.

5- Pa­ra pe­gar los ca­ra­co­les, de­be pre­sio­nar­los con­tra la zo­na en­co­la­da con mo­vi­mien­tos gi­ra­to­rios, de ma­ne­ra que la cola pe­ne­tre en las mues­cas y se ad­hie­ra bien. Pa­sa­das dos o tres ho­ras, la cola es­ta­rá se­ca y pue­de se­llar las jun­tas la­te­ra­les con ma­si­lla, alla­nan­do los gru­mos con el de­do. 6- Con to­dos los ca­ra­co­les fir­me­men­te en­co­la­dos y se­lla­dos, co­mien­ce a pre­pa­rar la tex­tu­ra ver­tien­do lá­tex en una cu­be­te­ra con már­mol mo­li­do o are­na de río la­va­da. Los gra­nos no de­ben ser de­ma­sia­do fi­nos pa­ra evi­tar que se for­me una pas­ta. De­ben mez­clar­se bien la are­na y el lá­tex has­ta que no que­den gra­nos suel­tos.

7- Al ex­ten­der la tex­tu­ra, las acu­mu­la­cio­nes de are­na pue­den evi­tar­se fro­tan­do con la bro­cha en to­das di­rec­cio­nes. Es nor­mal que al ha­cer­lo se pue­dan des­pren­der al­gu­nos gra­nos, pe­ro si el lá­tex se es­cu­rre ha­cia aba­jo es se­ñal de que no se ha mez­cla­do bien o de que no hay su­fi­cien­te are­na.

8- El pri­mer co­lor es una mez­cla de pin­tu­ra plás­ti­ca mate bas­tan­te di­suel­ta en agua, unas go­tas de tin­tu­ra azul y una go­ta de ne­gra. La con­sis­ten­cia del co­lor de­be ser de una cre­mo­si­dad li­ge­ra.

9- Pue­de ex­ten­der el gris cuan­do el azul es­té to­da­vía un po­co hú­me­do pa­ra ob­te­ner in­tere­san­tes efec­tos de mez­cla y trans­pa­ren­cia. Si en al­gu­na zo­na el gris cu­bre de­ma­sia­do, pue­de re­ba­jar­lo re­pa­sán­do­lo con la bro­cha mo­ja­da en agua. 10- El to­que fi­nal con­sis­te en re­ve­lar el blan­co del ye­so con unas pa­sa­das sua­ves del pa­pel de li­ja de grano fino so­bre el re­lie­ve de los ca­ra­co­les, con­si­guien­do así un efec­to de en­ve­je­ci­do acor­de con el aca­ba­do ge­ne­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.