PLAN­TAS QUE PIER­DEN SU CO­LOR

Si las plan­tas de su ca­sa pier­den su co­lor ha­bi­tual, se­gu­ra­men­te ten­drá que re­gar­las más, apar­tar­las del sol y uti­li­zar pro­duc­tos pa­ra re­ver­de­cer­las.

Buenas Ideas - - Nutrición Hogar -

Si sus ejem­pla­res pre­sen­tan ho­jas ama­ri­llen­tas o de­co­lo­ra­cio­nes de­co­lo­ra­cio­ne im­por­tan­tes, es­ta­rán no­ti­fi­can­do que re­quie­ren req rie­gos más abun­dan­tes o una ma­yor ca­den­cia de rie­go, a así co­mo una me­nor ex­po­si­ción a lo los ra­yos del sol. Lo más re­com men­da­ble en es­tas oca­sio­nes e es re­ti­rar las flo­res y ho­jas mar­chi­tas o ama­ri­llen­tas pa­ra ev evi­tar que la plan­ta mal­gas­te los n nu­trien­tes que ad­quie­ra, en re­viv re­vi­vir es­tas par­tes en lu­gar de en c cre­cer y flo­re­cer. De es­ta for­ma el ejem ejem­plar po­drá en­con­trar­se en me­jo­res con con­di­cio­nes pa­ra ha­cer fren­te a las pla­gas. La de­co­lo­ra­ción tam­bién pue­de apa­re­cer si la plan­ta no es ca­paz de ad­qui­rir d ii al­guno l d de los mi­cro­ele­men­tos ne­ce­sa­rios pa­ra rea­li­zar el pro­ce­so de fo­to­sín­te­sis, ge­ne­ral­men­te por­que el sus­tra­to so­bre el que se asien­ta ca­re­ce de él o se ha ago­ta­do. Si quie­re co­rre­gir es­tos pro­ble­mas de­be­rá abo­nar sus ejem­pla­res y uti­li­zar pro­duc­tos pa­ra re­ver­de­cer sus ho­jas. No obs­tan­te ten­ga en cuen­ta que el abono no es un pro­duc­to fi­to­sa­ni­ta­rio, sino de un com­ple­men­to nu­tri­cio­nal pa­ra el sus­tra­to, por lo que es ne­ce­sa­rio pri­me­ro aca­bar con la pre­sen­cia de pla­gas y lue­go pro­ce­der a abo­nar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.