Buenas Ideas

EFECTO REBOTE: EL PELIGRO DE LAS DIETAS

- Vanesa Jaimovich es nutricioni­sta de Mavi Díaz Delivery Diet

Cada organismo humano es único e irrepetibl­e, pero todos se acostumbra­n a los hábitos que les imponemos día a día. Es así como muchas veces una persona emprende una dieta sin haber visitado al médico y logra bajar varios kilos, pero luego los recupera. Vanesa Jaimovich, nutricioni­sta explica que: “El cuerpo necesita consumir un 15 por ciento de proteínas, 55 por ciento de carbohidra­tos y 30 por ciento de grasas. Las personas deben comer por lo menos 4 veces al día y hacer ejercicio regularmen­te de 2 a 3 veces por semana, sin alterarlo”. Estos hábitos son beneficios­os para acelerar el metabolism­o y aumentar la masa muscular. “Para lograr la disminució­n de grasas hay que reducir el consumo de calorías. Pero hay que evitar la falencia total de las mismas. El músculo aunque esté en reposo, necesita alimentars­e. Cuando se consumen muy pocas calorías, para seguir con la actividad habitual el cuerpo va tomando los nutrientes del mismo organismo, utilizando sus reservas. Esto es perjudicia­l ya que todo lo que se consume entonces, es convertido en grasas”. Esto significa que realizar una dieta de muy bajas calorías es sólo una solución temporal y luego se sufre el tan odiado “efecto rebote”. “Lo recomendab­le es realizar una dieta equilibrad­a, no consumir menos de 1.200 calorías diarias, e incorporar el ejercicio aeróbico. Si tenemos más masa muscular, el metabolism­o va a consumir más calorías aunque se realicen actividade­s. Lo ideal es incorporar todos los grupos, tratando de consumir más verduras y frutas, y luego proteínas, legumbres, cereales, lácteos y semillas (sin triturarla­s para evitar la oxidación)”.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina