Buenas Ideas

PARA QUE LA HORA DE DORMIR NO SEA UN PROBLEMA

Hay muchos motivos por los cuales un niño no quiere acostarse a dormir pero el más relevante es la falta de autoridad.

-

Cuando un padre le dice a su hijo “¿no creés que es hora de dormir?”, o lo deja quedarse levantado un rato más y la noche siguiente no lo deja repetir el permitido, le está dando la libertad de elegir cómo llevar los minutos previos a dormir. Se debe proceder con firmeza, el niño tiene que acostarse a una determinad­a hora todos los días, sin importar que haya visita en la casa o no tenga sueño. Si se adopta un horario específico, se creará una costumbre, ahorrando el regaño y el cansancio de dormirse tarde. Entonces, para poner en práctica:

A los más chicos les gusta tener un objeto que les de seguridad como una manta, un muñeco o un libro. Estos elementos reemplazan la ausencia de los padres en la habitación. Es importante que no se ría de ese hábito que utiliza el niño para poder facilitar el sueño, pero también debe regular el número de juguetes para que la elección no alargue el momento de acostarse.

Prepare la ropa del día siguiente para darle a su hijo la sensación de que concluyó el día.

Dibuje un reloj en una hoja y divida en partes lo que se hará antes de ir a dormir. Por ejemplo, tiempo de: comer, juegos de mesa, cuentos y finalmente dormir. Se puede hacer partícipe al niño de la creación de esta manualidad para que la acepte con ganas.

No deje de recordarle que está creciendo y felicítelo si logra dormirse diciéndole que es un “chico mayor”.

Mantenga al niño calmado. Evite los juegos que implican movimiento como guerra de almohadas o algún deporte. Cada noche debe haber un ritual compuesto por la higiene habitual, lectura, o música. Explíquele a su hijo los beneficios de dormir y descansar el cuerpo, y escuche sus miedos y/o angustias.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina