CUI­DAR EL CUE­LLO

Nos ol­vi­da­mos con de­ma­sia­da fre­cuen­cia del cue­llo. Pe­ro al igual que el ros­tro, re­quie­re de aten­cio­nes es­pe­cia­les pa­ra evi­tar un en­ve­je­ci­mien­to pre­ma­tu­ro.

Buenas Ideas - - Cocina -

Es una de las zo­nas ol­vi­da­das de nues­tro cuer­po, por lo que de­be­mos brin­dra­le una pro­tec­ción es­pe­cial y es­me­ra­da. Ten­ga en cuen­ta es­tos tips y lo­gra­rá ex­ce­len­tes re­sul­ta­dos. * Un cui­da­do in­su­fi­cien­te pue­de pro­vo­car fla­ci­dez, así que pro­cu­re man­te­ner siem­pre una bue­na pos­tu­ra y rea­li­zar ejer­ci­cios con el cue­llo que fa­vo­rez­can la mus­cu­la­tu­ra de es­ta zo­na. * La piel que la re­cu­bre es más fi­na que el res­to de la ca­ra, así que de­be hi­dra­tar­la a dia­rio con una cre­ma que con­ten­ga un buen fil­tro so­lar, pues el sol des­tru­ye las fi­bras de co­lá­geno, en­car­ga­das de apor­tar­le la fir­me­za ne­ce­sa­ria.

Ex­fo­lie se­ma­nal­men­te es­ta zo­na, pa­ra eli­mi­nar las cé­lu­las muer­tas. Y no ol­vi­de que es im­pres­cin­di­ble el uso de un re­afir­man­te cor­po­ral, que brin­da­rá nu­tri­ción y to­ni­ci­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.