Buenas Ideas

REMEDIOS CASEROS PARA PIES BELLOS

-

Los callos son una capa de piel endurecida gruesa que se forma por la excesiva presión o fricción en un área del pie. Generalmen­te se forman en áreas protuberan­tes. Pueden ser molestos y hasta dolorosos y pueden deberse a: problemas de postura, a que el peso del cuerpo no se sostiene de forma balanceada, a zapatos inadecuado­s, a no usar medias cuando se hace ejercicio y hasta a problemas de deformació­n en los huesos. Para curarlos, hay alternativ­as fáciles de preparar en casa.

Limón: colocar una rodaja de limón fresco en la zona dolorida y dejarlo actuar toda la noche.

Papaya: aplicar en la zona a tratar 1/2 cdita. de jugo de papaya cruda hasta 3 veces por día. El jugo es un irritante, lo que resulta muy útil en el tratamient­o de los callos.

Higos verdes: se utiliza el jugo lechoso que desprenden, ya que ayuda a que se ablanden los callos. Lo convenient­e es aplicar 1/2 cdita. del jugo de 2 a 3 veces por día.

Tiza: moler un pequeño pedazo de tiza, mezclar con agua y aplicar sobre la zona afectada.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina