ODIO MI CUER­PO

Buenas Ideas - - Moda / Psicología - Fuen­te: Al­co

Al­gu­nas per­so­nas con­fun­den “acep­tar la ima­gen que se pro­yec­ta en el es­pe­jo” con “re­sig­nar­se a ello”. Por el con­tra­rio, acep­tar que es­tá muy del­ga­do o muy gor­do im­pli­ca te­ner una ima­gen rea­lis­ta del pro­pio cuer­po, y pue­de ser una gran mo­ti­va­ción pa­ra pe­dir ayu­da y po­ner­se en ac­ción pa­ra adel­ga­zar o su­bir de pe­so.

No es ló­gi­co pre­ten­der cam­biar una ma­la re­la­ción de años en po­cos días. Lle­va tiem­po y tra­ba­jo, re­pe­ti­ción de ac­tos, re­em­pla­zo de vie­jos há­bi­tos.

Si sue­le es­tar mu­cho tiem­po sen­ta­do, pá­re­se y me­jo­re su pos­tu­ra. Si sue­le es­tar mu­cho tiem­po pa­ra­do, ca­mi­ne.

Si ca­mi­nar es un buen há­bi­to pa­ra us­ted, bai­le.

No exis­te “una” re­gla, sino un con­jun­to de es­tra­te­gias que le per­mi­ti­rán es­ta­ble­cer una nue­va co­ne­xión con su cuer­po. Ob­sér­ve­se, prés­te­se aten­ción, en­fren­te las creen­cias erró­neas que tien­den a aso­ciar que tal o cual for­ma es “inacep­ta­ble”. Es­ca­pe de la aso­cia­ción “gor­do=se­den­ta­rio” o “ce­lu­li­tis=tra­je de bu­zo en la pla­ya”.

Un buen “uso” de su cuer­po es­tá re­la­cio­na­do con un me­jor fun­cio­na­mien­to, lo cual trae apa­re­ja­dos otros be­ne­fi­cios: un ma­yor cui­da­do, más aten­ción a sus ne­ce­si­da­des, me­jor re­la­ción con ésa que es, en de­fi­ni­ti­va, “su ca­sa”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.